gTt-VIH

  1. La noticia del día

Lactancia y VIH en mujeres con carga viral indetectable en el Reino Unido

Un 38% de la mujeres se decantaría por dar el pecho a sus bebés; sin embargo, determinadas barreras, como el estigma y la ocultación asociados al VIH o la falta de conocimiento sobre la transmisión, les impide tomar decisiones informadas

De acuerdo con un estudio presentado en la XXV Conferencia Anual de la Asociación Británica del VIH (BHIVA, en sus siglas en inglés) que tuvo lugar a principios de mes en Bournemouth (Reino Unido), más de un tercio de las mujeres con el VIH en la etapa final del embarazo o que han dado a luz recientemente desearían dar el pecho a sus bebés. Sin embargo, el estudio también reveló que solo un 27% de las mujeres pensaba que era segura la lactancia cuando la carga viral se sitúa en niveles indetectables.

La tasa actual de transmisión vertical del VIH (de madre a hijo) en Reino Unido e Irlanda se sitúa por debajo del 0,3%. Las directrices de la BHIVA sobre lactancia materna en el contexto del VIH recomiendan que las madres con el VIH utilicen la leche de fórmula para alimentar de forma segura a sus bebés y evitar la transmisión del VIH. Sin embargo, también señalan que las mujeres con una carga viral indetectable y buena adherencia al tratamiento que opten por la lactancia deben recibir apoyo clínico para hacerlo (véase La Noticia del Día 11/12/2018). En casos de infección mamaria (mastitis) o si la madre o el bebé tienen síntomas gastrointestinales la lactancia materna debería interrumpirse.

A pesar de estas recomendaciones, poco se sabe sobre la lactancia materna de las mujeres con el VIH en entornos de altos recursos económicos y las prácticas clínicas actuales en este contexto. Con el fin de arrojar un poco más de luz sobre estos aspectos, en 2012 se puso en marcha el sistema de vigilancia nacional del VIH en el embarazo y la infancia (NSHPC, en sus siglas en inglés) en Reino Unido, donde se introdujeron algunas mejoras en agosto de 2018.

Durante el periodo de 2012 a 2019 se produjeron 7.187 nacimientos vivos de mujeres con el VIH. En 135 casos, se informó sobre lactancia materna planificada y/o asistida. La mediana de edad de estas mujeres fue de 35 años en el momento del parto, el 93% había sido diagnosticada antes del embarazo y el 83% habían nacido fuera de Reino Unido.

En 102 de estas mujeres se realizó una recogida de datos más exhaustiva que reveló que, en once de ellas, la pareja desconocía que la mujer tenía el VIH y que una quinta parte tenía problemas para acudir al seguimiento mensual de carga viral.

Entre las razones más nombradas para querer dar el pecho al bebé, se incluyen el vínculo que se establece con el bebé, los beneficios para la salud, la presión de la familia o los amigos, la preocupación por tener que explicar por qué no se da el pecho al bebé, haber amamantado previamente después del diagnóstico de VIH y las preocupaciones sobre el coste de la leche de fórmula.

En el momento de la recogida de datos, 90 de las mujeres habían dejado de amamantar. La duración media de la lactancia materna fue de siete semanas (intervalo de un día a dos años). En 36 casos el cese había sido planificado, 4 mujeres pararon debido a un repunte pasajero de la carga viral, 3 debido a mastitis y 6 debido a problemas con el enganche del bebé al pecho.

Las recomendaciones de la BHIVA no fueron seguidas en todos los casos. Diez mujeres informaron de alimentación mixta durante los primeros seis meses y dos mujeres continuaron amamantando con mastitis.

Hasta el momento no se ha registrado ningún caso de transmisión de madre a hijo en el contexto de lactancia asistida. Sin embargo, todavía se están recopilando datos de seguimiento.

Alrededor del 58% de los bebés de madres que habían dejado de amamantar han tenido pruebas de anticuerpos para el VIH negativas. Otro 28% todavía está en fase de seguimiento y un 6% se había perdido durante el seguimiento. Dos de los bebés cuyas madres tuvieron repuntes pasajeros de la carga viral se han realizado pruebas de anticuerpos que confirman que no tienen el VIH y los otros dos están a la espera de la prueba.

A pesar de que la fase de seguimiento está todavía en marcha, los investigadores creen que los datos preliminares sugieren una mayor normalización de la experiencia de la maternidad entre las mujeres con el VIH.

Otro estudio, conocido como PACIFY y presentado también durante la conferencia, permitió conocer las opiniones sobre la lactancia materna de las mujeres con el VIH embarazadas o que habían dado a luz recientemente.

El estudio fue realizado entre junio de 2017 y junio de 2018. En total, participaron 94 mujeres con una mediana de edad de 36 años, el 69% eran de etnia negra africana, el 92% tenía una carga viral indetectable y la mediana de células CD4 fue de 618 células/mm3.

La mayoría de las mujeres participantes refirió haber hablado con un profesional de la salud sobre la lactancia materna; casi el 90% de las mujeres contaron que, en el caso de decantarse por la lactancia materna, estarían dispuestas a realizarse pruebas de carga viral para asegurarse de que siguen teniendo carga viral indetectable y el 84% estaría dispuesta a realizar cribados mensuales a su bebé.

Sin embargo, dos tercios de las participantes consideraban que la lactancia no era segura en mujeres con la carga viral detectable. Asimismo, más de un tercio también creyó que no era seguro amamantar incluso cuando la carga viral estaba indetectable; sólo el 27% consideraba que la lactancia era segura en este escenario.

Además, dos tercios de las participantes comentaron que habían mentido acerca de sus razones para no amamantar y el 62% informó que habían sido interrogadas por amigos, familiares o miembros de su comunidad por el hecho de no dar el pecho a sus bebés.

Finalmente, el 38% de las participantes manifestaron que les gustaría dar el pecho a sus bebés frente a un 48% que comunicó que no lo haría.

Los investigadores concluyen que el estigma y la ocultación son problemas presentes en las mujeres con el VIH embarazadas. Los mismos sugieren que puede ser el momento para que los profesionales de la salud tengan un diálogo más abierto con las mujeres con el VIH sobre la lactancia materna y así optimizar el apoyo para las mujeres que eligen esta opción.

Fuente: Aidsmap/ Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia: Francis K et al. BHIVA guidelines and breastfeeding in the UK – the current picture. 25th Annual Conference of the British HIV Association, Bournemouth, abstract O04, 2019.

Nyatsanza F et al. 38% of child bearing women with HIV in the UK would like to breastfeed: PACIFY STUDY. 25th Annual Conference of the British HIV Association, Bournemouth, abstract O05, 2019.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Suscripción a los servicios informativos de gTt

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30