gTt-VIH

  1. La noticia del día

Los países de Europa Occidental, próximos a cumplir el objetivo 90-90-90 de ONUSIDA

Sacar a la luz los casos de VIH no diagnosticados sería el mayor obstáculo para poner fin a la epidemia en el año 2030

La región de Europa occidental y meridional parece estar bien encaminada en la consecución del objetivo 90-90-90 de ONUSIDA, según se extrae de un estudio publicado en Clinical Infectious Diseases. Se calcula que, a finales de 2013, el 84% de las personas con el VIH que viven en dicha región habían recibido el diagnóstico; el 84% de las personas diagnosticadas estaban tomando terapia antirretroviral; y el 85% de estas personas tratadas tenían una carga viral indetectable. Según dicho estudio, dos países (Dinamarca y Suecia) ya habían superado las tres fases del objetivo, mientras que más de la mitad de los países incluidos en el mismo habrían alcanzado al menos una de ellas.

Para el control de la epidemia del VIH resulta fundamental contar con una elevada implicación de los pacientes en las distintas etapas de la cascada de atención del VIH. Con el fin de poner fin a la epidemia del VIH en 2030, ONUSIDA ha fijado el objetivo 90-90-90, que establece que, para 2020 al menos el 90% de las personas con el VIH estén diagnosticadas; que, al menos, el 90% de las personas diagnosticadas tomen tratamiento antirretroviral; y que, al menos, el 90% de las personas tratadas tengan una carga viral indetectable. Esto equivale a que, como mínimo, el 73% del total de las personas con el VIH (incluyendo a las no diagnosticadas) tenga una carga viral indetectable.

No obstante, el seguimiento de los progresos realizados en la consecución de dichos objetivos se ve obstaculizado por la ausencia de un criterio común por parte de los sistemas de vigilancia e información a la hora de recopilar los datos epidemiológicos, algo que también dificulta la comparación entre países.

Por este motivo un equipo de investigadores decidió combinar los datos recogidos por el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (CDCE, en sus siglas en inglés), junto con los procedentes de las cohortes nacionales del VIH y de los distintos organismos de vigilancia epidemiológica de Europa.

En el estudio se emplearon los datos de finales de 2013 procedentes de once países de la Unión Europea: Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Países Bajos, España, Suecia y Reino Unido.

Las estimaciones de personas con el VIH que vivían en cada país oscilaron entre las 5.500 en Dinamarca a las 153.400 en Francia. No obstante, estas diferencias en el número de personas se deben en gran medida a la diferencia en el censo de cada país, por lo que la prevalencia permitiría realizar mejor la comparación. En este sentido, los países con una prevalencia más baja fueron Austria y Suecia (0,09%), mientras que la mayor prevalencia se registró en España (0,36%).

La proporción de personas seropositivas que recibieron el diagnóstico de la infección varió entre el 78% de Grecia y el 91% en el caso de Dinamarca. Este último país, junto con Italia y Suecia son los 3 que habrían superado el umbral del 90% de personas con el VIH diagnosticadas fijado en los objetivos de ONUSIDA.

En cuanto al porcentaje de personas diagnosticadas que tomaban tratamiento, España marcó el mínimo de los países del estudio, con un 76%, mientras que en Bélgica se llegó al 96%. Por tanto, Bélgica, junto con Austria, Dinamarca, Francia, Países Bajos y Suecia serían los seis países europeos que habrían alcanzado este segundo valor umbral marcado por ONUSIDA en sus objetivos.

En cuanto a la proporción de personas en tratamiento que alcanzaron una carga viral indetectable, solo Dinamarca y Suecia habrían superado el objetivo de ONUSIDA, aunque en el conjunto de los 11 países, la proporción fue del 81%.

Al combinar estos datos, el porcentaje de personas con el VIH que tiene una carga viral indetectable varió entre el 50% en el caso de España, pasando por el 72% en Suecia y el 80% en Dinamarca.

Los cálculos combinados para los once países indicaron que 674.500 personas vivían con el VIH, lo que equivale a una prevalencia general del 0,22%. De estas personas, se estima que el 84% contaban con un diagnóstico, el 84% de las personas diagnosticadas tomaban tratamiento y el 85% de los pacientes tratados tenían una carga viral indetectable.

En el caso de España, de las algo más de 140.000 personas que se calcula que vivían con el VIH en 2013, un 82% están diagnosticadas, el 76% de las diagnosticadas reciben tratamiento antirretroviral y el 81% de las personas que toman tratamiento tienen una carga viral indetectable. Tal y como se mencionó, esto supone que únicamente el 50% de las personas con el VIH tienen una carga viral indetectable en este país (véase gráfico).

Cascada tratamiento

Los países donde se registraron las proporciones más bajas de personas diagnosticadas que estuvieran tomando tratamiento fueron España, Italia, Grecia y Reino Unido. Según los autores, es probable que las directrices nacionales de tratamiento hayan desempeñado un papel clave en este resultado.

De hecho, en 2013, las guías de tratamiento de Grecia y Reino Unido recomendaban el inicio del tratamiento antirretroviral cuando el recuento de CD4 estuviera por debajo de 350 células/mm3. Teniendo esto en cuenta, es lógico esperar que se produzca un aumento en el porcentaje de personas diagnosticadas en tratamiento tras los cambios en dichas directrices. En el caso de España, en el año 2013, las directrices oficiales de tratamiento recomendaban iniciar el tratamiento a personas con el VIH con un recuento de CD4 igual o inferior a 500 células/mm3 y considerarlo por encima de ese umbral en determinadas situaciones. 

No obstante, los autores también señalaron que en muchos países sigue existiendo una proporción significativa de personas con el VIH sin diagnosticar y, en consiguiente, hacen un llamamiento a que se dediquen más esfuerzos para intentar llegar a estas personas.

De hecho, en sus conclusiones, el equipo de investigadores considera que los países europeos se encuentran próximos a cumplir el objetivo 90-90-90, pero la reducción del porcentaje de personas con el VIH sin diagnosticar constituye el mayor obstáculo para cumplir este objetivo, lo que sugiere que será necesario intensificar los esfuerzos para mejorar estas tasas de realización de la prueba.

Fuente: Aidsmap/Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia: Gourlay A et al. The human immunodeficiency virus continuum of care in European Union countries in 2013: data and challenges. Clin Infect Dis, 64: 1644-56, 2017.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Acceso Universal, SIDA en el mundo

Consultas sobre tratamientos del VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30