gTt-VIH

  1. La noticia del día

La información sobre otros métodos preventivos del VIH no menoscaba el uso del preservativo en hombres gais

Las conclusiones de un estudio aconsejan informar a los hombres que practican sexo con otros hombres (HSH) sobre el uso de distintas medidas de prevención frente al VIH

Según un estudio experimental publicado en el ejemplar de septiembre de la revista AIDS & Behavior, aquellas intervenciones de promoción de la salud que combinan información sobre el uso del preservativo y sobre otros métodos alternativos de prevención biomédica no disminuyen la intención de usar preservativos ni empeoran la actitud hacia estos.

"Nuestros resultados contradicen la teoría de compensación del riesgo, que supone que el uso de prevención biomédica empeorará la actitud hacia los preservativos, disminuirá la intención de utilizarlos y generará un uso real menor", comentaron los autores. La teoría de compensación del riesgo relaciona el nivel de riesgo percibido con el nivel de riesgo asumido, de modo que el uso de medidas de prevención alternativas podría traer consigo que las personas aumenten sus conductas de riesgo. Sin embargo, no parece ser esto lo que ocurre en el caso de la prevención del VIH, según han revelado éste y otros estudios (véase La noticia del día del 13/01/2014 y La noticia del día del 12/09/2013).

En general, los mensajes de educación para la salud suelen centrarse en una única estrategia preventiva, sin considerar posibles alternativas. Sin embargo, el abordaje basado en la prevención combinada defiende más de un curso de acción simultáneo. No obstante, hasta la fecha se sabe muy poco sobre cómo influye el hecho de recibir múltiples mensajes preventivos sobre la actitud de las personas respecto al preservativo y su intención de usarlo. Los preservativos siguen constituyendo un medio particularmente barato y eficaz de prevenir la infección por VIH entre aquellas personas que encuentran satisfactorio su uso.

Por este motivo, el equipo de investigación llevó a cabo un experimento en el que se presentaron distintos videos informativos a hombres gais sin infección por VIH. Se elaboraron cuatro videos sobre la prevención del VIH, cada uno de ellos centrado únicamente en uno de los siguientes temas: preservativos, profilaxis preexposición (PPrE), profilaxis postexposición (PPE) y microbicidas rectales. Todos los vídeos presentaban un estilo similar y proporcionaban una cantidad parecida de información sobre el coste económico del método, su efectividad a la hora de prevenir la infección por VIH, el modo en que funcionaba, sus efectos secundarios y su posible impacto sobre el placer sexual.

Se distribuyó a los participantes de forma aleatoria en tres grupos, de modo que vieran un único vídeo, una combinación de dos o los cuatro vídeos.

Tras la reproducción del material informativo, el equipo de investigación entrevistó a los participantes en relación a la probabilidad de usar el método de prevención del que acababan de recibir información. Se les preguntó, asimismo, sobre las ventajas e inconvenientes de las prácticas sexuales con y sin preservativo.

La muestra se obtuvo a través de Facebook, por medio de publicidad selectiva, reclutándose a 803 hombres gais sin infección por VIH en EEUU. Cabe señalar que los hombres de esta muestra refirieron tasas relativamente altas de uso del preservativo: cuatro de cada cinco dijeron haber usado siempre preservativos en sus relaciones esporádicas del último año.

El equipo de investigación decidió comprobar si recibir información sobre otros métodos de prevención podía predisponer a los participantes contrael uso de preservativos. Los resultados fueron muy tranquilizadores: No se apreciaron diferencias significativas en la intención de usar preservativos o en la valoración de sus beneficios e inconvenientes que se pudieran atribuir a los vídeos mostrados a los participantes en el estudio.

Se produjo el mismo efecto en lo relativo a la intención de uso de profilaxis preexposición, profilaxis postexposición o los microbicidas rectales. Así pues, el hecho de recibir información sobre alternativas de prevención o bien no disminuyó la intención de utilizar un método específico (por ejemplo, microbicida), o bien se asoció con una mayor intención de usarlo (como en el caso de la PPrE y de la PPE)

Los resultados fueron igualmente consistentes entre hombres que habían referido prácticas de sexo no protegido con parejas esporádicas y entre aquellos que no.

El equipo de investigación concluyó, a la vista de los resultados obtenidos, que la actitud de los hombres que practican sexo con otros hombres frente al preservativo y su intención de usarlo no sufre grandes variaciones cuando se reciben breves consejos sanitarios sobre preservativos o sobre alternativas de prevención biomédica. Asimismo, añadió que estos resultados deberían resultar alentadores para quienes estén considerando difundir mensajes promocionales sobre el uso de estas alternativas.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: Mustanski B et al. Effects of Messaging About Multiple Biomedical and Behavioral HIV Prevention Methods on Intentions to use Among US MSM: Results of an Experimental Messaging Study. AIDS and Behavior 18: 1651-1660, 2014.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Consultas sobre tratamientos del VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30