gTt-VIH

  1. La noticia del día

EACS 2013: Preferencias de los europeos con VIH relativas al tratamiento antirretroviral

Mientras que el 50% preferiría la tolerabilidad antes que la simplicidad, la otra mitad de los encuestados se decantaría por la opción contraria

Un estudio llevado a cabo con personas con VIH de España, Italia y Francia, presentado en la XIV Conferencia Europea del Sida de la Sociedad Clínica Europea del Sida (EACS, en sus siglas en inglés), ha concluido que ante la disyuntiva entre elegir un régimen antirretroviral con pocos efectos adversos y dos tomas diarias o uno con mayores efectos adversos y una única toma diaria, aproximadamente la mitad de los encuestados se inclinarían por la primera opción y la otra mitad por la segunda.

La adherencia al tratamiento antirretroviral puede estar condicionada por numerosos aspectos, entre los cuales destacan dos: la tolerabilidad de los fármacos y el nivel de complejidad de las pautas.

Conocer las preferencias de las personas con VIH que deben seguir tratamiento antirretroviral constituye un aspecto clave para una adecuada interacción entre dichas personas y sus médicos especialistas en VIH, en el marco de un diálogo que permita la toma de decisiones óptimas relativas a la terapia antirretroviral. Es un hecho ampliamente demostrado que la implicación de la persona con VIH en la toma de decisiones concernientes a su tratamiento mejora su adherencia y, por lo tanto, las tasas de éxito de la terapia antirretroviral.

Sobre la base de estos conceptos, un equipo de investigadores desarrolló un cuestionario online dirigido a personas con VIH de Italia, Francia y España entre mayo y junio de 2012. Los participantes fueron incluidos a través de organizaciones comunitarias, médicos y por internet.

Para ser incluidas en el estudio, las personas debían haber recibido el diagnóstico de la infección por VIH durante los últimos 25 años, tener entre 18 y 65 años, estar bajo tratamiento antirretroviral como máximo desde cinco años antes de la inclusión y encontrarse aún en la primera combinación de fármacos antirretrovirales (solo se permitió haber cambiado una vez de tratamiento, siempre que la causa fuera por efectos adversos).

La encuesta que cumplimentaron las personas que participaron contaba con preguntas para definir las características del participante de forma precisa (variables demográficas, respecto al tratamiento que tomaban, etc.) y una pregunta principal, en la que se solicitaba al participante que se decantara por uno de los siguientes tipos de terapia antirretroviral: una con bajo número de efectos adversos pero con dos tomas diarias de varios comprimidos, y otra con mayor impacto de efectos adversos (náuseas, diarrea, mareos y problemas de sueño), pero de una toma de un comprimido diario.

Un total de 300 personas tomaron parte en el estudio, cien de cada uno de los tres países evaluados. Ciento dos de los participantes fueron incluidos a través de organizaciones comunitarias, veintisiete por medio de internet y los 171 restantes a través de médicos especialistas en VIH.

El 47% de los participantes se decantó por el tratamiento antirretroviral más sencillo (una única toma de un comprimido al día), mientras que el 53% restante prefirió el régimen más tolerable.

En el análisis univariable, la edad, el nivel educativo, el tipo de centro donde la persona realizaba su seguimiento de la infección por VIH y la toma o no de tratamientos antirretrovirales basados en inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido fueron factores que influyeron en la preferencia de los participantes relativa a un tratamiento más simple o uno más tolerable.

No obstante, al efectuar un análisis multivariable, únicamente el tipo de centro de seguimiento de la infección se mantuvo como factor que condicionó significativa e independientemente la preferencia de los participantes (p= 0,03). Así, aquellas personas atendidas en clínicas especializadas en VIH y en centros privados mostraron mayor preferencia por el tipo de tratamiento más simple, mientras que las atendidas en hospitales y/o centros médicos no especializados se decantaron por regímenes más tolerables.

Entre las limitaciones del estudio, según los investigadores, figura el uso de un muestreo de conveniencia. Se trata de un procedimiento mediante el cual los sujetos de una investigación específica son seleccionados para el estudio sólo porque son más fáciles de reclutar y, por lo tanto, sin considerarse las características de inclusión de los sujetos que los hace representativos de toda la población. Por este motivo, los investigadores piden cautela a la hora de generalizar sus resultados a otras poblaciones con VIH.

Los resultados del presente estudio ponen de manifiesto la necesidad de contar con las preferencias de las personas con VIH respecto a su tratamiento antirretroviral, ya que las prioridades pueden variar en función de la persona y una selección adecuada del tratamiento puede ser crucial para una óptima adherencia.

Fuente: Elaboración propia.
Referencia: Maiese EM, Slaff S, Dominiecki ME. HIV regimen preferences of persons living with HIV in Europe. 14th European AIDS Conference. October 16-19, 2013. Brussels. Abstract PE23/27.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Suscripción a los servicios informativos de gTt

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!