gTt-VIH

  1. La noticia del día

La faringe podría ser una fuente importante de infecciones por gonorrea entre los hombres gais, bisexuales y otros HSH

De confirmarse el hallazgo, los mensajes de salud pública sobre la transmisión de la gonorrea deberían incluir la saliva como vía de transmisión

De acuerdo con un estudio australiano, la faringe juega un papel central en la transmisión de la gonorrea entre los hombres gais, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres (HSH). El estudio, publicado recientemente en la revista Sexually Transmitted Infections, halló una elevada prevalencia de gonorrea en faringe y/o ano en ausencia de infección uretral.

La gonorrea es una infección de transmisión sexual (ITS) provocada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae. Esta infección afecta principalmente a las mucosas del tracto genital y urinario provocando dolor y secreciones en la uretra en los hombres y dolor vaginal y pélvico en las mujeres (aunque un porcentaje elevado de personas puede no presentar síntomas). También puede provocar infección en el tracto anorrectal siendo la proctitis el síndrome más característico.

El paradigma actual de transmisión de la gonorrea entre los hombres gais, bisexuales y otros HSH establece que la mayoría de transmisiones se producen desde y hacia la uretra (por ejemplo, de uretra a ano, de ano a uretra, de uretra a faringe o de faringe a uretra), mientras que la transmisión sin implicación de la uretra (de faringe a faringe o de faringe a ano) se considera poco habitual. Por ello, las estrategias de prevención se han centrado en el uso del preservativo durante las relaciones sexuales anales. No obstante, en los últimos años las tasas de gonorrea entre los hombres gais, bisexuales y otros HSH han ido en aumento.

Estudios previos realizados también en Australia hallaron que los hombres que practican sexo anal receptivo cuyas parejas con faringitis gonocócica utilizan la saliva como lubricante tienen una probabilidad más de dos veces mayor de tener gonorrea rectal (véase La Noticia del Día 13/04/2016 ). Sin embargo, dado el tamaño de la muestra y del diseño, se requerían más estudios que evaluasen en mayor profundidad si el paradigma médico actual respecto a la transmisión de la gonorrea sigue vigente. Para ello, un equipo de investigadores de la universidad de Monash (Melbourne, Australia) diseñó un estudio para el que contaron con los datos de 60 parejas (120 hombres) donde al menos un miembro de la pareja tenía gonorrea.

Los participantes fueron atendidos entre marzo de 2015 y junio de 2017 en una clínica de salud sexual de Melbourne y tenían una mediana de edad de 30 años. A través de pruebas de amplificación de ácidos nucleicos (NAAT, por sus siglas en inglés) se realizó un cribado de gonorrea en faringe, ano y uretra.

En total, 85 hombres presentaban infección por gonorrea. La localización más común fue en faringe (n= 63), seguida de la localización anorrectal (n= 48) y, por último, en la uretra (n= 25). Un gran número de participantes presentaba gonorrea en diferentes localizaciones y 10 de ellos en las 3 localizaciones.

El uso consistente del preservativo para el sexo anal insertivo y receptivo fue informado por el 8% y el 10% de los participantes, respectivamente. Otro 10% de los hombres informó de no haber practicado sexo anal insertivo recientemente y otro 11% refirió no haber tenido sexo anal receptivo.

Un total de 25 hombres tenían gonorrea uretral, de los cuales el 72% tenía una pareja con gonorrea en la faringe y el 76% tenía una pareja con gonorrea anal.

Tras excluir a los participantes con gonorrea uretral, hubo 48 parejas en las que al menos un miembro de la pareja tenía gonorrea en faringe, incluidas 11 parejas (23%) donde ambos miembros tenían gonorrea en faringe .

La gonorrea anorrectal fue diagnosticada en 48 participantes. Poco más de la mitad (52%) tenía una pareja con gonorrea en faringe. Cuando los investigadores excluyeron a los hombres con gonorrea anorrectal y uretral, el 34% de los hombres con gonorrea anorrectal tenían un compañero con gonorrea en la faringe . Cuando excluyeron a los hombres con gonorrea anal cuya pareja tenía gonorrea uretral, el 48% tenía pareja con gonorrea en la faringe.

De las 31 parejas donde cualquiera de los hombres tenía gonorrea anorrectal (pero ninguno tenía infección uretral), hubo 15 parejas (45%) donde ambos hombres tenían infección anorrectal. Las parejas en las que el hombre tenía una infección en la faringe fueron excluidas, quedando ocho parejas, incluida una en la que ambos hombres tenían una infección anorrectal.

Los autores del presente estudio afirman que la prevalencia moderadamente alta de gonorrea en faringe entre las parejas con infección anal, incluso después de excluir a los hombres con infección uretral, no es compatible con el paradigma vigente que establece que la uretra es la principal fuente de infecciones de gonorrea en la faringe y el canal anal .

Los investigadores también destacaron que cuando un hombre presentaba gonorrea en faringe, había una alta probabilidad de que ambos miembros de la pareja tuvieran la infección en esta localización. Por tanto, sugieren que en este caso la transmisión se producía directamente de faringe a faringe a través de los besos .

De acuerdo con estos resultados, los investigadores concluyen que la faringe es una fuente importante de transmisión entre los hombres gais, bisexuales y otros HSH produciéndose la transmisión a través de los besos, el sexo oral, el rimming (sexo buco-anal) o el uso de saliva como lubricante para el sexo anal . Los mismos investigadores sugieren que, de confirmarse estos resultados, será importante que los mensajes de salud pública aborden la transmisión de la gonorrea a través de la saliva.

Fuente: Aidsmap/Elaboración propia ( gTt-VIH )
Referencia: Cornelisse VJ et al. Evidence of a new paradigm of gonorrhoea transmission: a cross-sectional analysis of Neisseria gonorrhoeae infections by anatomical site in both partners in 60 male couples. Sexually Transmitted Infections, online ahead of print 17 April 2019. doi: 10.1136/sextrans-2018-053803.

Chow EPF et al. Kissing may be an important and neglected risk factor for oropharyngeal gonorrhoea: a cross-sectional study in men who have sex with men. Sexually Transmitted Infections, online ahead of print 9 May 2019. doi:10.1136/sextrans-2018-053896.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Transmisión sexual del VIH - Guía para entender las pruebas de detección y el riesgo en las prácticas sexuales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30