gTt-VIH

  1. La noticia del día

CROI 2021: Se prevé un importante aumento en EE UU de las personas con el VIH y comorbilidades durante los próximos años

Será importante adaptar el modelo de atención sanitaria para afrontar el reto de la cronicidad de la infección por el VIH, que afectaría, en mayor medida, a personas de origen latinoamericano y hombres gais y otros HSH

Un estudio estadounidense presentado en la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI 2021), que se celebró recientemente de modo virtual a causa de la pandemia por la COVID-19, ha concluido que para mantener una buena salud y calidad de vida de las personas con el VIH que envejecen, será importante contar con profesionales sanitarios especializados en el manejo de diabetes, enfermedades cardíacas, ansiedad e insuficiencia renal. Los subgrupos de personas con el VIH más afectados por las comorbilidades en los próximos años serían, según las proyecciones realizadas por un estudio estadounidense, las personas de origen latinoamericano y los hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (GBHSH, en sus siglas en inglés).

El envejecimiento progresivo de la población con el VIH es un fenómeno que lleva observándose a lo largo de las últimas décadas, un hecho que ha llevado, incluso, al desarrollo de dispositivos sanitarios especialmente diseñados para la atención de quienes envejecen con el VIH (véase La Noticia del Día 24/11/2020). Ello se debe a que el pico de nuevas infecciones tuvo lugar varias décadas atrás y que, tras la llegada de la terapia antirretroviral de gran actividad en la segunda mitad de la década de 1990, la infección por el VIH pasó a ser una patología de evolución crónica.

Para explorar cómo evolucionará la epidemia en los próximos años y poniendo el foco en las personas que envejecen con el VIH en EE UU se puso en marcha el estudio PEARL (acrónimo en inglés de proyección de edad, multimorbilidad y polifarmacia).

El estudio contó con datos de personas con el VIH con edades comprendidas entre los 15 y los 85 años que iniciaron tratamiento antirretroviral en 2009. Dichos datos provinieron de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE UU (CDC, en sus siglas en inglés) y la Cohorte Norteamericana de Colaboración sobre Investigación y Diseño en Sida (NA-ACCORD, en sus siglas en inglés).

El estudio PEARL recopiló información sobre los niveles de CD4 nadir, año de inicio del tratamiento antirretroviral, factores de riesgo de comorbilidades (peso, tabaquismo, hepatitis virales, etc.). También recopilaron datos de tipo sociodemográfico.

Con todos estos datos como punto de partida, los investigadores diseñaron algoritmos que realizaron proyecciones relativas al grado de vinculación con el sistema sanitario, patologías emergentes, adherencia al tratamiento, etc. El objetivo era estimar el impacto de las comorbilidades sobre estas personas en el año 2030. Los investigadores estaban especialmente interesados en patologías de salud mental (principalmente ansiedad y depresión), diabetes, enfermedad renal crónica, hipercolesterolemia, hipertensión, cáncer, enfermedad cardíaca y enfermedad hepática.

El modelo estableció que la mediana de la edad de las personas con el VIH se incrementaría de los 50 años actuales a los 53 en el año 2030 que iría emparejado con un aumento en el porcentaje de personas con el VIH en tratamiento antirretroviral, lo que supondría un aumento en la esperanza de vida de las personas con el VIH.

El número de personas con el VIH en tratamiento antirretroviral menores de 50 años se mantendría constante durante la década. El aumento se observaría en el número de personas con el VIH en tratamiento a partir de los 50 años y, especialmente, a partir de los 60.

Para el año 2030, los investigadores estimaron que una de cada 4 personas en tratamiento antirretroviral sería mayor de 65 años.

La parte negativa de las proyecciones fue que este envejecimiento no sería siempre saludable ni sería equiparable en todos los subgrupos de personas con el VIH. Así, mientras que la hipertensión arterial, y la hipercolesterolemia se espera que vayan decreciendo, las tasas de infartos de miocardio y otras cardiopatías se espera que vayan en aumento.

Los usuarios de drogas intravenosas (UDI), las mujeres de etnia negra y los latinoamericanos son los subgrupos en mayor riesgo de experimentar aumentos en la incidencia de problemas cardíacos. Dichos incrementos podrían ser parcialmente explicados por las tasas de diabetes, que se espera que también vayan en aumento, especialmente en mujeres heterosexuales de cualquier etnia y en hombres latinoamericanos usuarios de drogas intravenosas.

La enfermedad renal crónica y la ansiedad se espera que aumenten en todos los grupos de personas con el VIH. Los niveles de ansiedad aumentarían especialmente en latinoamericanas usuarias de drogas intravenosas y en latinoamericanos heterosexuales. La incidencia de enfermedad renal crónica aumentaría especialmente en latinoamericanas UDI y en mujeres heterosexuales de etnia negra.

Al combinar todas las proyecciones, los investigadores concluyeron que el porcentaje de personas con el VIH con multimorbilidad (definida como tener dos o más problemas de salud no vinculados al VIH) aumentaría del 30% en 2020 al 36% en 2030.

El aumento principal en el porcentaje de multimorbilidad se observaría en mayores de 70 años (pasando de afectar al 58% en 2020 a hacerlo al 69% en 2030)

Dichas mayores tasas de multimorbilidad afectarían en mayor medida a hombres GBHSH, especialmente a aquellos de etnia negra. En todo caso, al grupo que más afectaría la multimorbilidad sería el de las personas de origen latinoamericano con el VIH, particularmente las mujeres (incremento del 24%) y los hombres usuarios de drogas intravenosas (incremento del 17%).

Aunque el presente estudio realiza solo proyecciones –que podrán cumplirse o no– es evidente que las circunstancias de la evolución de la epidemia del VIH a nivel global apuntan hacia un envejecimiento progresivo de la población con el VIH, lo cual conllevará, a buen seguro, la necesidad de que los sistemas sanitarios se adapten al escenario de complejidad que supone la acumulación de comorbilidades en el contexto del envejecimiento con el VIH.

Fuente: POZ / Elaboración propia (gTt).
Referencia: Kasaie P, Stewart C, Humes E, et al. Multimorbidity in people with HIV using ART in the US: projections to 2030. CROI 2021. Abstract 102.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Glosario de términos

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!