gTt-VIH

  1. La noticia del día

Transmisión sexual de la hepatitis C en hombres gais y bisexuales con VIH

Dos estudios registran nuevos casos de infección aguda diagnosticados en hospitales españoles

Dos estudios cuyos resultados han sido presentados en el IX Taller Internacional sobre Coinfección por VIH y Hepatitis, que se celebra estos días en Roma (Italia), han puesto de manifiesto que en España también se están detectando casos de infección aguda por el virus de la hepatitis C (VHC), adquirida por vía sexual, en hombres con VIH que practican sexo con otros hombres (HSH). Todos los casos comunicados proceden de dos centros hospitalarios en Madrid.

Aunque es bien sabido que la hepatitis C es una infección de transmisión principalmente sanguínea y que el uso compartido de material de inyección de drogas es el principal factor de riesgo, existen cada vez más indicios de que, en el caso de los HSH con VIH, podría asociarse a prácticas sexuales de alto riesgo. En concreto, los casos de infección por hepatitis C en HSH con VIH se han relacionado con factores de riesgo tales como prácticas sexuales sin preservativo (por ejemplo, sexo anal traumático o fisting –introducción parcial o total de la mano en el ano de la pareja–), sexo en grupo, empleo de drogas no inyectables e infecciones de transmisión sexual [ITS] concurrentes (véanse La Noticia del Día 21/02/2011, 07/06/2011, y 18/02/2013).
 
La mayor parte de la evidencia científica de transmisión sexual de la hepatitis en hombres que practican sexo con otros hombres con VIH procede de grandes ciudades europeas. No obstante, también han sido descritos casos de infecciones agudas por VHC –no asociados al uso de drogas inyectables- en hombres gais y bisexuales en Nueva York y otras ciudades estadounidenses.

En el primero de los estudios, los investigadores del Hospital Universitario de la Princesa realizaron una descripción de las características clínicas y epidemiológicas y la evolución de los casos observados en su unidad. Para tal fin, seleccionaron a los pacientes con VIH que, desde agosto de 2011 a febrero de 2013, dieron positivo tanto en la prueba de anticuerpos como en el test de ARN del VHC teniendo un resultado previo negativo en la prueba de anticuerpos. Ninguno de los pacientes diagnosticados había sido usuario de drogas inyectables.
Tabla casos infección

Se diagnosticó un total de seis casos de infección aguda por VHC. Las edades de los pacientes se situaron en la franja entre los 33 y los 48 años. La duración de la infección por VIH también fue variable, oscilando entre los cuatro y los 20 años. Todos los participantes comunicaron conductas de alto riesgo de infecciones de transmisión sexual (ITS) los seis meses anteriores al diagnóstico (véase tabla). El empleo de drogas no inyectables y alcohol fue habitual durante las relaciones sexuales y, a menudo, las conductas sexuales de mayor riesgo se produjeron bajo los efectos de estupefacientes y/o el alcohol, lo que coincide con los resultados de otros estudios que han evaluado el uso de ambas sustancias en la transmisión sexual del VIH y otras ITS (véase La Noticia del Día 23/05/2013).

Conviene destacar que los seis casos manifestaron tener percepción del riesgo de VIH y de ITS y la mitad de ellos eran conscientes de la posibilidad de adquirir la hepatitis C por vía sexual. De hecho, la mitad afirmó haber observado sangre en su ano o en los genitales –o en los de sus parejas– durante las relaciones sexuales.

Solo un paciente reveló haber mantenido relaciones sexuales en varios países con múltiples parejas sexuales fuera de España los tres meses previos al diagnóstico.

Por lo que respecta al VIH, todos estaban tomando tratamiento antirretroviral y sus cargas virales estaban indetectables. Todos los pacientes excepto uno comunicaron haber tenido ITS los dos últimos años. Únicamente uno de ellos estaba coinfectado por el virus de la hepatitis B (VHB).

En cuanto a la infección aguda por VHC, ninguno presentó síntomas evidentes como ictericia. Las cargas virales del VHC se situaron entre los 4,33 y los 6,68log UI/mL. El estadio de la fibrosis hepática evaluada por medio de pruebas de elastometría transitoria ( FibroScan®) en el momento del diagnóstico fue F2 en tres pacientes y F0, F1 y F3 en los tres pacientes restantes, respectivamente. Se apreció una tendencia hacia una disminución del grado de fibrosis después de la fase aguda de la hepatitis. En ninguno de los seis pacientes, se registró un descenso igual o superior a 2log de la carga viral del VHC tras el primer mes del diagnóstico, y ninguno tuvo un aclaramiento espontáneo de la hepatitis C al tercer mes.

A dos pacientes se les administró tratamiento con interferón pegilado y ribavirina seis meses después del tratamiento: uno de ellos tuvo respuesta virológica rápida y precoz (es decir, carga viral indetectables del VHC a las semanas 4 y 12 de tratamiento) y el otro presentó un descenso de 2log en la carga viral a las cuatro semanas.

Según los investigadores, este informe descriptivo de casos sugiere que la hepatitis C es una infección de transmisión sexual emergente en HSH con VIH cuyo cribado anual debería formar parte del seguimiento de estos pacientes, o como mínimo de los que están en una situación de mayor riesgo de ITS. Además, también consideran que el cribado del VHC debería efectuarse tras un aumento repentino de las transaminasas incluso en ausencia de síntomas.

En el segundo estudio, investigadores del Hospital Carlos III de Madrid examinaron la incidencia de infección aguda por hepatitis C en HSH con VIH atendidos durante los últimos cinco años en la unidad de consultas externas. Se identificaron aquellos pacientes con resultados positivos tanto en la prueba de anticuerpos como en la de ARN del VHC y que tenían resultados negativos para dichas pruebas el año anterior. Las tasas de incidencia de hepatitis C aguda se compararon con las de sífilis.

Por otra parte, se realizaron análisis filogenéticos con el objetivo de examinar si las infecciones agudas por hepatitis C podrían agruparse por clústeres o grupos.

Durante el periodo de estudio, se diagnosticaron 19 casos de infección aguda por VHC y 859 de sífilis. Los 19 casos de hepatitis C aguda se dieron todos en HSH de los que en siete casos se produjo de forma concomitante sífilis.

La tasa anual de sífilis aumentó de forma significativa de 65 casos en 2008 a 261 en 2012 (p <0,001). En el año 2012, la incidencia de sífilis en HSH con VIH fue aproximadamente de un 20%. En contraste, la infección aguda por VHC se diagnóstico solo en un paciente en el año 2008, pero aumentó hasta siete en 2012 (p= 0,12).

Se administró tratamiento contra la hepatitis C (interferón pegilado y ribavirina) a nueve pacientes y todos se curaron. Un paciente que no recibió tratamiento eliminó el VHC de forma espontánea (p= 0,004).

Los análisis filogenéticos revelaron dos clústeres de infección por el genotipo 4 (n= 4) y genotipo 1a (n= 4) del VHC. No se encontraron indicios de que pudiesen estar relacionados de forma estrecha con otros clústeres de infección aguda por hepatitis C en HSH con VIH detectados en otras grandes ciudades europeas. Por el contrario, se halló una identidad muy próxima con secuencias filogenéticas procedentes de usuarios de drogas inyectables de Madrid, algunos de los cuales son hombres gais y bisexuales.

En sus conclusiones, los investigadores señalan que la incidencia de hepatitis C aguda en Madrid es baja, aunque va en constante aumento en HSH con VIH (<1% al año), a pesar de las elevadas tasas de sífilis advertidas (20% al año en HSH con VIH). Por este motivo, los expertos consideran que, además de reforzar la prevención de las ITS, se debería realizar de forma rutinaria el cribado de la hepatitis C en esta población de pacientes, dado que el tratamiento de la infección aguda por VHC es muy eficaz. Por último, los investigadores consideran que los recientes brotes de hepatitis C aguda observados en Madrid en HSH con VIH podrían tener su origen en un reservorio local de hepatitis C presente en usuarios de drogas inyectables.

Los resultados de ambos estudios ponen también en evidencia la necesidad de intensificar, a escala comunitaria, las intervenciones educativas sobre la transmisión sexual del VHC y los esfuerzos preventivos dirigidos a los hombres que practican sexo con hombres, en general, y a aquellos con VIH, en particular. 

Fuente: Elaboración propia.
Referencias: Valencia J, De los Santos I, Sanz J et al. Hepatitis C virus (HCV) acute infection in HIV-infected MSM due to sexual transmission: clinical and epidemiological description of six cases. 9th International Workshop on HIV & Hepatitis Co-infection. 30 – 31 May 2013, Rome, Italy. Abstract P_15.

Plaza Z, Poveda E, Vispo E, et al. Evidence for recent emergence of acute hepatitis C epidemics in HIV+ homosexual men in Madrid and from local injecting drug users. 9th International Workshop on HIV & Hepatitis Co-infection. 30 – 31 May 2013, Rome, Italy. Abstract P_07.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Suscripción a los servicios informativos de gTt

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30