gTt-VIH

  1. La noticia del día

Se registra un elevado consumo de sustancias entre personas mayores LGTBI+ en EE UU

Un nuevo estudio revela que el estigma y discriminación y/o la soledad y el aislamiento que sufren estas personas determinaría un mayor uso de drogas y otras sustancias

Las personas mayores LGTBI+ registran tasas más elevadas de consumo de sustancias que las personas heterosexuales de la misma edad. Esta es la principal conclusión de un nuevo estudio realizado por un equipo de investigadores estadounidenses, cuyos resultados se han publicado recientemente en la revista Journal of General Internal Medicine.

Este hallazgo coincide con estudios anteriores que habían hallado que las personas adolescentes y adultas jóvenes LGTBI+ tienen más probabilidades de usar sustancias y/o drogas que las personas heterosexuales de la misma edad. Este uso puede atribuirse a factores estresores que afectan a este colectivo, como la discriminación, el estigma, la soledad y el aislamiento. Es preciso investigar las causas complejas de esta problemática, especialmente el papel que desempeñan el estigma, la discriminación y los prejuicios en el consumo de sustancias y/o drogas, sobre todo entre las personas adultas mayores.

Existe una mayor prevalencia en el uso de sustancias entre personas adultas LGTBI+ que podría continuar en la edad avanzada, igual que sucede con las personas adolescentes y adultas jóvenes LGTBI+, pero añadiendo la problemática generada por el envejecimiento, en forma de aislamiento social y edadismo.

En este nuevo estudio, se utilizaron datos de la Encuesta Nacional sobre Uso de Drogas y Salud de EE UU, un sondeo anual que se realiza a una muestra representativa de personas y que formula preguntas sobre identidad sexual y que incluye a las personas del colectivo LGTBI+. Por medio de encuestas desde 2015 hasta 2017, los investigadores fijaron su atención en los datos de personas adultas de 50 años o más para determinar cuál fue su consumo de cannabis, alcohol, cocaína y metanfetamina en el último año, así como el uso no prescrito de medicamento opioides, sedantes (como medicamentos para dormir), estimulantes y tranquilizantes (como fármacos para tratar la ansiedad, incluidas las benzodiacepinas).

A continuación, los investigadores compararon la prevalencia en el consumo de drogas y/o sustancias en el último año entre la población adulta de la cohorte pertenecientes al colectivo LGTBI+ y las personas heterosexuales. La muestra incluyó a 25.880 participantes siendo de un 2,5% el porcentaje de personas LGTBI+.

El estudio reveló que las personas mayores LGTBI+ tenían más probabilidades de consumir varias drogas y/o sustancias que sus iguales heterosexuales. De forma específica, las personas mayores LGTBI+ tenían más del doble de probabilidades de consumir cannabis (13,9% frente a 5,5%), el doble de probabilidades de utilizar tranquilizantes sin receta (3,6% frente a 1,1%) y más probabilidades de consumir medicamentos opioides sin receta (4,7% frente a 2,3%).

Estos hallazgos deberían orientar los esfuerzos en la prevención y reducción de daños en las personas LGTBI+ y no deberían servir para estigmatizarlas. Los investigadores esperan que este nuevo estudio, publicado durante el mes del Orgullo, recuerde que, en pleno 2020, todavía existen personas que deben afrontar factores estresores asociados con su identidad sexual. Aunque los tiempos están cambiando y las cosas han mejorado, las personas mayores LGTBI+ aún pueden verse afectadas por experiencias pasadas de intolerancia.

El uso de drogas y/o sustancias añade complejidad al cuidado de las personas mayores, que están experimentando cambios físicos, tienen más probabilidades de sufrir enfermedades crónicas y pueden tomar más medicamentos a medida que envejecen, lo que puede interactuar con el uso de sustancias y/o drogas y provocar acontecimientos adversos.

Los cambios relacionados con la edad sitúan a las personas mayores en una situación de mayor vulnerabilidad frente a los daños por el uso de drogas y/o sustancias. Esto es aún más cierto para las poblaciones vulnerables que experimentan estigma, como las personas LGTBI+, que pueden presentar una disparidad de problemas de salud y tener barreras para acceder a la atención médica.

Los investigadores concluyen enfatizando que el objetivo de este estudio no es estigmatizar aún más al colectivo LGTBI+, sino llamar la atención de la profesionales sanitarios y sociosanitarios sobre las necesidades de las comunidades que han sido desatendidas. Recomiendan el enfoque de salud pública centrado en el paciente para prevenir o reducir cualquier daño potencial asociado al uso problemático de sustancias y/o drogas entre personas mayores LGTBI+.

Fuente: POZ / EurekAlert / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: Han BH, Miyoshi M & Palamar JJ. Substance Use Among Middle-Aged and Older Lesbian, Gay, and Bisexual Adults in the United States, 2015 to 2017. J GEN INTERN MED (2020). https://doi.org/10.1007/s11606-020-05635-2

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Opciones de tratamiento de la dependencia de opiáceos para personas que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!