gTt-VIH

  1. La noticia del día

La criminalización del VIH en Canadá supone un obstáculo para el diagnóstico del VIH en hombres gais, bisexuales y otros HSH

Estas leyes, además del impacto que tienen sobre la salud pública, perpetúan el estigma asociado al VIH

Las leyes que criminalizan la transmisión del VIH en Canadá podrían disuadir a los hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (HSH) a realizarse la prueba del VIH. El no realizar el cribado del VIH por este motivo puede aumentar de manera significativa la transmisión del VIH a nivel poblacional, lo que tiene importantes implicaciones para la salud pública. Éstas son las principales conclusiones de un estudio publicado recientemente en PLOS ONE.

Las leyes actuales canadienses establecen que las personas con el VIH tienen la obligación de revelar el estado serológico antes de ‘un acto sexual que implique una posibilidad real de transmisión’. Por tanto, conocer el propio estado serológico respecto al VIH puede hacer que la persona sea responsable de la no revelación y la transmisión.

Con el objetivo de cuantificar el potencial impacto de las leyes de revelación del estado serológico sobre el cribado del VIH y la transmisión, un equipo de investigadores de la Universidad de Toronto (Canadá) llevó a cabo un estudio entre 2010 y 2012. Dicho estudio contó con la participación de 150 hombres gais, bisexuales y otros HSH sin el VIH que se visitaban en una clínica de atención primaria en Toronto.

Cada participante rellenó un cuestionario de autoentrevista asistido por ordenador donde se incluía la pregunta de si las leyes actuales que obligan a revelar el estado serológico influía en las probabilidades de someterse a una prueba del VIH. El 7% reveló que tenían menos o muchas menos probabilidades de someterse a la prueba del VIH debido a la leyes que penalizan la no revelación del estado serológico y la preocupación por una enjuiciamiento futuro.

Para poder hacer un cálculo estimado del efecto de no realizarse la prueba sobre la transmisión del VIH a nivel poblacional, el grupo de investigadores utilizó un modelo que contempla que la mayoría de personas que obtienen un resultado positivo en las pruebas del VIH en Canadá son derivadas a la atención sanitaria y comienzan el tratamiento antirretroviral. Cuando el tratamiento resulta efectivo se reduce la carga viral por debajo del nivel de detección, lo que hace que la persona con el VIH no transmita el virus a sus parejas sexuales.

Teniendo en cuenta este modelo, los investigadores estimaron que la reducción en un 7% de las pruebas podría causar un aumento del 18,5% de las transmisiones a nivel población. Según los cálculos, el 73% de las potenciales transmisiones estarían causadas por hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (HSH) con el VIH sin diagnosticar y, por tanto, sin recibir tratamiento.

Los efectos pronosticados sobre las tasas de transmisión del VIH a nivel poblacional eran tan elevados que, incluso el aumento del uso del preservativo como resultado de estas leyes, no sería una herramienta suficiente que compensara el número de personas sin recibir tratamiento.

La criminalización del VIH, además del impacto que tiene sobre la salud pública, también tienen otras implicaciones negativas ya que perpetúa el estigma asociado al VIH lo que puede dificultar que las personas que viven con el virus revelen su estado serológico y negocien el uso del preservativo.

Desde enero de 1989, al menos 184 personas con el VIH han sido procesadas en Canadá por no revelar su estado serológico antes de tener relaciones sexuales. En 2012, posteriormente a la realización de este estudio, la ley se modificó para dar una definición más específica de lo que constituye una posibilidad real de transmisión. Como resultado, una persona con el VIH ya no está obligada legalmente a revelar su estado serológico si utiliza preservativo y su la carga viral está ‘baja’. Sin embargo, muchas personas consideran que incluso de este modo se sobrecriminaliza el VIH.

Posteriormente en 2017, el ministro federal de justicia del país reconoció la necesidad de flexibilizar aún más la ley en un informe en el que se afirmaba que la transmisión del VIH es ante todo una cuestión de salud pública y que el derecho penal solo debería utilizarse como último recurso. El informe también reconocía que las personas con una carga viral indetectable no deberían ser procesadas por no divulgar información ya que esto va en contra de la ciencia. Sin embargo, estas declaraciones todavía no están reflejadas en la ley.

Fuente: Avert/ Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia: Kesler MA, Kaul R, Loutfy M, Myers T, Brunetta J, Remis RS, et al. (2018) Prosecution of non-disclosure of HIV status: Potential impact on HIV testing and transmission among HIV-negative men who have sex with men. PLoS ONE 13(2): e0193269.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Transmisión sexual del VIH - Guía para entender las pruebas de detección y el riesgo en las prácticas sexuales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30