gTt-VIH

  1. Actualización en Tratamientos

Noticias sobre la Prevención del VIH: Europa. Boletín de febrero de 2013

Edición de febrero de 2013 del nuevo boletín mensual de NAM dirigido a todas las personas que trabajan en la prevención del VIH en Europa. 

Declaración británica: El tratamiento “es tan eficaz como los preservativos” para reducir la transmisión del VIH

El Grupo Asesor Experto en Sida del Reino Unido (EAGA, en sus siglas en inglés) y la Asociación Británica del VIH (BHIVA) han publicado un documento de posicionamiento respecto al uso del tratamiento antirretroviral para reducir el riesgo de transmisión del VIH. Por primera vez, el documento ofrece a los profesionales sanitarios del Reino Unido una declaración de consenso que puede utilizarse para orientar los debates con los pacientes.

Los autores del texto señalan que en el estudio HPTN 052 se comprobó que en una pareja heterosexual serodiscordante (donde un miembro tiene VIH y el otro no), la probabilidad de transmisión del virus de un miembro a otro fue un 96% menor cuando la persona infectada tomaba terapia antirretroviral. En consecuencia, indican: “La reducción observada de la transmisión del VIH en [este] ensayo clínico demuestra que el uso de una terapia antirretroviral exitosa por parte de la persona con VIH resulta tan efectivo como el empleo constante del preservativo a la hora de limitar la transmisión viral”.

Nunca se ha realizado un ensayo de distribución aleatoria con control para determinar la eficacia del uso del preservativo. Sin embargo, los metanálisis de estudios observacionales con parejas serodiscordantes que declararon utilizar el preservativo el 100% de las ocasiones revelaron que esta estrategia tenía una eficacia de un 80% en la reducción de la transmisión del VIH.

La declaración añade que, a diferencia de la terapia antirretroviral, los preservativos permiten prevenir otras infecciones de transmisión sexual.

El documento afirma que el riesgo de transmisión del VIH durante las relaciones sexuales por vía vaginal es “extremadamente bajo”, siempre que la persona seropositiva esté tomando una terapia antirretroviral y haya tenido una viremia por debajo de 50 copias/mL de forma continua durante más de seis meses, que ninguno de los dos miembros de la pareja tenga una infección de transmisión sexual y que se realice una prueba de carga viral cada tres o cuatro meses.

En la declaración se apunta que no existen datos disponibles relativos a las relaciones anales o a la transmisión a través del uso compartido de jeringuillas, pero se señala: “La opinión experta es que cabe esperar también que estas prácticas entrañen un riesgo extremadamente bajo de transmisión, siempre que se cumplan las condiciones mencionadas con anterioridad”.

Asimismo, se añade que los profesionales sanitarios deberían comentar el impacto de la terapia antirretroviral sobre el riesgo de transmisión sexual con todas las personas que viven con VIH. En el caso de las personas que en ese momento no tomen terapia, debería debatirse la posibilidad de iniciar el tratamiento para reducir el riesgo de transmisión.

Comentario de NAM: Las actuales directrices de tratamiento de la BHIVA ya recomiendan que los especialistas en VIH debatan la eficacia del tratamiento antirretroviral como prevención con todos sus pacientes. La relevancia de esta declaración es que está coescrita por la EAGA, que fue creada en 1985 para “proporcionar consejo sobre aquellos temas relacionados con el VIH/sida que le sean derivados por el Responsable Médico de los Departamentos de Salud del Reino Unido”. EAGA está compuesta por especialistas en VIH, otros expertos médicos y miembros legos, mientras que entre los autores de la declaración se cuentan representantes de la BHIVA, NAT, MEDFASH, NAM y el Departamento de Salud. Este documento consultivo pretende servir de ayuda para que médicos y pacientes debatan acerca del uso de la terapia antirretroviral como prevención, pero también proporciona pruebas científicas que justifican la provisión de recursos para respaldar su empleo.

Puedes leer la noticia completa en aidsmap.com.
Puedes leer la declaración de posicionamiento completa.

Los preservativos se usan en la cuarta parte de las relaciones heterosexuales en EE UU

Una de cada cuatro personas heterosexuales adultas en EE UU utilizó un preservativo la última vez que mantuvo relaciones sexuales por vía vaginal, según han descubierto investigadores de la universidad de Indiana. La mayor parte de las personas declararon que el empleo del preservativo no supuso ninguna diferencia en cuanto a placer sexual, conseguir un orgasmo o, en el caso de los hombres, a mantener una erección.

No obstante, en los hombres se registró una pequeña, aunque estadísticamente significativa, reducción en el placer sexual cuando usaron preservativos sin emplear también un lubricante adicional. Por su parte, las mujeres informaron de una mayor dificultad para conseguir humedad vaginal.

Ni la utilización de preservativos ni de lubricantes influyó en el hecho de que las parejas tuvieran un orgasmo, o en su percepción de que lo alcanzaran. Con todo, se registraron interesantes diferencias en cuanto a sexo: mientras que el 95% de los hombres tuvieron un orgasmo y el 94% de las mujeres percibieron que su pareja masculina lo había alcanzado, solo el 66% de las mujeres experimentaron uno, a pesar de que el 90% de los varones creyeron que su pareja femenina lo había tenido.

El 27,5% de los hombres utilizaron preservativos la última vez que practicaron sexo, al igual que el 22% de las mujeres. De entre las personas que no usaron un preservativo, el 25% de los hombres (18% del total de varones) y el 29% de las mujeres (22,5% del total de la población femenina) emplearon un lubricante sexual, mientras que únicamente el 5% de los hombres y mujeres afirmaron haber utilizado tanto preservativos como lubricantes adicionales.

Estas cifras suponen que el 61% de los hombres y mujeres no usaron ni preservativos ni lubricantes.

El 80% de los lubricantes empleados fueron de base acuosa o de silicona. Solo cuatro hombres y dos mujeres afirmaron haber utilizado productos de base oleosa junto con los preservativos, pero en todos los casos se usaron preservativos de látex, un producto que puede verse debilitado por este tipo de lubricantes.

Comentario de NAM: Este estudio no trató con parejas, sino con hombres y mujeres de forma individual. Como resultado, el uso del preservativo no puede relacionarse con el tipo de pareja con la que los participantes practicaron el sexo, aunque el empleo del preservativo coincide, aproximadamente, con la proporción de parejas ocasionales o nuevas. Mientras que el 25% de las personas heterosexuales utilizó un preservativo la última vez que practicó sexo vaginal, en el sondeo correspondiente entre hombres gais, el 45% de ellos declararon haber usado un preservativo la última vez que mantuvieron sexo anal. Resulta alentador señalar que, al menos en este sondeo, se indicó que los preservativos apenas afectaban al placer sexual y que el uso de lubricantes de base aceite con ellos fue poco habitual.

Puedes leer esta historia completa en aidsmap.com.

Se mantiene o aumenta el número de casos de VIH en hombres gais en Inglaterra y Gales a pesar del aumento de las pruebas

El número de hombres gais que se infectan por VIH cada año en Inglaterra y Gales ha permanecido sin cambios entre 2001 y 2010, según un documento publicado por el Consejo de Investigación Médica del Reino Unido y la Agencia para la Protección de la Salud (HPA). Esto es así pese a que se ha registrado un aumento considerable en el número de pruebas realizadas y de que, a tenor de las estimaciones, se ha producido una reducción del 40% en la proporción de hombres gais con VIH que desconocen que tienen el virus.

El número de diagnósticos de VIH en hombres gais aumentó de unos 1.800 casos en el año 2001 a 2.600 en el año 2010. Sin embargo, parte de este incremento se debe a la mayor realización de pruebas; al ajustar estos valores teniendo en cuenta la duración probable de la infección (basándose en el recuento de CD4 en el momento del diagnóstico), el equipo de investigadores determinó que el número total verdadero de infecciones anuales entre hombres homosexuales había aumentado ligeramente de 2.200 en 2001 a unas 2.300 en 2010.

El número de pruebas del VIH realizadas por los hombres gais en las clínicas de salud sexual se ha multiplicado casi por cuatro, pasando de 16.000 en 2001 a 59.300 en 2010. Como resultado, el tiempo estimado entre la infección y el diagnóstico pasó de 4 a 3,2 años en este periodo y la proporción de hombres gais con VIH sin diagnosticar se redujo del 37 al 22%.

El motivo de que no se haya reducido más, afirman los autores, es que los hombres gais no se someten a la prueba con la suficiente frecuencia. El pasado año, la HPA informó de que se estimaba que solo entre el 10 y el 15% de los hombres gais se realizaban una prueba del VIH cada año y que dos terceras partes de los varones homosexuales que se sometían a una prueba en una clínica no habían vuelto, al menos en los dos años siguientes, a esa clínica para volver a hacerse otra prueba.

Se calculó que, en 2010, el número total de hombres gais con VIH sin diagnosticar en Inglaterra y Gales era de unas 7.690 personas.

Un segundo documento publicado poco después, y firmado por algunos de los mismos autores, revisó las suposiciones empleadas para calcular la incidencia de VIH en el primer texto. En este segundo texto se concluyó que, a partir del número observado de diagnósticos, la incidencia de VIH en hombres gais puede, de hecho, haber aumentado de un 0,3% anual en la década de 1990 a un 0,53% en los últimos cinco años.

Comentario de NAM: El Reino Unido cuenta con una elevada proporción de personas con VIH recibiendo atención y tratamiento antirretroviral y con una carga viral indetectable, junto con unas tasas muy reducidas de abandono de los pacientes. Como resultado, el 53% de todas las personas con VIH (incluyendo las no diagnosticadas) están recibiendo terapia anti-VIH y tienen una viremia indetectable, frente a un 28% en EE UU. Sin embargo, el 22% de los hombres gais con VIH siguen sin estar diagnosticados en el Reino Unido, frente a un 14% en Vancouver y apenas un 6% en San Francisco. Y se sabe que es probable que en la mitad de las infecciones por VIH en hombres gais están implicados hombres sin diagnosticar y infectados de forma reciente. El aumento del número de pruebas en la población de hombres homosexuales aún no está reduciendo el número de nuevas infecciones; claramente, es el momento de realizar una campaña para conseguir que los hombres gais, en especial, se realicen la prueba más a menudo.

Puedes leer la noticia completa en aidsmap.com.

No se registran transmisiones de VIH en parejas ugandesas cuando la persona infectada tomaba tratamiento

Un estudio de larga duración que contó con parejas heterosexuales en Uganda ha descubierto más pruebas de que la terapia antirretroviral puede frenar la epidemia de VIH en la comunidad. A lo largo de la duración del estudio, se registraron 119 nuevas infecciones por VIH en 2.334 parejas, y 62 casos entre las 254 parejas que, inicialmente o en algún momento del estudio, tuvieron un estado serológico al VIH diferente. Sin embargo, no se detectó ni un único caso de transmisión procedente de un miembro de la pareja que tomase terapia antirretroviral.

El estudio, que se prolongó entre 1989 y 2007, también reveló que la tasa de infecciones por VIH entre las parejas se redujo a lo largo de ese periodo y que la probabilidad de la transmisión estuvo relacionada con la carga viral de la persona seropositiva.

En 2011, el estudio HPTN 052 descubrió que la persona con VIH en una pareja serodiscordante (en la que un miembro tiene VIH y el otro no) tenía una probabilidad 20 veces menor de transmitir el virus si tomaba terapia antirretroviral que si no estaba tratada. No obstante, ese resultado se alcanzó en el entorno altamente controlado de un ensayo científico de distribución aleatoria y son necesarios más datos para estar seguro de si la terapia antirretroviral es capaz de reducir de forma significativa el riesgo de transmisión en entornos 'reales'.

En comparación con las personas que tenían cargas virales por debajo de 10.000 copias/mL, aquellas con niveles situados entre 10.000 y 50.000 copias/mL tuvieron una probabilidad más de dos veces superior de transmitir el VIH, mientras que aquéllas con una carga viral por encima de las 50.000 copias/mL fueron casi seis veces más propensas a transmitir el virus. Con todo, solo se dispuso de los resultados de carga viral en una minoría de los casos, por lo que este efecto tampoco llegó a ser estadísticamente significativo.

A lo largo del periodo de duración del ensayo, algunas de las personas con VIH empezaron a tomar terapia antirretroviral. Ninguna de ellas transmitió el virus a su pareja, en comparación con los 62 casos de transmisión registrados que implicaron a personas con VIH que no tomaban tratamiento antirretroviral (tasa de transmisión del 7,35% anual). Esta diferencia fue muy significativa.

Comentario de NAM: El aspecto a destacar en este estudio es que se realizó en la comunidad, no en un entorno altamente monitorizado. Estos resultados se suman a las pruebas existentes de que la terapia antirretroviral reduce las transmisiones de VIH, pero serán necesarios varios años más de datos para que los hallazgos sean realmente convincentes. Otro detalle que merece la pena señalar es que en este estudio el 44% de las nuevas infecciones no tuvieron lugar entre parejas serodiscordantes. En el ensayo HPTN 052, en el que se efectuaron pruebas de ADN del VIH a todas las personas, el 28% de las infecciones 'dentro de las parejas' se habían producido en realidad a partir de una tercera persona. Asimismo, un reciente estudio publicado en The Lancet estimaba que, en parejas estables en África, el 30% de las nuevas infecciones por VIH en hombres y el 10% en mujeres se debían a relaciones sexuales fuera de la pareja.

Puedes leer la noticia completa en aidsmap.com.

La circuncisión no supone diferencias en cuanto a la infección por VIH en hombres gais en el Reino Unido

Un sondeo británico realizado entre hombres gais y bisexuales de etnia blanca y nacidos en el Reino Unido no encontró vínculos entre el hecho de estar circuncidado y tener VIH, incluso entre los hombres que declararon ser 'activos' de forma exclusiva (es decir, que mantuvieron siempre un papel insertivo en las relaciones anales).

Existe un debate en curso en torno a si la circuncisión podría proteger a los hombres gais que adoptan el papel activo en las relaciones anales. A pesar de que un par de estudios han concluido que sí ofrece protección, un número superior no ha llegado a la misma conclusión.

Más de 17.000 hombres respondieron en el sondeo MESH y, de casi 5.000 que declararon haber mantenido sexo sin protección y revelaron su estado serológico al VIH, 1.521 (31%) afirmaron que, de forma predominante (20%) o exclusiva (11%), adoptaron el papel insertivo en las relaciones sexuales anales. De estos hombres, uno de cada seis estaba circuncidado.

Centrándose en estos 1.521 hombres, se comprobó que 1.097 se habían sometido a una prueba del VIH. Unos 97 varones (8,8%) declararon que tenían VIH y no se detectó una diferencia en la prevalencia del virus entre los que estaban circuncidados (8,6%) y los que no (8,9%).

El hecho de ser “insertivo” de forma exclusiva, en lugar de serlo de forma habitual, resultó ser un factor relacionado con una alta protección frente al VIH, tal y como ya habían concluido otros estudios: El 5% de los hombres que tenían un papel exclusivamente activo tenían VIH, frente al 11% de los que lo eran de forma frecuente. Esto equivale a una reducción del riesgo de VIH de un 58%. Un estudio anterior había demostrado que mantener de forma exclusiva un papel insertivo suponía una tasa un 89% menor de VIH en comparación con otros papeles sexuales.

No obstante, incluso en el caso de hombres que mantuvieron de forma exclusiva relaciones anales insertivas, no hubo diferencia en el estado serológico al VIH entre los que estaban circuncidados (5,3%) y los que no (4,9%). Al tomar en consideración otros factores, los varones circuncidados que tuvieron un papel insertivo de forma exclusiva fueron un 16% menos propensos a tener VIH, pero es probable que sea un resultado debido al azar y, ciertamente, no se aproxima ni de manera remota a las reducciones del 60-70% en el riesgo de infección por VIH observadas en los ensayos de distribución aleatoria con control en los que se probó la circuncisión como prevención del VIH en hombres heterosexuales en África.

Comentario de NAM: Este estudio, que contó con una muestra razonablemente grande, sugiere de forma clara que la circuncisión podría no ser una estrategia eficaz de prevención del VIH para los hombres gais en general, con independencia de su papel sexual de preferencia. Esto plantea el interrogante de por qué la circuncisión no protegió a los hombres gais que siempre adoptaron el papel 'insertivo'. Es poco probable que la explicación sea que los participantes no dijeran la verdad respecto a su actividad sexual, ya que las proporciones de hombres que indicaron ser 'activos', 'pasivos' o ambos fueron similares que en otros estudios. Cabe suponer que la circuncisión puede no resultar protectora en el sexo anal o que es posible que lo que los hombres gais hacen ahora en sus actividades sexuales puede no ser una buena orientación de lo que hacían en el momento de adquirir el VIH.

Puedes leer esta noticia completa en aidsmap.com.

Otros titulares recientes

La epidemia en África podría deberse a unas cargas virales más elevadas

Un equipo de investigadores de EE UU ha descubierto que la carga viral promedio en las personas que no toman tratamiento antirretroviral en África es entre dos y cinco veces superior a la de los pacientes no tratados en el país norteamericano y Europa. Los autores calcularon que si las cargas virales en África hubieran sido parecidas a las de EE UU, se habrían producido un 14% menos de infecciones en general y un 25% menos entre la población de personas heterosexuales en situación de bajo riesgo. Estas cargas virales más elevadas se atribuyeron a una mayor proporción de infecciones de transmisión sexual no atendidas.

Una campaña de concienciación sobre la infección aguda por VIH ha tenido un impacto limitado

Una campaña dirigida a aumentar la conciencia entre los hombres gais en Seattle (Washington, EE UU) de los síntomas de la infección aguda por VIH fue recordada únicamente por la cuarta parte del público diana y no tuvo impacto sobre el conocimiento de los hombres gais o sobre los comportamientos relacionados con la realización de la prueba. La campaña 'ru2hot?’ (un juego de palabras en inglés que podría traducirse por: '¿tienes demasiado calor?', en relación con la fiebre) enumeraba los síntomas de la infección aguda (sobre todo la fiebre) y alentaba a los hombres que presentasen dichos síntomas a someterse a la prueba. Sin embargo, se registraron apenas 1.164 visitantes únicos al sitio web durante el periodo de dos años, con un gasto de 19.038 dólares a lo largo de tres. En pocas ocasiones se determina la eficacia de las campañas mediáticas para alertar a las personas frente al VIH y, según los investigadores, este estudio advierte que deberían evaluarse con mayor frecuencia.

Más casos de transmisión sexual de la hepatitis C en hombres gais con VIH en EE UU

Un equipo de investigadores de EE UU ha descubierto una elevada incidencia de casos de infección por el virus de la hepatitis C (VHC) entre hombres gais con VIH. La incidencia anual en la clínica Fenway de VIH en Boston fue del 1,6%, lo que equivale a una nueva infección por VIH al año por cada 60 hombres. En el estudio, 1.059 de 1.160 hombres que acudieron a la clínica fueron sometidos a una prueba del VHC y se comprobó que el 6% tenía el virus. Sin embargo, solo 379 hombres volvieron a repetir la prueba en los años siguientes y, entre ellos, otro 6% dio positivo. Los autores concluyen recomendando que los hombres gais con VIH deberían someterse a pruebas de hepatitis C cada año.

El consumo de cristal meth 'en aumento' entre los hombres gais en Londres

La revista médica The Lancet ha publicado una noticia que describe el uso creciente de metanfetamina entre los hombres gais en Londres y el número cada vez mayor de ellos que se la inyectan. Los datos de Antidote, un proyecto sobre el consumo de drogas y alcohol que trabaja con el colectivo de personas lesbianas, gais, bisexuales y transexuales en Londres evidenció que, en 2006, solo cinco de las 249 personas usuarias del servicio (2%) consideraban que el consumo de metanfetamina fuera su principal problema, mientras que, en 2010, 187 de las 553 personas usuarias (34%) creía que el consumo de esa sustancia era su principal problema; otras 78 más (14%) declararon que la utilizaban además de otra sustancia con la que tenían dificultades.

Noticias de otras fuentes seleccionadas por el editor

¿Qué novedades hay en las directrices de EE UU?

Las nuevas directrices de tratamiento del VIH del país norteamericano recomiendan que todas las personas diagnosticadas de VIH sean tratadas con antirretrovirales, aunque reconocen que las pruebas científicas de los beneficios del tratamiento en personas con niveles de CD4 superiores a las 500 células/mm3 se basan en una opinión en la que los expertos no se muestran unánimes. También afirman que, en general, la terapia antirretroviral se recomienda a personas con VIH para prevenir la transmisión del virus, y declaran que aunque se trata también de una opinión experta en cuanto se refiere a cualquier otra vía de transmisión distinta a la sexual vaginal o la de madre a hijo, se trata de una opinión experta “sólida”, lo que implica la existencia de un consenso. Las directrices añaden: “Los pacientes que inician la terapia antirretroviral deberían estar dispuestos y ser capaces de comprometerse con el tratamiento y entender los beneficios y riesgos de la terapia, así como la importancia de la adhesión”.

IRMA hace un llamamiento para potenciar la agenda de investigación en lubricantes

La organización de Activistas Internacionales por un Microbicida Rectal (IRMA) ha hecho pública una llamada a la acción para exigir que la comunidad de investigación internacional se centre en la seguridad de los lubricantes sexuales. Diversos estudios han evidenciado que lubricantes de uso frecuente producen daños en el recubrimiento del recto y la vagina, pero no se ha realizado una investigación sistemática para averiguar si esto aumenta el riesgo de infección por VIH.

La legalización del matrimonio gay puede mejorar la salud y reducir los costes sanitarios

En los últimos años, psicólogos y médicos han descubierto que los cambios de políticas a favor o en contra del matrimonio de personas del mismo sexo pueden tener su influencia en los patrones de atención sanitaria de lesbianas y hombres gais. Un estudio hizo el seguimiento de la salud metal de personas lesbianas, gais y bisexuales que viven en aquellos estados de EE UU que votaron las enmiendas constitucionales para prohibir el matrimonio gay y reveló que las personas que vivían en los estados que aprobaron las enmiendas presentaban unas tasas más elevadas de problemas de tipo psiquiátrico.

Serie de webinarios sobre la prevención del VIH en Europa: microbicidas

Como parte de su trabajo en la prevención del VIH en Europa, NAM está colaborando con la organización AVAC para ofrecer una serie de seminarios web o webinarios (conferencias telefónicas acompañadas por una presentación con diapositivas por internet) para formar e informar a los activistas en la prevención, así como a cualquier otra persona interesada en los últimos avances en la tecnología de la prevención del VIH.

El segundo webinario se titula:

Microbicides research in Europe and beyond (Investigación sobre microbicidas en Europa y más allá)

En este webinario de 90 minutos se hará un repaso del estado actual de la investigación en microbicidas tópicos (geles, lubricantes y dispositivos que pueden utilizarse para prevenir la transmisión del VIH durante el sexo). Ofrecerá a los activistas una visión general de los esfuerzos mundiales y europeos en la investigación de microbicidas de uso tópico. Las presentaciones serán seguidas por un turno de preguntas y respuestas con nuestros ponentes expertos. El webinario se realizará en inglés.

Hora y lugar: 3pm CET [hora peninsular de España], martes 26 de febrero de 2013.

Desde aquí alentamos a las personas activistas europeas interesadas en saber más sobre la investigación en microbicidas a que se inscriban en este webinario y envíen sus preguntas por correo electrónico de forma anticipada a info@nam.org.uk. Durante el acto, también se animará a las personas asistentes a que planteen sus preguntas por teléfono.

Para registrarse en el webinario y obtener los números de teléfono y las instrucciones para unirse al mismo: por favor, siga este enlace.

La siguiente cita de esta serie de webinarios, prevista para el próximo 26 de marzo, hará un repaso de los últimos datos disponibles sobre el concepto de tratamiento antirretroviral como prevención del VIH.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Suscripción a los servicios informativos de gTt

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30