gTt-VIH

  1. La noticia del día

El estudio START hace un llamamiento público para recuperar a aquellos participantes con el VIH que cambiaron de hospital

Las personas concernidas deberían ponerse en contacto con el hospital que los incluyó en el estudio para que sus datos a largo plazo sean incorporados en el análisis del estudio

El equipo de investigadores del estudio START hace un llamamiento a los participantes que cambiaron de hospital para que recuperen el contacto con el centro hospitalario que los incluyó en el estudio y, de este modo, sus datos a largo plazo no se pierdan y se incluyan en el análisis. El estudio START (acrónimo de Strategic Timing of AntiRetroviral Treatment) constituye una investigación clave en el avance en el conocimiento de la infección por el VIH y su tratamiento ya que aportó evidencias firmes que confirmaban que el inicio precoz del tratamiento antirretroviral se traducía en un mejor estado de salud de las personas con el VIH.

El estudio START es un ensayo clínico multicéntrico, internacional, prospectivo y de distribución aleatoria que se diseñó para responder de forma adecuada a la pregunta de cuándo es mejor empezar el tratamiento antirretroviral(véanse La Noticia del Día 02/03/10La Noticia del Día 03/04/09 y La Noticia del Día 02/06/2015).

START se puso en marcha de manera generalizada en marzo de 2011 por el grupo INSIGHT (Red Internacional de Iniciativas Estratégicas en Ensayos Mundiales del VIH) en 215 centros hospitalarios de 35 países. El ensayo inscribió a 4.685 participantes (27% fueron mujeres y aproximadamente la mitad, hombres gais y otros hombres que practican sexo con hombres), con una mediana de edad de 36 años y que nunca habían recibido tratamiento antirretroviral. El recuento de células de CD4 de todos los participantes en el momento de la inclusión tenía que ser superior a las 500 células/mm3.

Gracias a START se produjo un cambio de paradigma en el inicio del tratamiento antirretroviral, ya que evidenció de forma consistente que las personas con VIH que inician el tratamiento antirretroviral de manera temprana –cuando sus recuentos de células CD4 se sitúan por encima de 500 células/mm3– tienen un riesgo considerablemente menor de desarrollar enfermedades graves asociadas a sida y no relacionadas con sida que los pacientes que comienzan a tomar la terapia cuando sus recuentos alcanzan el umbral de las 350 células/mm3 (que era el umbral de referencia antes de la realización del estudio).

Aunque el gran objetivo de START –establecer los beneficios del inicio precoz del tratamiento antirretroviral en comparación con el inicio diferido– ya se cumplió, sus datos, además, representan una fuente de información valiosísima para conocer en profundidad otros aspectos relacionados con el inicio del tratamiento del VIH. En este sentido, INSIGHT, el promotor del estudio, consiguió financiación adicional para que el estudio pudiese continuar hasta el año 2021. Esto permitirá determinar si el riesgo de enfermedad grave y muerte asociado al tratamiento diferido se elimina una vez se inicia la terapia frente al VIH o si, por el contrario, persiste como consecuencia del nivel de inmunodepresión que tenía el paciente cuando inició el tratamiento.

No obstante, los investigadores se han encontrado con un importante escollo: la larga duración del estudio ha hecho que numerosos participantes ya no estén siendo atendidos en los mismos hospitales y, por tanto, se han perdido en el seguimiento y con ellos un importante volumen de datos valiosos para los objetivos actuales del estudio.

El grupo INSIGHT ha establecido en un 16,7% el total de participantes del estudio START perdidos en el seguimiento. Dentro de los países hispanohablantes, a título de ejemplo, los perdidos en el seguimiento respecto al total han representado un 20,4% en México, un 17,4% en Argentina, un 2,6% en Chile, un 6,1% en Perú y un 14,7% en España.

Dentro de España, se ha observado que las principales pérdidas durante el seguimiento han tenido lugar en los hospitales de mayor tamaño –que normalmente se corresponden a aquellas áreas urbanas con mayor movilidad de las personas–.

Desde INSIGHT no quieren renunciar a que los valiosos datos de estas personas del estudio START se pierdan y, por ello, hacen un llamamiento a todos los participantes del estudio START que cambiaron de hospital para que contacten con el hospital que los inscribió en el estudio antes del 31 de diciembre de 2021 y así poder recuperar sus datos desde el momento que abandonaron el estudio hasta que finalice.

Los datos del inicio del tratamiento precoz que puedan recuperarse –junto con los de los participantes que aún se encuentran activos en el estudio- ayudarán a establecer cómo el inicio precoz del tratamiento antirretroviral repercute sobre la salud a largo plazo de las personas con el VIH. Se trata de datos esenciales para seguir mejorando las estrategias terapéuticas frente a la infección por el VIH e incluso para los estudios que buscan la cura funcional de la infección por el VIH, que suelen hacer hincapié en la importancia de un inicio precoz del tratamiento para minimizar el tamaño de los reservorios y así allanar el camino a futuras estrategias encaminadas a la cura funcional.

Fuente: Elaboración propia (gTt).

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Opciones de tratamiento de la dependencia de opiáceos para personas que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!