gTt-VIH

  1. La noticia del día

IDWeek 2020: ibalizumab mantiene la supresión viral a largo plazo en personas con VIH resistente a múltiples fármacos

El seguimiento prolongado confirma, además, que el anticuerpo monoclonal de acción prolongada se muestra seguro y bien tolerado

La administración de ibalizumab (Trogarzo®), un anticuerpo monoclonal de acción prolongada, logra mantener la supresión viral durante casi 9,5 años en personas con una amplia experiencia en tratamientos antirretrovirales y con un virus resistente a múltiples fármacos. Esta es la principal conclusión de un estudio cuyos resultados se han presentado en la Semana de las Enfermedades Infecciosas (IDWeek 2020), que debía celebrarse en Filadelfia (EE UU), pero que, debido a la pandemia de la COVID-19 (acrónimo en inglés de enfermedad por coronavirus 2019), se ha realizado de modo virtual.

Aunque para la mayoría de personas con el VIH la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA) es eficaz, existe un reducido número de ellas que no consiguen alcanzar y mantener una carga viral indetectable como consecuencia, generalmente, de la resistencia a múltiples fármacos que el VIH ha ido acumulando. En algunos casos el motivo del desarrollo de resistencias es una mala adherencia a la TARGA, pero en otros el problema proviene del uso en el pasado de tratamientos subóptimos, algo frecuente en los primeros años de la epidemia.

Ibalizumab es un anticuerpo monoclonal que se administra por perfusión intravenosa una vez cada dos semanas, lo que lo convierte en el primer antirretroviral que no requiere una dosis diaria. A diferencia de otros fármacos antirretrovirales, actúa sobre el receptor CD4 de los linfocitos T colaboradores (la principal línea celular infectada por el VIH), en lugar de hacerlo directamente sobre el virus. El fármaco pertenece a la familia de los inhibidores de la entrada. El anticuerpo se enlaza en la superficie de las células CD4 bloqueando el cambio conformacional de las proteínas que permiten que el virus penetre en la célula.

La Agencia de la Alimentación y el Medicamento de EE UU (FDA, en sus siglas en inglés) aprobó la comercialización de ibalizumab en marzo de 2018 (véase La Noticia del Día 12-03-18 ) y la compañía farmacéutica Theratechnologies anunció su aprobación en Europa en septiembre de 2019 (véase La Noticia del Día 30-09-19 ). Su indicación, en principio, quedó restringida para personas con el VIH con amplia experiencia en tratamientos y virus resistente a múltiples fármacos, concretamente para aquellas en las que el resto de combinaciones de antirretrovirales son incapaces de controlar la replicación del virus.

La aprobación se alcanzó tras los buenos resultados cosechados por el fármaco en el ensayo de fase III TMB-301, que contó con la participación de 40 personas con el VIH y amplia experiencia en tratamientos, que eran resistentes a tres o más clases de antirretrovirales, pero que tenían al menos un fármaco totalmente activo disponible para poder construir un tratamiento de base optimizado. Primero, añadieron ibalizumab a su régimen antirretroviral que no funcionaba. Luego, después de siete días, su tratamiento fue optimizado basándose en las pruebas de resistencia. A la semana 24 del estudio, el 43% de los participantes tenían la carga viral por debajo de 50 copias/mL y el resto por debajo de 200 copias/mL. El aumento medio de los niveles de CD4 fue de 48 células/mm3.

Los investigadores del estudio presentado en esta edición virtual de IDWeek 2020 analizaron los resultados a largo plazo de ibalizumab como tratamiento de rescate en personas con el VIH resistente a múltiples fármacos que formaron parte del ensayo de fase IIb (TMB-202), llevado a cabo desde octubre de 2008 hasta enero de 2011. El estudio TMB-202 seleccionó a 113 personas con VIH a las que se asignó aleatoriamente para recibir 2.000mg de ibalizumab cada 4 semanas y 800mg cada 2 semanas durante 24 semanas junto a un tratamiento de base de optimizado.

Tras finalizar el estudio, de los 113 participantes, 56 se inscribieron en un nuevo protocolo de investigación. Un total de 12 de esas 56 personas –junto con participantes del ensayo de fase III– se inscribieron posteriormente en un programa de acceso expandido (TMB-311), permaneciendo en tratamiento bajo supervisión continua hasta que la FDA autorizó la comercialización de ibalizumab en marzo de 2018.

El estudio presentado se centró en este subgrupo de 12 participantes, todos ellos hombres, once de raza blanca. Cuando se inscribieron en el estudio TMB-202, su edad media era de 55 años, más del 80% eran mayores de 50 años y habían estado viviendo con el VIH durante una media de 22 años. Al entrar en el estudio su carga viral mediana era de unas 25.000 copias/mL, la mediana del recuento de CD4 era de 135 células/mm3 y una cuarta parte tenía un recuento inferior a 50 células/mm3, lo que significa que tenían una inmunodepresión avanzada.

Se asignó aleatoriamente a los 12 participantes para administrarles ibalizumab: 5 recibieron la dosis de 800mg y 7 la de 2.000mg.

Al finalizar el estudio TMB-202, ocho de los 12 participantes tenían carga viral indetectable (menos de 50 copias/mL), y todos -excepto uno- cumplían el criterio de supresión viral del estudio (una carga viral por debajo de 200 copias/mL). En la última visita de seguimiento del estudio TMB-311, que tuvo lugar entre 7,8 y 9,5 años después de la inscripción inicial en TMB-202, los 12 participantes tenían una carga viral por debajo de 200 copias/mL, 11 de ellos inferior a 50 copias/mL. Ocho participantes mantuvieron la supresión viral sin añadir ningún antirretroviral, incluidos dos que pudieron simplificar su tratamiento. Los otros cuatro añadieron medicamentos, pero en dos de estos casos el único cambio fue la adición del potenciador ritonavir.

El tratamiento con ibalizumab también supuso la recuperación inmunitaria (aumento de los recuentos de CD4). Al finalizar el estudio TMB-202, los participantes habían obtenido un promedio de CD4 de 64 células/mm3, y para la semana 96 del TMB-311, el aumento medio de CD4 fue de 99 células/mm3. Ibalizumab fue en general seguro y bien tolerado. Nadie se retiró del estudio TMB-311 o se perdió en el seguimiento. La mitad de los participantes experimentaron eventos adversos graves, pero ninguno estuvo relacionado con ibalizumab. Se produjeron dos muertes por causas no relacionadas con este fármaco.

Los investigadores concluyen señalando que la combinación de ibalizumab de acción prolongada con medicamentos orales de acción corta logra la supresión viral sostenida en el reducido grupo de personas con VIH resistente a múltiples fármacos y que las combinaciones a largo plazo basadas en ibalizumab son seguras y bien toleradas.

Fuente: POZ / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: Towner W, DeJesus E, Schrader S, et al. Long-term efficacy, safety, and durability of ibalizumab-based regimens in subgroup of TMB-202 participants. IDWeek 2020, October 22-25, 2020. Abstract 1027.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Tú, gTt y facebook

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!