gTt-VIH

  1. Actualización en Tratamientos

Noticias sobre la Prevención del VIH: Europa. Boletín de noviembre de 2015

Edición de noviembre de 2015 del boletín mensual de NAM dirigido a todas las personas que trabajan en la prevención del VIH en Europa o están interesadas en este tema. Esta edición se centra en las principales novedades presentadas en las conferencias EACS 2015, IAPAC 2015 e IHRC 2015.

Como mínimo 25.000 personas podrían estar usando ya PrEP en EE UU

En EE UU, hasta 30.000 personas pueden estar tomando actualmente la profilaxis preexposición (PrEP) para prevenir el VIH, según se afirmó el mes pasado en la cuarta cumbre de IAPAC sobre Controlar la epidemia de VIH con antirretrovirales celebrada el pasado mes en París. Un sondeo realizado entre las farmacias que dispensan la PrEP en EE UU reveló que 8.512 personas habían recibido Truvada (emtricitabina y tenofovir) como profilaxis desde principios de 2012, lo que representa más del doble de las prescripciones realizadas el año anterior. Sin embargo, el número real de personas que toman PrEP es considerablemente superior. Apenas el 39% de las farmacias de EE UU participaron en dicho sondeo, por lo que podrían haberse producido casi 22.000 prescripciones de PrEP desde 2012, si se considera que las farmacias no participantes en el sondeo proporcionaron la misma tasa de profilaxis que las que sí contestaron. Además de la PrEP prescrita en la farmacia, se calcula que unas 8.000 personas están recibiendo PrEP en estudios de evaluación, a través del sistema Medicaid de EE UU o mediante el programa de asistencia al paciente que realiza la farmacéutica Gilead, fabricante de Truvada. Esto supone un total de casi 30.000 personas, aunque probablemente la cifra real sea algo más baja, ya que las farmacias que no participaron en el sondeo pueden estar proporcionando menos PrEP y también porque es posible que algunas personas hayan dejado de tomar esta profilaxis.

En contraposición, los ponentes europeos en la cumbre de IAPAC hicieron pública su frustración por la poca velocidad con la que se estaba avanzando hacia el acceso a la PrEP en ese continente. Jean-Michel Molina, investigador principal del estudio Ipergay, afirmó que el Ministerio de Sanidad francés ya había pedido a un panel de expertos y al Consejo Nacional Francés del Sida que realizaran recomendaciones sobre la provisión de PrEP, “… pero no demasiado pronto”. El experto declaró que esto podría crear una potencial situación peligrosa, ya que se observa que un número creciente de personas están pidiendo la PrEP y, como evidenció recientemente un sondeo de AIDES (enlace en francés), se extá extendiendo el uso informal de la PrEP y la solicitud de profilaxis postexposición (PPE) como manera de obtener la PrEP. Sheena McCormack, del estudio PROUD, afirmó que pensaba que los miedos de las autoridades europeas de que se produzca una demanda tan elevada que resulte inasumible son infundados: “Creo que nos tendremos que esforzar para que todas las personas que necesitan PrEP reconozcan o acepten que están corriendo un riesgo suficientemente elevado como para necesitarla”, comentó.

Dominique Costagliola, del ANRS, el organismo de investigación francés, afirmó que a pesar del hecho de que el 94% de las personas diagnosticadas de infección por VIH en Francia están recibiendo terapia antirretroviral, la prevalencia del VIH en la población de hombres que practican sexo con hombres (HSH) es actualmente del 17% y la incidencia anual es del 1,04%, es decir, seis veces superior a la tasa registrada en la población de personas usuarias de drogas inyectables y 13 veces mayor que la tasa detectada en mujeres de origen extranjero en Francia, las dos poblaciones clave siguientes en cuanto a tasa de incidencia. “Existe una situación crítica entre los HSH en Europa que es poco probable que pueda controlarse simplemente con una mayor tasa de realización de pruebas y el ofrecimiento de terapia antirretroviral tras el diagnóstico”, declaró.

Comentario: La PrEP puede no ser la ‘solución mágica’ para reducir la tasa de infección por VIH entre la población de hombres gais, es demasiado pronto como para saberlo, aunque en la misma conferencia Bob Grant, de iPrEx, presentó datos de San Francisco que sugieren que podría empezar a tener un impacto sobre los nuevos diagnósticos en hombres gais. Sea cual sea el impacto de la PrEP sobre la salud pública, el hecho de que continúe sin estar disponible en Europa empieza a ser escandaloso y un peligro si los hombres gais empiezan a comprar el medicamento de la PrEP por Internet o a través de amigos y empiezan a tomarla sin un seguimiento adecuado. El centro Dean St Clinic de Londres (Reino Unido) ya ofrece un servicio de clínica privada de PrEP, además de la realización de pruebas para las personas que compran la profilaxis por Internet y Jean-Michel Molina anunció en la Conferencia Europea del Sida que una clínica en París seguiría pronto su ejemplo.

La mayoría de las personas emigrantes con VIH en Europa se infectaron en su país de acogida

Un estudio presentado el pasado mes en la XV Conferencia Europea del Sida reveló que la mayor parte de las personas emigrantes que viven con VIH en Europa y que fueron diagnosticadas en los últimos cinco años probablemente adquirieron el virus en su país de acogida, en lugar de en su país de nacimiento. El estudio aMASE descubrió que la proporción de personas cuya fecha de infección documentada (o probable) tuvo lugar después de haber emigrado fue superior que la de las personas cuya fecha de infección documentada o probable ocurrió antes de emigrar. Este hallazgo se observó en todas las poblaciones clave, todas las zonas de origen y en ambos sexos. En muchos casos, la fecha de infección no pudo ser determinada. Sin embargo en el caso de la población de origen subsahariano, mientras que el 22% de las personas con VIH en Europa probablemente se infectaron en su país natal, el 31% lo hicieron en el territorio de acogida. La predominancia de infecciones producidas en Europa fue muy superior en personas procedentes de otras partes del mundo, que eran fundamentalmente hombres gais. El 68% de estas personas de la región de América Latina y el Caribe probablemente se infectaron por VIH después de abandonar su país y el 8% antes; el 57% de las personas de origen asiático se infectaron después y el 18% antes; el 58% de las personas de Europa del Este después y el 12% antes; el 60% de las personas de Europa Central se infectó después y el 8% antes y el 69% de las personas de Europa Occidental se infectó después y el 12% antes.

Por tanto, infectarse por VIH fue entre 3 y 8 veces más probable que se produjera en el país de acogida que en el de origen. Sin embargo, esto no fue un fenómeno exclusivo de los hombres gais: el 36% de las personas heterosexuales (tanto hombres como mujeres) habían adquirido el VIH en el país al que se habían mudado y sólo el 18% de las mujeres y el 13% de los hombres se infectaron sin lugar a dudas en su país natal. Débora Álvarez del Arco, del estudio aMASE, hizo un llamamiento para aumentar la investigación sobre los factores subyacentes en la vulnerabilidad de los emigrantes frente al VIH en sus países de acogida.

Comentario: Los procedimientos empleados en este estudio implicaron que en la mayor parte de los casos solo se disponía de una estimación de la fecha de infección, pero de todos modos, los resultados son realmente sorprendentes: incluso en el caso de las personas heterosexuales africanas y muy especialmente en el de los hombres gais, Europa constituye actualmente un entorno de mayor riesgo de infección por VIH para las personas emigrantes que sus países natales (y los países de Europa Occidental para las personas de Europa del Este). Esto puede deberse a varios motivos: uno de ellos podría ser que los emigrantes se dejan llevar por la nueva libertad que supone el cambio de ambiente, y otro motivo también podría ser la relativamente mayor prosperidad. Sin embargo, del mismo modo, el racismo y la explotación (incluyendo la que se produce en el ámbito gay), la soledad y la falta de apoyos entre iguales son factores que también influyen. Un aspecto notable es que muy pocas de las grandes ciudades europeas que atraen a personas en situación de riesgo de adquirir el VIH ofrecen suficiente información y apoyo relacionado con el VIH dirigido a la población inmigrante, especialmente información en sus idiomas natales.

El trabajo entre pares mejora la integración de los usuarios de drogas en la atención del VIH en Ucrania

Un programa innovador en el que participan trabajadores sociales entre iguales y que emplea un enfoque de manejo de casos para ayudar a las personas con VIH usuarias de drogas intravenosas a integrarse en los servicios médicos y a iniciar la terapia antirretroviral parece estar dando sus frutos, según los primeros resultados presentados en la 24 Conferencia Internacional sobre Reducción de Daños celebrada el pasado mes en Kuala Lumpur. La Alianza Internacional para el VIH/Sida en Ucrania mostró su preocupación por el hecho de que, a pesar de la derivación de las personas a los servicios de tratamiento del VIH del estado, muy pocas personas usuarias de drogas intravenosas estaban integradas efectivamente (o lograban ser retenidas) en la atención médica. El nuevo enfoque implicó la participación de iguales como trabajadores sociales para la reducción de daños, cambiando el foco de una mera provisión de jeringuillas estériles por, además, incluir medidas para favorecer la inclusión de las personas con VIH en los servicios de atención de esta infección. El objetivo es mejorar la cascada de tratamiento del VIH en esta población clave en Ucrania. Los trabajadores sociales adoptan un papel de mediación entre el paciente y el médico, haciendo presión para garantizar que las personas reciben los servicios a los que tienen derecho.

Tres cuartas partes de las personas usuarias del proyecto quedaron integradas activamente en la atención médica, en comparación con el 35% del total de usuarios de drogas intravenosas con VIH en Ucrania. La tasa de personas en terapia antirretroviral fue del 26% entre los usuarios del programa, frente a un 9% entre la población de usuarios de drogas del país a nivel general. No obstante, siguen siendo unas tasas demasiado bajas, debido en parte a que las personas con un recuento de CD4 superior a 350 células/mm3 (el 41% de los usuarios del proyecto) no son elegibles para recibir tratamiento según las directrices del país. Además, siguen existiendo barreras importantes en el sistema sanitario, empezando por la falta de disposición a tratar a las personas que siguen consumiendo drogas o las interrupciones en la provisión de los fármacos antirretrovirales.

“A algunas personas no les gustan los médicos ni los hospitales, especialmente a aquellas que sufren el estigma, como es el caso de nuestros clientes”, comentó Pavlo Smyrnov, de la Alianza Internacional para el VIH/Sida en Ucrania. “Sin embargo, también oímos a médicos decirles a los usuarios que deben dejar las drogas antes de pensar en recibir la terapia antirretroviral. Incluso, en casos más extremos, nos consta que algunos médicos han pedido a los usuarios que firmen un documento declarando que no desean iniciar la terapia hasta haber dejado las drogas”.

Comentario: Es demasiado pronto aún para emocionarse por los resultados de proyectos para integrar a más personas en la atención médica en Europa del Este e intentar mejorar las decepcionantes tasas de cobertura de la terapia antirretroviral y de personas con carga viral indetectable presentes en la región. No obstante, iniciativas como esta supondrán una señal de cambio si, además de las ONG, los servicios nacionales de salud empiezan a adoptarlos.

Un sondeo en una clínica de Londres revela el impacto del chemsex

Un sondeo realizado en Londres entre la población de hombres gais que consumen drogas durante el sexo (práctica denominada chemsex) ha revelado la existencia de unos niveles elevados de relaciones sexuales sin protección y una alta incidencia de hepatitis C tanto entre hombres con VIH como sin VIH. También se detectaron unos niveles altos de uso de profilaxis postexposición (PPE) y una elevada frecuencia de consumo de drogas inyectables. El estudio contó con la participación de 874 hombres que acudieron a un servicio de apoyo de chemsex a lo largo de un año en 56 Dean Street, la clínica de salud sexual más utilizada de Londres. En 56 Dean Street se atiende a más de 11.000 personas al mes, 7.000 de las cuales son hombres que practican sexo con otros hombres (HSH) y aproximadamente 3.000 de ellos consumen drogas. El servicio de apoyo a chemsex atiende a unos 100 hombres gais al mes. Los hombres que acudieron a la clínica constituyeron un grupo autoseleccionado de personas que mostraban preocupación respecto al uso de drogas durante las relaciones sexuales, pero sondeos anteriores realizados en la ciudad han evidenciado que al menos entre el 19 y el 25% de los hombres que acuden a los servicios de salud sexual declaró utilizar drogas recreativas durante las relaciones sexuales.

El 32% de los hombres tenía VIH (280), incluidos 42 hombres que no tomaban tratamiento antirretroviral. La mayoría de estas personas declararon no utilizar preservativos (el 64%). Las personas con VIH fueron más propensas a admitir que, después del diagnóstico de la infección, habían aumentado sus prácticas de consumo de drogas durante el sexo. Entre los hombres en tratamiento, el uso del preservativo fue algo superior, pero el 25% declaró no utilizar nunca el preservativo y el 10% de los hombres sin VIH no reveló cuál era su nivel de uso del mismo. El 30% de los hombres con VIH que acudieron a la clínica habían tomado profilaxis postexposición al menos una vez en los últimos dos años y el 25% la había tomado entre 2 y 10 veces en los últimos dos años. No resultó sorprendente detectar un elevado grado de interés por la profilaxis preexposición (PrEP): el 42% de los hombres mostró su interés en utilizarla, aunque un tercio de los encuestados no conocía esta estrategia preventiva.

La hepatitis C también fue muy prevalente entre los hombres que acudieron a la clínica: el 12% de ellos había dado positivo en la prueba del virus de la hepatitis C (VHC) al menos una vez, y algo más de la mitad de los hombres que dieron positivo al VHC no tenían VIH (52%). El 29% de todos los hombres que acudieron a la clínica afirmó que había consumido drogas inyectables, pero el 46% de los que dieron positivo al VHC declaró que nunca había tomado drogas inyectables, lo que revela la existencia de una frecuencia elevada de transmisión a través de la exposición sanguínea a este virus durante las relaciones sexuales.

Comentario: Se trata de un subconjunto de hombres que acudieron por su propia iniciativa a los servicios de la clínica 56 Dean Street y que mostraron explícitamente su preocupación respecto al uso de drogas durante el sexo, por lo que no constituyen una muestra representativa de los usuarios de las clínicas, ni tampoco de los hombres gais de Londres en general. De todos modos, en cierto sentido esto no importa, ya que se trata de una instantánea de los hombres gais es situación más vulnerable en el Reino Unido, aquellos a los que el estudio iPrEx calificó en riesgo ‘inminente’ de infección por VIH. Incluso dentro de esta muestra, el estudio descubrió un subconjunto de personas en una situación de riesgo aún mayor: los hombres recién diagnosticados de VIH, que también pueden estar entre la minoría que no toma tratamiento antirretroviral y cuyos niveles atípicos de riesgo y consumo de drogas pueden constituir un indicativo de problemas de salud mental y crisis y pueden ofrecer una pista sobre el tipo de apoyo que los hombres necesitarían en esas ocasiones. Ahora sería necesario realizar un sondeo longitudinal entre usuarios de clínicas para determinar durante cuánto tiempo se mantienen estos periodos de riesgo y qué tipo de servicios de prevención se adaptarían mejor a sus necesidades en esos momentos.

Se observa una modesta pérdida de masa ósea entre hombres jóvenes que toman Truvada como PrEP

Los participantes en ATN 110, el proyecto de demostración sobre profilaxis preexposición (PrEP) dirigido a hombres jóvenes de entre 18 y 22 años de edad, experimentaron un modesto, aunque significativo descenso en la masa ósea después de empezar a tomar Truvada, según los hallazgos presentados en la XV Conferencia Europea del Sida. El uso de tenofovir (uno de los componentes de Truvada) se considera en general seguro y es un fármaco bien tolerado, pero se sabe que es responsable de una pequeña pérdida de masa ósea en las personas que lo toman como parte de su terapia antirretroviral. De hecho, otro estudio presentado en la conferencia confirmó que las personas que iniciaron la terapia antirretroviral perdieron aproximadamente el 2% de su masa mineral ósea en el primer año.

La masa ósea suele alcanzar un máximo en torno a los 20 años de edad, y posteriormente empieza a descender de forma gradual. El pico de masa ósea constituye un importante factor de predicción del riesgo de fracturas posteriormente en la vida, por lo que cualquier reducción de la masa ósea en personas jóvenes puede ser especialmente significativa, y los participantes en ATN 110 tenían una mediana de edad de 20 años.

Los niveles de densidad mineral ósea fueron menores de lo esperado inicio del estudio, quedando por debajo de los valores normales para la edad y raza/etnia. El 8,1% de los participantes tuvo una densidad mineral ósea por debajo de los umbrales internacionales estándar en la espalda, el 6,1% en la cadera y el 3,7% en todo el cuerpo. Seis meses después de empezar a tomar Truvada, la densidad ósea descendió en la espalda (en torno a un 0,2%), en la cadera (en torno a un 0,4%) y en todo el cuerpo (en torno a un 0,8%), siendo los últimos dos cambios estadísticamente significativos. A la semana 48, la densidad mineral ósea en la cadera siguió disminuyendo de forma constante (reduciéndose aproximadamente en un 1,0%) y la densidad mineral ósea de todo el cuerpo descendió un poco más. Por su parte, la densidad mineral ósea en la espalda empezó a incrementarse y, de hecho, superó el nivel basal. Sin embargo, hay que señalar que la adherencia en el estudio descendió con el tiempo y a la semana 48 sólo la tercera parte de los participantes seguía presentando niveles de fármaco en sangre compatibles con una elevada protección. La pérdida ósea a la semana 48 se correlacionó con la exposición a tenofovir. Los hombres con niveles de tenofovir compatibles con una elevada protección mostraron una pérdida de masa ósea en la espalda de aproximadamente el 1,5% a la semana 48, mientras que aquellos con niveles indetectables de fármaco presentaron un aumento de la densidad ósea de aproximadamente la misma magnitud.

Comentario: Es importante no preocuparse en exceso por los resultados de este estudio, ya que las pérdidas de masa ósea observadas (que, en líneas generales, están en consonancia con las observadas en las personas que toman tratamiento antirretroviral) no fueron clínicamente significativas ni estuvieron relacionadas con el riesgo de fractura de huesos. De cualquier modo, debemos de estar particularmente atentos a cualquier efecto secundario de los fármacos en la medicina preventiva, especialmente teniendo en cuenta que los hombres gais que inician la PrEP cuando son muy jóvenes pueden pasar temporadas tomando y dejando el fármaco a lo largo de varios años o incluso de sus vidas. Por supuesto, la mejor opción sería realizar estudios para conseguir que otros fármacos puedan utilizarse como profilaxis preexposición.

Las tasas de VHC permanecen constantes entre los hombres gais con VIH en Europa, aunque varían de una región a otra

No se ha observado un descenso en los nuevos casos de infección por el virus de la hepatitis C (VHC) entre hombres con VIH que practican sexo con hombres en 16 cohortes europeas según una presentación realizada recientemente en la XV Conferencia Europea del Sida. El análisis empleó datos de casi 6.000 hombres de 16 de las 29 cohortes CASCADE de personas seroconversoras al VIH, o personas con fechas de infección por VIH bien determinada. Las cohortes se incluyeron en el análisis si al menos la mitad de los hombres que practican sexo con hombres (HSH) que las integraban se habían realizado la prueba del VHC (de anticuerpos o de ARN). La incidencia de casos de VHC se determinó empleando dos métodos. Al hacer el promedio entre los dos métodos, a lo largo de una mediana de periodo de seguimiento de cuatro años, se calcula que se produjeron algo más de 300 infecciones. La incidencia anual de VHC aumentó de forma constante, desde aproximadamente el 0,15% anual en 1990 (1 por cada 670 hombres al año) a aproximadamente 2% al año (1 de cada 50) en 2014.

Las tendencias en las tasas de incidencia de la hepatitis C variaron de una región a otra. Así, mientras que los nuevos casos parece que siguen aumentando en Europa del Sur y del Norte, la incidencia en Europa Occidental parece estar estabilizándose. En un análisis multivariable se observó que la probabilidad de infección por el VHC fue mayor entre los hombres con una carga viral del VIH más elevada, aunque este estudio no observó ninguna relación significativa con el recuento de CD4.

Comentario: Es interesante señalar que este estudio encontró una relación bastante significativa entre la infección por hepatitis C y tener una carga viral de VIH elevada: Los autores trabajaron con cohortes de hombres que ya vivían con VIH, por lo que el tener los dos virus no se debió a una infección simultánea por VIH y VHC. Este hecho podría deberse a un tercer factor: los periodos de riesgo y vulnerabilidad (tal como se sugiere en el estudio sobre ‘chemsex’ ya mencionado) podrían traer consigo un aumento del riesgo de adquirir la hepatitis C al mismo tiempo que se produce una mala adherencia al tratamiento antirretroviral. Es posible que tener unos niveles elevados de VIH en el organismo facilite la infección por VHC debido a los procesos inflamatorios. Con independencia de la causa, el riesgo de infección de hepatitis C en hombres gais con VIH actualmente es prácticamente similar al riesgo de infección por VIH entre los hombres seronegativos.

Resumen de otras noticias

EACS está a favor del tratamiento tras el diagnóstico y recomienda la PrEP diaria o intermitente

Las nuevas directrices clínicas sobre VIH de la Sociedad Clínica Europea del Sida (EACS), hechas públicas durante la XV Conferencia Europea del Sida, ponen a Europa en consonancia con el resto del mundo a la hora de recomendar que todas las personas con VIH inicien el tratamiento antirretroviral tras el diagnóstico de la infección. Las nuevas directrices también incluyen una recomendación positiva de la profilaxis preexposición, en consonancia con las recomendaciones de EE UU, la OMS y la Sociedad Británica del VIH (BHIVA). La PrEP está recomendada” para los “hombres que practican sexo con hombres y personas transexuales que no utilizan preservativos de forma regular con sus parejas ocasionales o con sus compañeros/as con VIH que no toman tratamiento” y “podría considerarse su uso” en el caso de “hombres y mujeres heterosexuales que no utilizan preservativos de forma regular y que probablemente tengan parejas con VIH que no toman tratamiento”. Las directrices recomiendan que la profilaxis se prescriba como régimen diario o intermitente, siguiendo en el último caso la dosificación empleada en el estudio Ipergay (una dosis doble en las 24 horas anteriores a la relación sexual y una dosis única en cada uno de los dos días siguientes).

¿Por qué se reutiliza el material de inyección? Los usuarios de drogas hacen su propia investigación para descubrirlo

Incluso en el contexto de un acceso relativamente bueno a los servicios de reducción de daños, como ocurre en Australia, los principales motivos por los que las personas usuarias de drogas inyectables reutilizan las jeringuillas estuvieron relacionados con la mala adecuación de los servicios, con el estigma asociado al consumo de drogas, con el miedo a las repercusiones y con otros factores contextuales, según se afirmó en la 24 Conferencia Internacional sobre Reducción de Daños. Un aspecto único de este estudio es que fue planificado, llevado a cabo y analizado por personas en la misma situación que las investigadas (usuarios de drogas intravenosas en activo o que lo fueron en el pasado). Como la investigación fue cualitativa y se llevó a cabo por iguales, sus resultados permiten incluir la opinión de las personas consumidoras de drogas en la respuesta a la pregunta de por qué se reutiliza el material de inyección.

La fase de infección reciente y las interrupciones del tratamiento antirretroviral son periodos clave para la transmisión del VIH

Una gran proporción de casos de transmisión del VIH se producen durante la fase de infección reciente o cuando se realizan interrupciones del tratamiento antirretroviral, según informa un equipo de investigadores suizo en Clinical Infectious Diseases. En conjunto, el 44% de las trasmisiones estuvieron relacionadas con una infección reciente y el 14% pudieron estar vinculadas a interrupciones del tratamiento. Los autores del estudio consideran que estos hallazgos representan un importante reto para las estrategias de tratamiento como prevención.

La terapia de sustitución de opiáceos reduce la transmisión de la hepatitis C

Un análisis de los resultados combinados de 25 estudios ha aportado por primera vez pruebas sólidas de que el uso de metadona, al igual que otras formas de terapia de sustitución de opiáceos, por parte de las personas usuarias de drogas intravenosas, reduce de forma sustancial los nuevos casos de infección por hepatitis C. El metaanálisis evidenció que la terapia de sustitución por sí misma redujo en un 39% las infecciones por hepatitis C y en un 71% cuando se acompañó de un elevado uso de los servicios de intercambio de jeringuillas. Este efecto protector se había demostrado con anterioridad en el caso del VIH, pero nunca para la hepatitis C.

Noticias de otras fuentes

Irlanda: el próximo año se abrirán salas de inyección para adictos, afirma el ministro

(De Irish Times)

Los usuarios de drogas podrán utilizar salas de inyección supervisadas en Dublín a partir del próximo año y, poco después, se abrirán otras en Cork, Galway y Limerick, según ha afirmado el ministro responsable de la Estrategia Nacional sobre Drogas. También se prevé la despenalización de la posesión de pequeñas cantidades de drogas (entre ellas la heroína, la cocaína y el cannabis) para consumo personal, como parte de un “cambio cultural radical” en la respuesta al problema de la adicción a las drogas.

Primeros resultados clínicos prometedores de un tratamiento antirretroviral inyectable de larga duración

(De Science Speaks)

La posibilidad de contar con un tratamiento para el VIH que no dependería de su administración diaria parece estar un poco más cerca hoy tras el anuncio de los primeros resultados clínicos de una combinación inyectable de dos fármacos antirretrovirales, que evidencian que, administrada de forma mensual o incluso bimestral, resulta eficaz para controlar el VIH entre las personas cuya carga viral ya está indetectable. También se están realizando estudios para probar este régimen inyectable como profilaxis preexposición.

Un estudio sin precedentes sugiere la posibilidad de una cura de la hepatitis C en tres semanas

(De Science)

Recientemente se ha anunciado que está casi al alcance de la mano lo que parece constituir otra asombrosa victoria en la lucha farmacológica contra el virus de la hepatitis C (que daña el hígado): Un pequeño estudio sugiere que en algunos casos es posible curar la infección en tres semanas, un periodo extremadamente corto.

En la crisis de la heroína, familias blancas buscan una respuesta más moderada en la guerra contra las drogas

(De New York Times)

Cuando la larga guerra que la nación está sosteniendo contra las drogas estaba marcada por el consumo generalizado de crack y se centraba en zonas urbanas pobres y eminentemente de etnia negra, la respuesta pública se concretó en la estrategia de ‘tolerancia cero’, con duras sentencias de prisión. Pero la actual crisis de la heroína es diferente, ya que afecta a un número superior de personas de etnia blanca y clase media. Sus familias están usando su influencia, enfado y dolor para amortiguar el enfoque del país ante las drogas, incitando al gobierno a tratar el tema no como un delito, sino como una enfermedad.

¿Por qué los microbicidas para prevenir el VIH siguen siendo necesarios en la era del tratamiento como prevención?

(De The Body Pro)

¿Cuál es la situación en el desarrollo de fármacos tópicos para prevenir el VIH? En la era de la profilaxis preexposición (PrEP) oral y el tratamiento como prevención, ¿sigue siendo relevante? Por otro lado, si las lecciones extraídas del ensayo VOICE (siglas en inglés de Intervenciones Vaginales y Orales para Controlar la Epidemia), considerado con frecuencia como un fracaso, pueden ayudar a hacer que los ensayos clínicos sobre prevención del VIH sean más efectivos, ¿podemos realmente calificarlo un fracaso?

Una atención del VIH mejor organizada podría salvar vidas y ahorrar miles de millones de dólares, según predice un modelo por ordenador

(De Johns Hopkins Medicine)

Un equipo de investigadores ha publicado en la revista Clinical Infectious Diseases un artículo sobre los resultados de un modelo epidemiológico-económico del VIH en el que se afirma que los esfuerzos para alentar a las personas con VIH para que no abandonen el seguimiento regular con el equipo médico que las atiende y para seguir tomando la terapia antirretroviral de forma prolongada pueden tener más éxito en la prevención del virus que los esfuerzos por aumentar la prueba del VIH de forma aislada.

El ministro de sanidad de Rusia advierte que la epidemia de VIH en ese país podría descontrolarse

(De The Moscow Times)

La epidemia de VIH en Rusia podría quedar fuera de control al final de la década si no se amplía el acceso al tratamiento contra el virus, según ha advertido el ministro de sanidad del país.

 

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Contactos para personas con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30