gTt-VIH

  1. La noticia del día

Un estudio holandés identifica los motivos que llevan a determinados hombres a practicar slamming en las sesiones de sexo

Los programas de reducción de daños deberían basarse en las experiencias de los propios hombres gais, bisexuales y otros HSH que practican chemsex para responder mejor a sus necesidades

Un estudio de Países Bajos ha concluido que las principales motivaciones de los hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (GBHSH) para consumir drogas por vía inyectada en contextos sexuales (también conocido como slamming) fueron el subidón intenso e inmediato, una mayor desinhibición sexual y la posibilidad de establecer vínculos más profundos con parejas u otros participantes en las sesiones o chills.

Con el objetivo de ofrecer más evidencia sobre las motivaciones que tienen los hombres GBHSH para practicar slamming, un investigador de la Universidad de Utrecht (Países Bajos) llevó a cabo un estudio cualitativo (“Tina, Sexo, Salud y Placer”) con el objetivo de identificar los factores psicosociales.

El diseño del estudio se basó en el análisis temático reflexivo, un enfoque para analizar datos cualitativos con el fin de responder a preguntas de la investigación sobre las opiniones, experiencias y percepciones de las personas y donde la posición del investigador en la interpretación de los datos no es neutral.

El estudio se realizó mediante entrevistas semiestructuradas de amplio espectro a 25 hombres GBHSH que habían practicado chemsex para que compartieran sus experiencias y opiniones sobre las dinámicas personales y sociales en torno al slamming. Las entrevistas tuvieron lugar en 2020 y, debido a la pandemia de la COVID-19, la mayor parte se realizaron online. La mayoría (22) de los hombres se identificaron como gais, dos como bisexuales y uno como heterosexual.

Las edades de los hombres oscilaban entre los 22 y los 75 años, con una edad media de 46 años. La mayor parte de los participantes (21) habían nacido y crecido en Países Bajos, 9 vivían en una gran ciudad, 15 eran solteros, 10 mantenían una relación estable y 6 estaban casados (dos con mujeres).

Las entrevistas abarcaron diversos temas, como las ventajas y desventajas del consumo sexualizado de metanfetamina, los entornos en los que se practica el slamming y se encuentran parejas, y la salud sexual, física y mental. Los resultados del estudio se analizaron en dos categorías: factores individuales y sociales que motivan el slamming.

Muchos participantes describieron el subidón y el placer que se experimenta tras la inyección y la inhibición de los límites que permite la exploración sexual como las principales motivaciones para el slamming. Los participantes utilizaron palabras como "intenso", "cachondo", "abrumador" y "perfección" para describir las sensaciones tras el slamming. Además, algunos mencionaron la naturaleza erótica de la preparación de los materiales, la inyección y el hecho de ver a los demás anticiparse y experimentar el subidón.

Otra razón mencionada por muchos participantes fue el hecho de sentirse menos inhibidos sexualmente, lo que puede facilitar distintas prácticas sexuales. Algunos mencionaron cómo el slamming puede cambiar su percepción de una práctica sexual. Otros afirmaron que el slamming puede tener un efecto físico facilitador, haciendo que ciertas prácticas sexuales como el fisting (introducción total o parcial de la mano en el ano de la pareja) sean más fáciles, menos dolorosas y más placenteras.

Con la disolución de los límites sexuales individuales, también surgen problemas en torno al consentimiento. A menudo, los encuestados señalan que es difícil calibrar el consentimiento cuando se está bajo los efectos de las drogas y algunos afirman haber experimentado actos sexuales para los que no dieron su consentimiento. Esto casi nunca se discute en términos de agravio, sino que se ve como algo que casi "viene sobre el terreno".

Algunos participantes destacaron el papel de los espacios online para encontrar a otros hombres que practican slamming. Según ellos, internet permitió a los hombres encontrar a otros hombres con intereses similares. Las palabras clave utilizadas (como Party and Play, PnP, Tina, T, High and Horny, HnH) y los emojis (como caramelos, nubes y cubitos de hielo) les ayudaron a encontrar parejas de chemsex y slamming más rápida y fácilmente.

Las conexiones y redes construidas a partir de los intereses comunes en el consumo de drogas de uso sexualizado, o el slamming en particular, no eran solo sexuales. Una sesión de slamming constituye también una actividad social y crea vínculos. Estas conexiones entre los participantes en sesiones de chemsex y slamming pueden evolucionar con el tiempo y convertirse en un círculo social y una red de apoyo, dando lugar a veces a relaciones de pareja.

Sin embargo, estas conexiones y redes construidas, a su vez, puede hacer más difícil tomarse un descanso o dejar de hacer slamming, ya que requerirían cambiar el círculo social y posiblemente las redes de apoyo. Crear nuevas redes después de dejar de fumar, por ejemplo, también puede ser un problema.

Aunque los hombres que practican chemsex utilizan estrategias de reducción de daños en mayor o menor medida, se necesita una mayor adopción de técnicas de reducción de daños en la población de hombres GBHSH que llevan a cabo esta práctica, centradas en la mitigación de daños y la prevención del riesgo del consumo problemático de sustancias. Hay que recordar que el slamming constituye un factor de riesgo importante de transmisión del VIH y de otras infecciones de transmisión sexual entre las personas que realizan esta práctica.

Como conclusión, se señala que las estrategias y programas destinados a la reducción de daños asociados al consumo de sustancias deben basarse en las experiencias de los usuarios para responder a sus necesidades. Por lo tanto, comprender la experiencia vivida del placer, las drogas y el sexo es un componente esencial para desarrollar programas eficaces de reducción de daños para el chemsex.

Fuente:Aidsmap /Elaboración propia (gTt-VIH).

Referencia: Albers T. Meth, Sex, Health and Pleasure: Exploratory research into the motivations for MSM (men who have sex with men) to engage in slamming, i.e. the intravenous use of crystal methamphetamine in a sexual context. Utrecht University thesis, 2022 (open access).

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





AIDS Action Europe: una respuesta europea al VIH/sida

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!