gTt-VIH

  1. La noticia del día

AASLD: Grazoprevir/elbasvir y sofosbuvir sería una combinación altamente eficaz frente al genotipo 3 de la hepatitis C

Dicho genotipo es el que responde peor a los antivirales de acción directa

Según un estudio presentado en el 67 Encuentro Anual de la Asociación Americana para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas (AASLD, por sus siglas en inglés), celebrado recientemente en la ciudad de Boston (EEUU), un régimen triple a base de grazoprevir/elbasvir (Zepatier ®) y sofosbuvir (Sovaldi®) sin ribavirina lograría, en personas con el Virus de la Hepatitis C (VHC) de genotipo 3 y cirrosis hepática compensada, unas tasas de curación del 96% en aquellas sin experiencia en tratamientos y del 97% en las previamente tratadas.

La llegada de los antivirales de acción directa (DAA), permitiendo regímenes de tratamiento sin interferón, ha revolucionado durante los últimos años el tratamiento de la hepatitis C, que ha pasado a ser más corto, mejor tolerado y mucho más efectivo, con tasas de curación superiores al 90% (Véase La Noticia del Día 30-06-2016). Sin embargo, no todas las personas afectadas se benefician por igual. Al contrario de lo que sucedía con las terapias basadas en interferón pegilado, donde el genotipo 3 del VHC era de los que obtenía mejor respuesta al tratamiento, en el marco de las terapias de acción directa -libres de interferón- el genotipo 3 se ha revelado como el que peores tasas de curación obtiene (Véase La Noticia del Día 29-04-2015). Aproximadamente un tercio de las personas que viven con el virus de la hepatitis C presentan el genotipo 3.

En los estudios llevados a cabo con sofosbuvir y ribavirina, un tratamiento de 24 semanas en personas con VHC de genotipo 3 logró tasas de respuesta virológica sostenida a las 12 semanas de finalizar el tratamiento (RVS12, en la práctica clínica considerado sinónimo de curación) del 91% en personas sin cirrosis hepática, pero de tan solo el 68% entre aquellas con dicha condición.

Con el objetivo de poder ofrecer una alternativa más eficaz que las actualmente recomendadas, desde la Universidad Queen Mary de Londres (Inglaterra) se ha llevado a cabo un estudio de tipo abierto bajo el nombre C-ISLE para evaluar la combinación formada por grazoprevir (un inhibidor de la proteasa NS3/4a del VHC), elbasvir (inhibidor del complejo de replicación NS5A) y sofosbuvir (inhibidor de la polimerasa NS5B) con o sin ribavirina -tomada durante entre 8 y 16 semanas- en personas con genotipo 3 del VHC y cirrosis compensada naive (sin experiencia previa de tratamiento) o que ya habían tomado tratamiento con anterioridad.

El estudio contó con 100 participantes de los cuales dos terceras partes eran hombres, el 69% eran de etnia blanca, el 29 % eran asiáticos y la media de edad era de 53 años. El 53% del total había tomado interferón pegilado/ribavirina y la media de la carga viral del VHC antes de iniciar el tratamiento era de 6.2 log UI/mL. Los inscritos en el estudio tenía cirrosis compensada evaluada a través de biopsia hepática o pruebas elastográficas -FibroScan-, con una puntuación media de 25,4kPa (indicativa de cirrosis hepática). Los participantes no presentaban historia de descompensación hepática, pero sí niveles de albúmina, bilirrubina y plaquetas indicativos una función hepática limitada.

Los participantes fueron distribuidos de manera aleatoria a 5 grupos diferentes de tratamiento. Las personas naive recibieron grazoprevir/elbasvir y sofosbuvir con ribavirina durante 8 semanas o 12 semanas sin ribavirina. Los inscritos con experiencia previa en tratamientos recibieron grazoprevir/elbasvir con sofosbuvir con o sin ribavirina durante 12 semanas o sin ribavirina durante 16 semanas.

El criterio principal de valoración de la eficacia del tratamiento fueron las tasas de respuesta virológica sostenida a las 12 semanas de finalizar el tratamiento (RVS12, sinónimo de curación).

Entre los participantes naive, el 91% de los que tomaron grazoprevir/elbasvir y sofosbuvir con ribavirina durante 8 semanas (hubo dos casos de recidiva) y el 96% de los tratados 12 semanas sin ribavirina obtuvieron RVS12 (en el primer grupo hubo dos casos de recidiva y en el segundo la persona que no se curó no fue por causa de fracaso virológico).

Entre los inscritos con experiencia previa de tratamientos, la RVS12 fue del 100% a la semana 12 en el grupo de grazoprevir/elbasvir y sofosbuvir sin ribavirina, del 94% a la semana 12 en el brazo con ribavirina y del 94% en el grupo sin ribavirina tratado durante 16 semanas (con un caso de no curación en cada uno de los dos últimos brazos, no debidos a fracaso virológico).

Sin embargo, excluyendo a los 3 participantes que interrumpieron el tratamiento por razones distintas al fracaso virológico (pérdida en el seguimiento, revocación del consentimiento y efectos secundarios no relacionados con el tratamiento) la tasa de curación sería del 100% en todos los grupos excepto el de 8 semanas de tratamiento.

Una de las personas que experimentó recidiva tenía VHC con diversas mutaciones de resistencia (incluyendo la mutación Y93H) tanto al inicio del estudio como en el momento del fracaso, mientras que la otra presentaba VHC de genotipo salvaje.

La RVS12 fue del 98% tanto en la mitad de participantes que presentaba VHC con mutaciones de resistencia en el complejo NS5A como en la mitad que no .

En general el tratamiento se mostró seguro y bien tolerado. Los efectos adversos más frecuentes fueron fatiga, náuseas y erupción cutánea y fueron los participantes que tomaron ribavirina y los que tuvieron un tratamiento más prolongado los que mostraron un mayor número de efectos secundarios, así como aquellos de mayor gravedad.

A pesar de que existe preocupación por los efectos adversos que los inhibidores de la proteasa del VHC provocan en el hígado de las personas con cirrosis, no se han observado este tipo de problemas durante el estudio. Según los investigadores, resulta seguro tratar con los fármacos investigados a las personas en estadio B de enfermedad hepática según la escala de Child-Pugh, que indicaría deterioro de la función hepática pero no descompensación.

Los resultados del estudio son esperanzadores, pues muestran una combinación con alta eficacia en personas con el genotipo 3 del virus de la hepatitis C y cirrosis hepática, un subgrupo que es el último gran escollo para los antivirales de acción directa.

Fuente: Infohep/ Elaboración propia ( gTt-VIH )

Referencia: Foster GR., Agarwal K., Cramp M., et al. C-ISLE: Grazoprevir/Elbasvir plus Sofosbuvir in Treatment-naive and Treatment-experienced HCV GT3 Cirrhotic Patients Treated for 8, 12 or 16 weeks. 67th Meeting of the American Association for the Study of Liver Diseases: Liver Meeting 2016. Boston, November 11-15, 2016. Abstract 74 .

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Servicio de Consultas sobre Hepatitis Virales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30