gTt-VIH

  1. La noticia del día

La PrEP reduciría la ansiedad por el miedo a contraer el VIH entre hombres gais y otros HSH que la toman

Un estudio australiano concluye que este hallazgo podría incluirse entre los beneficios de la PrEP a la hora de promocionarla y mejorar su aceptación

El uso de la profilaxis preexposición (PrEP) entre los hombres gais, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres (GBHSH) se asocia con una reducción de los niveles de ansiedad ante la posibilidad contraer el VIH. Este es el principal resultado de un estudio australiano publicado recientemente en la edición digital de la revista Journal of Adquired Immune Deficiency Syndromes.

Muchos hombres GBHSH experimentan ansiedad por el miedo a contraer el VIH, especialmente en las relaciones sexuales anales sin el uso del preservativo. Sin embargo, algunos hombres refieren experimentar ansiedad incluso en situaciones donde la transmisión del VIH no es posible como en el caso de las relaciones monógamas entre parejas sin el VIH o durante las relaciones sexuales con una pareja que tiene la carga viral indetectable.

Hasta el momento, varios estudios cualitativos han explorado los beneficios de utilizar la PrEP para reducir la ansiedad relacionada con el VIH, sin embargo, se dispone de pocos datos cuantitativos que lo confirmen. Por ello, con el fin de arrojar un poco más de luz sobre esta cuestión, investigadores del instituto Kirby en Australia llevaron a cabo un análisis donde contaron con los datos del estudio Flux (siglas en inglés de seguimiento de vidas en cambio).

Dicho estudio es un ensayo de cohorte prospectiva, observacional, de tipo abierto, realizado de manera digital y con cobertura nacional iniciado en 2015 donde se examina el uso de sustancias entre los GBHSH de Australia. En 2018 la encuesta incorporó preguntas relacionadas con la ansiedad por el miedo a adquirir el VIH.

En total 1.547 hombres sin el VIH completaron la encuesta. La edad media de los participantes fue de 37,1 años, la mayoría de ellos era predominantemente de etnia blanca, con estudios universitarios, vinculados con la comunidad gay y el 37% había utilizado la PrEP en los últimos 6 meses.

A los encuestados se les presentaron tres afirmaciones relacionadas con la preocupación por contraer el VIH y tuvieron que calificar, para cada afirmación, su grado de acuerdo o desacuerdo en una escala de seis puntos (en la que 1 sería ‘totalmente en desacuerdo’ y 6 ‘totalmente de acuerdo’).

En la primera afirmación "Después de haber mantenido relaciones sexuales a veces me preocupa haber realizado alguna conducta de riesgo" el 23% de los hombres respondieron estar de acuerdo o totalmente de acuerdo. En la segunda declaración “A veces me preocupo por el VIH antes de mantener relaciones sexuales" el 27% estuvo de acuerdo o totalmente de acuerdo y, en la última afirmación, “cuando tengo relaciones sexuales el VIH tiende a venirme a la mente” el 11% respondió estar de acuerdo o totalmente de acuerdo.

Las puntuaciones promedio para las tres afirmaciones fueron 3,2, 3,2 y 2,5 (en la escala de 6 puntos), respectivamente. Sumando las tres puntuaciones, el promedio fue de 8,9 puntos.

Los hombres que tenían una pareja estable reportaron un menor nivel de ansiedad (8 puntos) que aquellos que no tenían pareja estable (9,5 puntos). Asimismo, los participantes que refirieron practicar sexo anal receptivo sin preservativo con una pareja ocasional tuvieron mayor ansiedad (9,3 puntos) que aquellos que no lo hicieron (8,7). Las personas menores de 25 años tuvieron puntuaciones de ansiedad más elevadas (9,6 puntos) que los hombres de mayor edad.

Teniendo en cuenta la totalidad de los participantes, el nivel de ansiedad respecto al VIH no difirió en toda la cohorte. Posteriormente los investigadores hicieron un subanálisis para estudiar por separado aquellos hombres que cumplían los criterios de elegibilidad para usar la PrEP según las pautas australianas (n: 406) y los que no (n: 1.141).

El subanálisis mostró que los usuarios elegibles para recibir PrEP tenían una puntuación más baja en ansiedad (8,5 puntos) que aquellos que no lo serían (10,4 puntos). Tras ajustar los resultados por los posibles factores de confusión la diferencia, continuó siendo estadísticamente significativa (cociente de probabilidades ajustado [CPa]= 0,92; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 0,87-0,99; p <0,001), por lo que el uso de la PrEP se asoció de manera independiente con niveles más bajos de ansiedad relacionada con el VIH .

Hubo 280 hombres que no cumplieron criterios de elegibilidad para la PrEP pero que la habían estado utilizado recientemente. Su ansiedad por el VIH no fue inferior a la de sus compañeros.

Los investigadores del presente estudio concluyeron que estos hallazgos pueden tener implicaciones en la manera en que se promociona la PrEP y así mejorar su aceptación ya que además de evitar la infección por el VIH puede ayudar a reducir la ansiedad relacionada con el VIH y, por tanto, mejorar la calidad de vida de las personas que la utilicen.

Fuente: Aidsmap/ Elaboración propia ( gTt-VIH )

Referencia: Keen P et al. Use of HIV pre-exposure prophylaxis (PrEP) associated with lower HIV anxiety among gay and bisexual men in Australia who are at high risk of HIV infection: Results from the Flux Study. Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes, online ahead of print, 2019.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Consultas sobre tratamientos del VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30