gTt-VIH

  1. La noticia del día

Tomar adecuadamente el tratamiento durante su inicio sería esencial para su éxito a largo plazo

La probabilidad de tener una carga viral indetectable a largo plazo fue cuatro veces superior entre las personas que tomaron más del 80% de las dosis en los primeros cuatro meses que las que tuvieron menos adherencia.

La adherencia al tratamiento antirretroviral durante los primeros meses resulta decisiva para poder conseguir una efectividad óptima a largo plazo. Estas han sido las conclusiones de un estudio francés publicado en Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes. Las personas que tomaron todas –o prácticamente todas– las dosis prescritas durante los primeros cuatro meses de tratamiento tuvieron una probabilidad de tener supresión virológica prolongada cuatro veces superior a la de aquellas personas menos adherentes al inicio de la terapia antirretroviral.

El objetivo del tratamiento antirretroviral es alcanzar carga viral indetectable y la adherencia al mismo es el factor más importante sobre el que las personas con VIH pueden influir para conseguir el control de la infección. En estudios llevados a cabo tiempo atrás se estableció que era necesario tomar –como mínimo– el 95% de las dosis de antirretrovirales para alcanzar dicho objetivo. No obstante hoy en día se cree que, dada la cada vez mayor efectividad de los tratamientos, se podría lograr la carga viral indetectable tomando menos del 95% de las dosis de fármacos.

Para determinar el impacto a largo plazo de la adherencia, investigadores franceses de la cohorte multicéntrica prospectiva APROCO-PILOTE evaluaron si la adherencia durante los primeros cuatro meses de tratamiento se relacionaba con la supresión virológica a largo plazo (hasta 12 años de seguimiento).

La población del estudio estaba compuesta por 891 personas que iniciaron tratamiento antirretroviral con inhibidores de la proteasa entre 1997 y 1999. Estas personas recibieron seguimiento durante una media de 9 años (mediana de 11 años).

Los datos de adherencia –según la declaración de los propios participantes– fueron recopilados a los cuatro meses de iniciar el tratamiento. La adherencia se consideró alta si los participantes habían tomado el 100% de las dosis durante los catorce días previos, media si habían tomado entre el 80 y el 99,9% de las dosis y baja si habían tomado menos del 80% de las dosis. Durante el seguimiento de los participantes se recopilaron datos adicionales sobre la adherencia.

Al inicio, los participantes tenían una mediana de la edad de 37 años. El 21% eran mujeres, el 20% había recibido un diagnóstico de sida, la mediana del recuento de CD4 era de 286 células/mm3 y la mediana de la carga viral era de 29.000 copias/mL.

La proporción de personas con supresión virológica prolongada se incrementó desde el 48% a los 20 meses de seguimiento hasta el 73% tras 12 años de tratamiento.

A los 4 meses de tratamiento, el 57% de las personas tenía adherencia alta, el 33% adherencia media y el 10% restante tenían adherencia baja.

Durante el seguimiento, el 66% de las personas mantuvieron adherencia alta; el 25% fluctuaron entre adherencia alta o media y el 9% presentaron, al menos, un episodio de baja adherencia.

Al cuarto mes de tratamiento, las personas con alta o media adherencia –en comparación con aquellas con baja adherencia- presentaron casi cuatro veces más probabilidades de obtener supresión virológica prolongada (cociente de probabilidades ajustado [CPa]: 3,73; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 1,98-6,98).

Mantener una buena adherencia a largo plazo (entre los meses 20 y 144 tras el inicio) también se asoció a mejores resultados. Las personas con adherencia alta tuvieron una probabilidad de presentar supresión virológica persistente que triplicaba la de aquellas con algún episodio de mala adherencia (CPa 3,28; IC95%: 2,64-4,08) y aquellas con adherencia media tuvieron una probabilidad de presentar supresión virológica persistente que duplicaba la de aquellas con algún episodio de mala adherencia (CPa 2,26; IC95%: 1,81-2,83).

Los resultados del presente estudio ponen de manifiesto una vez más la importancia de mantener una buena adherencia para controlar la replicación del VIH a largo plazo. Como tener un buen nivel de adherencia resulta especialmente importante al inicio de la terapia antirretroviral, sería importante promover programas de potenciación de la adherencia, o reforzar los ya existentes, especialmente entre las personas que van a iniciar el tratamiento antirretroviral por primera vez.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH).

Referencia: Protopopescu C et al. Prolonged viral suppression over a 12-year follow-up of HIV-infected patients: the persistent impact of adherence at 4 months after initiation of combined antiretroviral therapy in the ANRS CO8 APROCO-COPILOTE cohort. J Acquir Immune Defic Syndr, online edition. DOI: 10.1097/QAI.0000000000001249 (2017).

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Acompañamiento e información biomédica a personas con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30