gTt-VIH

  1. La noticia del día

Tener un cociente bajo de CD4/CD8 se relaciona con un mayor riesgo de desarrollar cáncer en personas con el VIH

Un estudio estadounidense añade más evidencia sobre el potencial papel de dicho cociente como marcador pronóstico de riesgo de cáncer

Un marcador incluido en el hemograma que se realiza a las personas con el VIH en el seguimiento rutinario de la infección podría ayudar a identificar a aquellos pacientes en un mayor riesgo de desarrollar cáncer y, por lo tanto, que más se beneficiarían de intervenciones adicionales de cribado y prevención de diferentes tipos de cáncer. Esta es una de las conclusiones de un estudio estadounidense cuyos resultados han sido publicados en la revista Journal of the National Cancer Institute. Según los autores, la asociación entre tener un cociente bajo de CD4/CD8 y riesgo de cáncer vendría mediada por la inmunosenescencia, un factor que puede contribuir al exceso de riesgo observado en personas con el VIH.

A pesar del uso generalizado del tratamiento antirretroviral que permite la supresión y control del VIH y la recuperación inmunitaria, algunas personas con el VIH tienen un mayor riesgo de cáncer que la población general. Este exceso de riesgo vendría mediado por una activación inmunitaria y unos niveles de inflamación que, incluso en supresión viral, no sería posible controlar en algunas personas con el VIH. Por lo tanto, contar con biomarcadores que permitan identificar a los pacientes con el VIH en un mayor riesgo desarrollar cáncer y otras complicaciones resulta crucial en el cribado y prevención de estas enfermedades.

En el seguimiento clínico de las personas con el VIH, el hemograma incluye el recuento de los linfocitos CD4 (también llamadas ‘auxiliares’) y el de los CD8 (también conocidos como células T citotóxicas), para poder evaluar la salud del sistema inmunitario. Estos linfocitos actúan de forma conjunta para luchar frente a las infecciones y prevenir y eliminar las células que desarrollan cambios cancerosos. El hemograma también incluye la medición de cociente CD4/CD8. Aunque la proporción normal entre células CD4 y CD8 es de aproximadamente 2 a 1, este valor suele ser inferior en el caso de las personas con el VIH, lo que indica que hay muchas más células CD8 que CD4.

En personas de edad avanzada sin el VIH, la inversión del cociente CD4/CD8 (inmunosenescencia) es un predictor de enfermedades propias de la edad y de mortalidad. En pacientes con el VIH el cociente CD4/CD8 es un predictor independiente de sida y se ha postulado también como un potencial marcador del riesgo de padecer determinados tipos de cáncer y eventos no asociados a sida (véase La Noticia del Día 13/10/2021).

En pacientes en tratamiento antirretroviral, se ha observado que aquellos que normalizan el cociente CD4/CD8 (valores superiores a 1) presentan un perfil de marcadores de inflamación e inmunosenescencia muy parecido al de la población general. Por el contrario, aquellos con cociente CD4/CD8 persistentemente bajo (inferior a 0.4-0.5) muestran rasgos de inmunosenescencia muy marcados.

Con el objetivo de examinar si un cociente bajo de CD4/CD8 predice cáncer en personas con el VIH, los investigadores analizaron los datos de NA-ACCORD, el mayor consorcio de cohortes clínicas observacionales de personas con el VIH en EE UU y Canadá- Este estudio permitió comparar los datos de 83.893 personas con el VIH (con una mediana de edad de 43 años al entrar en la cohorte) reunidos a lo largo de 20 años, entre las que se diagnosticaron 5.628 casos de cáncer, incluyendo 755 casos de cáncer de pulmón, 501 de sarcoma de Kaposi, 497 de linfoma no de Hodgkin y 439 de cáncer anal. El estudio tuvo en cuenta todos los tipos de cáncer, desde los más frecuente entre la población general de EE UU (como, por ejemplo, el cáncer de colon) hasta aquellos relacionados con el sida, como el sarcoma de Kaposi.

Al realizar el análisis de los datos, los investigadores hallaron que las personas cuyo cociente de CD4/CD8 se encontraba en el cuartil inferior (es decir, por debajo de 0,3) presentaban un riesgo un 24% superior de recibir un diagnóstico de cáncer en los seis meses siguientes, en comparación con las personas situadas en el cuartil superior (por encima de 0,8). Del mismo modo, se observaron niveles similares de exceso de riesgo de cáncer entre las personas situadas en el cuartil inferior (en comparación con las situadas en el superior) a los 12, 18 y 24 meses. Este aumento del riesgo se produjo con independencia de los recuentos de CD4, de la carga viral, del consumo de tabaco, así como de otros factores considerados en el estudio.

Se comprobó que los tipos de cáncer relacionados de forma más significativa y constante a un cociente CD4/CD8 bajo fueron el cáncer anal y el de pulmón, que constituyen las principales causas de morbimortalidad por cáncer en adultos con el VIH en EE UU. Así, los autores del estudio destacan que observaron un riesgo dos veces superior de cáncer anal entre las personas con valores más bajos del cociente CD4/CD8 (en comparación con las personas con el cociente CD4/CD8 más alto), lo que podría constituir un biomarcador importante a la hora de establecer directrices para el cribado de esta población.

Ya se sabía que, en comparación con la población general, las personas con el VIH presentaban un riesgo mayor de padecer ciertos tipos de cáncer (véase La Noticia del Día 23/10/2019). Sin embargo, los autores del estudio consideran que sus hallazgos podrían permitir utilizar el cociente CD4/CD8 como indicador para identificar a las personas en una situación de mayor riesgo de sufrir cáncer. No obstante, también apuntan a que es necesario realizar más estudios para descubrir qué mecanismos subyacen bajo esta asociación descubierta y qué se puede hacer para revertirla.

Fuente:VUMC Reporter/Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia:
Castilho JL, Bian A, Jenkins CA, Shepherd BE, North American AIDS Cohort Collaboration on Research and Design (NA-ACCORD) of the International Epidemiology Databases to Evaluate AIDS (IeDEA), et al. CD4/CD8 Ratio and Cancer Risk among Adults with HIV. J Natl Cancer Inst. 2022 Mar 16:djac053. doi: 10.1093/jnci/djac053. 

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Transmisión sexual del VIH - Guía para entender las pruebas de detección y el riesgo en las prácticas sexuales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!