gTt-VIH

  1. La noticia del día

El uso de Biktarvy® como profilaxis postexposición frente al VIH ofrece ventajas frente a otras pautas de antirretrovirales

Este fármaco presenta mejores tasas de finalización del ciclo de tratamiento y menos efectos secundarios que otras combinaciones utilizadas para evitar la transmisión del VIH tras una exposición de riesgo

Las personas que tomaron un comprimido diario de Biktarvy® (bictegravir/emtricitabina/tenofovir alafenamida) como régimen de profilaxis postexposición frente al VIH (PEP) tras un contacto sexual de riesgo experimentaron menos efectos secundarios y presentaron unas mayores tasas de finalización del tratamiento que las personas que utilizan otras pautas de PEP. Esta es la principal conclusión de un estudio estadounidense cuyos resultados han sido publicados en Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes.

En el estudio participaron 52 personas, el 77% de las cuales eran hombres blancos, el 67% eran homosexuales y el 94% personas cis. Las personas participantes tenían una mediana de edad de 37 años. El resto de los participantes fueron hombres de diferentes etnias y orientaciones sexuales, dos mujeres cis heterosexuales y un hombre trans queer. Entre las conductas de riesgo declaradas como causa del inicio de la PEP se incluyeron el sexo anal receptivo sin preservativo (52%) o insertivo (42%) y sexo vaginal sin preservativo receptivo (6%) o insertivo (6%), pero también sexo oral (58%). El 56% de las personas incluidas en este estudio declaró más de una conducta de riesgo de infección por el VIH. El estudio evaluó las diferencias en los efectos secundarios de las 52 personas que tomaron Biktarvy®, comparándolas con los resultados obtenidos en otros estudios anteriores en los que se probaron otras pautas de PEP:

Los efectos secundarios declarados con más frecuencia por las personas que tomaron Biktarvy® como PEP fueron náuseas (11%), vómitos (4%), fatiga (10%) y diarrea o heces blandas (8%). Otros efectos secundarios identificados que también podrían estar relacionados con el mencionado fármaco fueron: dolor de cabeza, dolor articular y muscular, irritación rectal, flatulencia, erupciones en el antebrazo, sequedad de boca, pesadillas, dolor al orinar e inflamación de estómago. De todos modos, en general los síntomas fueron leves o se resolvieron por sí mismos y solo se produjo un caso de fatiga que obligó a interrumpir el tratamiento.

Se comprobó que las personas en este estudio tuvieron menos probabilidades de experimentar diarrea/heces blandas, dolor de cabeza, fatiga y mareos/desorientación, en comparación con las que siguieron otros regímenes de PEP, incluyendo algunos que también contenían inhibidores de la integrasa. Así, frente al ya mencionado 8% de personas que refirieron este efecto secundario en la población que tomó Biktarvy®, lo experimentó el 59% de las personas que tomaron una PEP basada en fármacos de la familia de los inhibidores de la proteasa, el 21% de las que tomaron una PEP basada en raltegravir o el 38% de las que siguieron un régimen con elvitegravir.

Esta menor tasa de efectos secundarios observada podría ser responsable, al menos en parte, del aumento de las tasas de finalización de la PEP registradas en este estudio. El 90% de las personas que tomaron Biktarvy® como PEP finalizaron el ciclo de 28 días de tratamiento, frente al 39% en el caso de las personas que tomaban un régimen basado en inhibidores de la proteasa; el 57% en el caso de las que tomaban una PEP basada en raltegravir; o el 71% entre las personas que tomaron un régimen con elvitegravir. No obstante, los autores del estudio señalan que otro motivo que podría haber influido en la mejora de las tasas de finalización de la PEP es que el estudio es más reciente, por lo que el personal sanitario que prescribe la PEP está más informado sobre los posibles efectos secundarios de esta profilaxis y pueden preparar mejor a los pacientes frente a dichos eventos adversos.

De confirmarse este descubrimiento en dichos estudios su relevancia podría llevar incluso a la modificación de las directrices sobre PEP, ya que indicarían que el hecho de ser más fácil de tomar podría mejorar la eficacia de la PEP y, en consecuencia, tener un impacto sobre la prevención de la transmisión del VIH. No obstante, el equipo de investigadores señala que que se trata de un ensayo abierto y no aleatorizado, que se llevó a cabo en un único centro y en el que participaron únicamente 52 personas. Por este motivo, hay que ser cautelosos a la hora de extrapolar sus resultados a otros ámbitos geográficos o a poblaciones con perfiles demográficos diferentes. En referencia a esta limitación, el equipo de investigadores indica que para disponer de datos más sólidos sería necesario realizar un estudio de distribución aleatoria comparando distintos regímenes de PEP y eso requeriría contar con miles de personas en distintos centros.

Fuente: Aidsmap/Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia: Mayer K et al. Safety and tolerability of once daily co-formulated bictegravir, emtricitabine, and tenofovir alafenamide for post-exposure prophylaxis after sexual exposure. Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes, online ahead of print, 04 January 2022. doi: 10.1097/QAI.0000000000002912

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Consultas sobre tratamientos del VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!