gTt-VIH

  1. La noticia del día

Una cuarta parte de las muertes en personas con el VIH del Reino Unido durante 2020 fueron causadas por la COVID-19

Entre las principales causas de fallecimiento también se hallaron los cánceres no definitorios de sida

Una presentación realizada en la conferencia de la Asociación Británica del VIH (BHIVA, en sus siglas en inglés), celebrada recientemente en Mánchester (Reino Unido), llevada a cabo por una integrante de la Agencia para la Seguridad de la Salud del Reino Unido, mostró que una cuarta parte de los fallecimientos de personas con el VIH que tuvieron lugar en el Reino Unido en el año 2020 fueron debidas a la COVID-19. Los cánceres no definitorios de sida también se encontraron entre las principales causas de muerte. De hecho, seis de cada 7 muertes registradas en personas con el VIH del Reino Unido en 2020 fueron debidas a causas no relacionadas con el sida.

Los datos de la presentación provenían de un programa nacional británico –liderado por la Agencia para la Seguridad de la Salud del Reino Unido y la BHIVA– para identificar las causas de muerte en personas con el VIH. Dos tercios de las clínicas que atienden a personas con el VIH en el Reino Unido participaron en el estudio con relación al año 2020. Los médicos aportaron amplios detalles sobre cada fallecimiento.

Una cuarta parte de los fallecimientos se dieron en menores de 47 años; otra cuarta parte en personas con edades entre los 47 y los 56 años; una cuarta parte en personas de entre 56 y 65 años y una última cuarta parte en mayores de 65 años. El 75% de los fallecimientos se dieron en hombres, el 62% en personas de etnia blanca y el 25% en personas de etnia negra.

El 47% de los fallecimientos tuvieron lugar en personas que habían adquirido el VIH por vía heterosexual, el 45% a través de las relaciones entre hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (GBHSH) y el 6% entre usuarios de drogas intravenosas.

Los 621 fallecimientos fueron agrupados en 10 categorías. Una de ellas, las “infecciones no definitorias de sida”, que solía ser un grupo minoritario, pasó a ser el grupo principal, con 154 fallecimientos, de los que 123 se debieron a la COVID-19. Entre los fallecidos por COVID-19, las comorbilidades tales como enfermedad cardiovascular, diabetes, enfermedad renal u obesidad fueron frecuentes.

La segunda causa principal de fallecimiento –según las categorías utilizadas– fueron los cánceres no definitorios de sida, que sumaron 126 muertes. Las enfermedades definitorias de sida acumularon un total de 75 fallecimientos.

Las enfermedades cardiovasculares sumaron 67 fallecimientos. Treinta y seis muertes tuvieron como causa el uso de sustancias (que incluye causas asociadas tanto al consumo de alcohol como al uso de drogas). Números más pequeños de fallecimientos se asociaron a enfermedades respiratorias (19 casos), suicidio (14 casos), enfermedad hepática (13 casos) y accidentes (4 casos).

La mayoría de los fallecidos llevaban algunos años diagnosticados de infección por el VIH (la mitad más de 14 años). En el momento de fallecer, el 91% tomaban terapia antirretroviral y el 82% tenían supresión virológica.

No obstante, el 9% de los fallecidos llevaban menos de un año diagnosticados y la mayoría de este subgrupo había recibido un diagnóstico tardío, con bajos niveles de CD4. Se trata de casos que podrían haberse beneficiado de programas de diagnóstico más ambiciosos. De hecho, en el 10% de los fallecidos se había perdido una oportunidad diagnóstica –por tener un factor de riesgo, síntoma o patología diagnosticada que debería haber llevado a la realización de una prueba del VIH– en los 5 años previos al diagnóstico.

Entre los fallecidos, los factores de riesgo modificables eran frecuentes: el 38% fumaban, el 21% consumían alcohol de forma excesiva, el 15% eran usuarios de drogas no intravenosas y el 7% eran usuarios de drogas intravenosas.

El 93% de los fallecidos pudo tener una conversación sobre sus preferencias respecto al final de su vida y ello fue registrado en su historial médico.

La presentación pone de manifiesto el notable impacto que la COVID-19 ha tenido sobre la población con el VIH. Se trata de algo hasta cierto punto previsible debido a la mayor prevalencia de diversas comorbilidades y factores de riesgo en comparación con la población general, pero que había sido infradetectado y considerado un tema controvertido en los estudios que tuvieron lugar durante el primer año de pandemia (véaseLa Noticia del Día 10/03/2021). Por otro lado, el posible impacto de las oportunidades diagnósticas perdidas sobre la mortalidad de las personas con el VIH y que los suicidios hayan causado más del 2% de las muertes deberían ser asuntos que motivaran una profunda reflexión.

Fuente:Aidsmap / Elaboración propia (gTt).

Referencia:Croxford S et al. Mortality among people with HIV in the UK in 2020: findings from the National HIV Mortality Review. British HIV Association Spring Conference 2022, Manchester, abstract no O06.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





AIDS Action Europe: una respuesta europea al VIH/sida

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!