gTt-VIH

  1. La noticia del día

Los inhibidores de la integrasa se asociarían a un mayor riesgo de padecer hipertensión arterial

Dicho mayor riesgo también se observaría con los inhibidores de la proteasa, pero no con los inhibidores de la transcriptasa inversa no análogos de nucleósido

Un amplio estudio internacional publicado en HIV Medicine ha concluido que las personas en tratamiento antirretroviral basado en inhibidores de la integrasa tendrían un riesgo significativamente superior de padecer hipertensión arterial al observado en personas en tratamientos basados en inhibidores de la transcriptasa inversa no análogos de nucleósido (ITINN). Este efecto negativo respecto a la tensión arterial también se observó en tratamientos basados en inhibidores de la proteasa. Otros factores de riesgo del desarrollo de hipertensión arterial fueron tener un historial de diagnóstico de sida, un recuento de CD4 inferior a 350 células/mm3, tener una edad más avanzada o padecer obesidad.

La hipertensión arterial es frecuente en personas mayores y en aquellas con sobrepeso. El tabaquismo, un alto consumo de alcohol, el uso de drogas o tener niveles de lípidos altos también son factores que incrementan el riesgo de padecer hipertensión arterial. En el contexto de la infección por el VIH, se estima que la hipertensión arterial afecta hasta a un tercio de las personas en tratamiento antirretroviral.

Aunque son numerosos los factores que condicionan el desarrollo de hipertensión arterial, tales como cambios a nivel metabólico o de tipo inflamatorio, en algunos estudios se había apuntado el impacto de los antirretrovirales, algo en lo que los investigadores quisieron profundizar a través de un ensayo clínico..

Para ello, contaron con participantes del conjunto de 17 cohortes de Europa y Australia conocido bajo el nombre de RESPOND. Dicho conjunto de cohortes cuenta con más de 32.000 participantes. Los criterios de inclusión fueron iniciar un tratamiento basado en dos inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido (ITIN) y un ITINN, un inhibidor de la integrasa o un inhibidor de la proteasa. Los participantes fueron seguidos entre enero de 2012 y enero de 2019. Se excluyó del análisis a aquellas personas que tomaban bictegravir (en Biktarvy®), doravirina (Pifeltro®) o cabotegravir (Vocabria®) por el bajo número de participantes en dichos regímenes. También se excluyó a aquellos participantes con hipertensión arterial al inicio del estudio o de quienes no se disponía de mediciones de la tensión arterial.

Un total de 4.606 personas se incluyeron en el análisis. El 73% eran hombres; el 69% eran de etnia blanca; el 50% eran hombres gais, bisexuales u otros hombres que practican sexo con hombres (GBHSH), el 33% eran heterosexuales y el 10% eran usuarios de drogas intravenosas. El 46% no tenían experiencia previa en tratamientos y el 54% cambiaron a un nuevo régimen antirretroviral durante el seguimiento. El único factor de riesgo cardiovascular prevalente entre los participantes fue el hábito tabáquico, que tenían el 38% de ellos. La mediana del recuento de CD4 era de 508 células/mm3 y la mediana de la edad era de 43 años.

El 68% de los participantes tomaban un inhibidor de la integrasa, el 17,5% un ITINN y el 13% un inhibidor de la proteasa. Los inhibidores de la integrasa más utilizados fueron dolutegravir en 1.929 participantes (Tivicay®, en Dovato®, Triumeq® y Juluca®); elvitegravir (en Stribild® y Genvoya®) y raltegravir (Isentress®). El ITINN más prescrito fue rilpivirina (Edurant®, en Odefsey® y Eviplera®) y el inhibidor de la proteasa más prescrito fue darunavir (Prezista®, en Rezolsta®). El 84% de los participantes que cambiaron de tratamiento lo hicieron a uno basado en un inhibidor de la integrasa y la mayoría provenían de un inhibidor de la proteasa.

La mediana de la presión arterial era de 120/78 mmHg y no difirió por causa del tratamiento seleccionado. Durante un promedio de seguimiento de 1,5 años, el 23% de los participantes desarrollaron hipertensión arterial, definida como dos mediciones consecutivas superiores a 140mmHg de presión sistólica o a 90mmHg de presión diastólica. También se consideró la presencia de hipertensión si se inició tratamiento farmacológico antihipertensivo.

Las personas en tratamiento con un inhibidor de la integrasa presentaron una incidencia de hipertensión superior en un 76% a la observada en aquellas con tratamientos basados en un ITINN (tasa de cociente de incidencias [IRR, en sus siglas en inglés]: 1,76; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 1,47-2,11). Al comparar los datos de quienes tomaban inhibidores de la integrasa con los de aquellas personas en tratamiento con inhibidores de la proteasa no se observaron diferencias significativas en la incidencia de hipertensión.

El análisis multivariable halló otros factores de riesgo de desarrollo de hipertensión arterial tales como un recuento de CD4 basal inferior a 350 células/mm3, tener una mayor edad, padecer diabetes, tener un índice de masa corporal superior a 30 Kg/m2, tener historial de diagnóstico de sida o no tener experiencia previa en tratamientos. A excepción de la edad, el resto de factores identificados tuvieron un papel como factor de riesgo muy inferior al del tratamiento antirretroviral.

Los investigadores están llevando a cabo un análisis para identificar si el aumento de riesgo de hipertensión podría ir mediado por el aumento de peso al que se ha asociado el uso de inhibidores de la integrasa en los últimos tiempos (véase La Noticia del Día 02/06/2021). De confirmarse, dicha asociación permitiría establecer un mecanismo de acción relativo al desarrollo de la hipertensión en estas personas y podría permitir el uso de medidas dietéticas o de estilo de vida para prevenirlo.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: Byonanebye DM et al. Incidence of hypertension in people with HIV who are treated with integrase inhibitors versus other antiretroviral regimens in the RESPOND cohort consortium. HIV Medicine, published online, 1 March 2022 (open access). DOI: https://doi.org/10.1111/hiv.13273

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Opciones de tratamiento de la dependencia de opiáceos para personas que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!