gTt-VIH

  1. La noticia del día

El preservativo es solo una de las estrategias utilizadas por la población gay para reducir el riesgo sexual

Una encuesta llevada a cabo en Reino Unido muestra que el 72% de los gais con el VIH utilizan el nivel de su carga viral a la hora de tomar decisiones preventivas

Una encuesta llevada a cabo entre los hombres gais del Reino Unido sobre estrategias y conductas preventivas para reducir daños durante las relaciones sexuales muestra que el uso del preservativo representa solo una de las diversas maneras con las que los hombres se protegen a sí mismos y a sus compañeros sexuales. Otras tácticas ampliamente citadas entre los encuestados fueron mantener relaciones sexuales con otros hombres que tuvieran el mismo estado serológico al VIH, conocer la carga viral actual, usar lubricante durante la penetración y realizar la prueba de detección de manera regular.

Los datos del informe también muestran el desconocimiento de los encuestados sobre el VIH y sugieren que el alcohol tiene un papel tan importante como el chemsex en la adquisición del VIH en hombres.

Un total de 15.360 hombres gais y otros hombres que tienen sexo con hombres (HSH) en Inglaterra completaron la encuesta online conocida como Gay Men’s Sex Survey en 2014. La mayoría de ellos fueron contactados a través de aplicaciones y webs de búsqueda de contactos sexuales (44%) o cuentas de las redes sociales asociadas a Terrence Higgins Trust u organizaciones de la comunidad gay (40%).

Durante la encuesta se les preguntó qué conductas realizaban para reducir los riesgos potenciales durante sus relaciones sexuales. Para ello, se les facilitó una lista con diferentes comportamientos y tácticas donde podían señalar tantas opciones como desearan. Los resultados muestran que entre los hombres que no tenían el VIH, los más señalados fueron los siguientes: usar lubricante durante la penetración (77%), tratar de evitar tener relaciones sexuales con otros hombres con el VIH (63%), en algunas ocasiones rechazar a posibles compañeros sexuales (56%), usar preservativos durante la penetración anal insertiva (53%), evitar tener relaciones sexuales hasta que una infección de transmisión sexual (ITS) estuviera curada o controlada (53%), conocer el estatus serológico actual  (53%), usar preservativos durante la penetración receptiva (50%), hacerse pruebas con regularidad de las ITS (41%), hablar sobre el VIH y/o ITS con posibles compañeros sexuales (39%), usar la profilaxis postexposición (34%), diferir los encuentros sexuales con potenciales parejas hasta conocerse mejor (30%), evitar usar poppers durante la penetración receptiva (21%), evitar completamente la penetración receptiva (19%) y evitar completamente la penetración insertiva (12%).

Entre los hombres con el VIH los resultados fueron similares en términos generales, sin embargo, hubo algunas diferencias notables. Uno de los comportamientos más citados entre los hombres con el VIH, que se registró en un  72% de los encuestados, fue asegurarse de conocer la carga viral actual. Mientras que el 63% de los hombres sin el VIH señalaron que evitaban tener compañeros sexuales con VIH, el 27% de los encuestados con VIH afirmaron evitar tener relaciones sexuales con otros hombres que no tuvieran el VIH. Alrededor de la mitad de los hombres encuestados que no tenían el VIH citaron el preservativo como una herramienta preventiva, sin embargo, entre los hombres con el VIH sólo lo hizo una tercera parte.

Los comportamientos preventivos más citados entre los hombres con el VIH fueron llevar a cabo controles sobre ITS con regularidad, evitar tener relaciones sexuales hasta que las ITS estuvieran tratadas y hablar sobre la salud sexual con los compañeros sexuales.

A pesar de que la mayoría de los encuestados tenían altas nociones sobre el VIH, se observaron algunas ausencias de conocimiento importantes. Mientras que el 96% de los encuestados sabía que el tratamiento mejora la salud de las personas con el VIH, solamente el 74% era consciente de que si el tratamiento antirretroviral resulta efectivo se reduce el riesgo de transmisión del VIH. A pesar de que el 99% sabía de la existencia de los tests de detección del VIH, sólo el 88% conocía que la infección reciente no es detectable durante las primeras semanas y apenas el 50% conoce la pauta para hombres gais donde se recomienda realizarse el test del VIH una vez al año. Sin embargo, uno de los hallazgos más sorprendentes y que a su vez refleja la necesidad de continuar educando en la prevención del VIH en sus aspectos más básicos fue el hecho de que solo el 81% sabía que el VIH no se puede transmitir a través de los besos, aunque estos sean profundos.

A los hombres con VIH también se les preguntó sobre qué papel pensaban que el alcohol, las drogas de uso recreativo tenían en la adquisición del VIH. Mientras que el 31% afirmó que el alcohol desempeñó un papel importante en la adquisición del VIH, el 23% opinó que otras drogas se vieron implicadas. Entre los hombres diagnosticados más recientemente (durante el año anterior), eran más propensos a atribuir su infección al uso de las drogas (31%). Sin embargo, más de la mitad de los hombres (el 58%) afirmó que ni las drogas ni el alcohol influyeron en su infección.

Los resultados de la encuesta también confirman que el uso de drogas asociadas al chemsex es una actividad minoritaria entre los encuestados. Durante las cuatro semanas previas al diagnóstico el 5% había consumido mefedrona; el 3%, GHB; y el 2%, metanfetamina. Estos datos contrastan con el 89% de los encuestados que habían consumido alcohol durante las cuatro semanas previas al estudio.

Los resultados de este estudio subrayan la importancia promover el enfoque de prevención combinada entre los hombres gais y otros HSH en los programas de prevención del VIH y otras ITS. De acuerdo con este enfoque, se trataría identificar cuáles son las necesidades preventivas de esta población para poder proporcionar un amplio paquete de opciones preventivas que puedan adaptarse a las necesidades de cada individuo a lo largo de sus vidas sexuales.

Fuente:  Aidsmap/ Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia: Hickson F, Reid D, Hammond G et al. State of Play: findings from the England Gay Men’s Sex Survey 2014. Sigma Research, London School of Hygiene & Tropical Medicine, May 2016. ISBN: 978-1-906673-24-6

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







¿Qué debo saber sobre las nuevas opciones de tratamiento contra la hepatitis C?

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30