gTt-VIH

  1. La noticia del día

CROI 2019: La remisión del VIH en un paciente podría convertirse en el segundo caso de curación de esta infección

Se trata de un hombre con el VIH de Reino Unido que, tras someterse a un trasplante de médula ósea e interrumpir el tratamiento antirretroviral, lleva 18 meses sin virus detectable en su organismo

En el día de hoy y en el marco de la 26 Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI 2019), que está teniendo lugar esta semana en Seattle (EE UU), se ha dado a conocer el caso de un hombre con el VIH que, tras recibir un trasplante de médula ósea e interrumpir el tratamiento antirretroviral, lleva 18 meses en remisión del VIH, es decir sin niveles detectables del virus en su organismo. De confirmarse, se trataría del segundo caso de curación del VIH. Los datos han sido dados a conocer por los investigadores de un consorcio internacional en el que participa el centro de investigación IrsiCaixa de Barcelona.

Hasta el momento, el único caso confirmado de curación del VIH es el de Timothy Brown (véase el artículo El paciente de Berlín en LO+POSITIVO ) que fue sometido a un trasplante de células madre tras haber sido diagnosticado de leucemia. Se buscó un donante con una característica genética que hacía que sus células CD4 no expresasen el correceptor CCR5, necesario para que el VIH penetre en las células y las infecte. Tras doce años sin medicación, sigue sin presentar rastros de virus ni en sangre ni en biopsias de tejidos.

Dado que aún es posible que se produzca un rebrote viral (véase La Noticia del Día 06/03/2017 ), el equipo de investigadores de este nuevo caso prefiere ser cautos y utilizar de forma adecuada el término ‘remisión’ en lugar de afirmar de forma categórica que se trata de un nuevo caso de cura del VIH. Otro punto importante a destacar es que, al igual que sucedió con Timothy Brown, en este caso se tuvo que realizar un trasplante de células madre –un procedimiento médico de alto riesgo– que fue necesario para tratar un cáncer hematológico grave (linfoma de Hodgkin refractario) diagnosticado al paciente. Conviene recordar que un trasplante de médula ósea no es un tratamiento escalable para la población general con el VIH que no padece cáncer. Lo importante de este caso es que podría confirmarse que la cura del VIH en el paciente de Berlín no fue un hecho aislado en la medicina y que, por lo tanto, se puedan aprender lecciones que ayuden en un futuro a desarrollar enfoques terapéuticos más ampliamente aplicables en la vida real para lograr remisiones o curas del VIH.

Este nuevo caso reproduce las circunstancias del paciente de Berlín, pero con ciertas diferencias que apuntan a una remisión del VIH con un procedimiento médico menos agresivo que el utilizado con el paciente de Berlín . El paciente de Londres es un hombre con el VIH con tropismo CCR5 diagnosticado en 2003 y que comenzó a tomar tratamiento antirretroviral en 2012. Poco después de iniciar el tratamiento se le diagnosticó un linfoma de Hodgkin avanzado en estadio IVB que no respondió al régimen estándar de quimioterapia ni a las diferentes combinaciones de rescate.

Tras el fracaso del tratamiento, al igual que el paciente de Berlín, se sometió a un trasplante de células madre de un donante que, del mismo modo que el paciente de Berlín, presentaba lamutación delta 32 del correceptor CCR5 lo que hace a las células resistentes frente a la infección por el VIH impidiendo que el virus penetre en su interior. El donante presentaba una compatibilidad cercana pero no completa (9 sobre 10, con una falta de coincidencia en el alelo HLA-B).

El tratamiento antirretroviral se mantuvo durante 16 meses después del trasplante. Tras consultar con el paciente y conseguir la aprobación ética y el consentimiento informado, se decidió interrumpir el tratamiento.

La carga viral se controló semanalmente durante los primeros tres meses y, a continuación, de forma mensual. Hasta la fecha, 18 meses después de haber interrumpido el tratamiento, el VIH permanece indetectable incluso utilizando las herramientas de detección más precisas y avanzadas que existen. De forma similar a lo que sucedió con el paciente de Berlín, los investigadores pudieron observar cómo los anticuerpos del paciente de Londres iban desapareciendo , lo que les permitió sugerir con cautela que podría tratarse de un segundo caso de remisión de VIH que solo podrá confirmarse con un mayor seguimiento del paciente .

Con todo, existen algunas diferencias entre el procedimiento médico aplicado en el nuevo caso y el administrado a Timothy Ray Brown, lo que podría ayudar a arrojar luz sobre los mecanismos que contribuyen a los resultados. En concreto, el paciente de Londres no se sometió a radioterapia corporal total y recibió solo un trasplante de células madre a diferencia del “paciente de Berlín”, que se sometió a ambas intervenciones.

Por otro lado, además del procedimiento médico (el trasplante de células madre) y la mutación delta 32 del correceptor CCR5 del donante, existe cierta coincidencia en ambos casos que podría contribuir también a la remisión del virus. Ambos pacientes experimentaron el síndrome injerto contra huésped de manera transitoria, siendo en el caso del paciente de Londres menos grave (grado 1; fiebre y síntomas gastrointestinales). Esta complicación potencialmente mortal puede ocurrir después de un trasplante cuando las células del donante atacan las del receptor. Los investigadores especulan que las células sanas del donante podrían haber eliminado, también, las células CD4 infectadas de forma latente que forman los reservorios virales ayudando así, involuntariamente, a hacer desaparecer el virus del organismo.

Pese a que estos hallazgos son muy esperanzadores a la hora de pensar en una cura o remisión del VIH, los expertos señalan que estos resultados no son extrapolables a la población con el VIH en general. Realizar un trasplante de médula se trata de una intervención extraordinariamente arriesgada, por lo que no puede aplicarse de forma generalizada a todas las personas con el VIH. No obstante, estos resultados subrayan la necesidad de seguir invirtiendo en la investigación de la cura del VIH. Descubrir una cura segura, ampliamente efectiva, accesible y escalable será un componente esencial de los esfuerzos para poner fin de manera permanente a la epidemia del VIH.

Fuente: Elaboración propia ( gTt-VIH )

Referencia: Gupta RK et al. Sustained HIV-1 remission following homozygous CCR5 delta32 allogenic HSCT. Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections, 4-7 March 2019, Seattle. Late breaker oral abstract 29 LB.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Suscripción a los servicios informativos de gTt

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30