gTt-VIH

  1. La noticia del día

Casi la mitad de los nuevos casos de VIH en Europa son diagnósticos tardíos

Según los investigadores, esta cifra podría haberse evitado si hubiese diagnósticos y tratamientos más tempranos.

Según un estudio publicado en BMC Infectious Diseases, casi la mitad de los nuevos diagnósticos de VIH notificados entre 2010 y 2016 en Europa se produjeron en personas cuyo sistema inmunitario estaba muy debilitado por la infección. Presentar un diagnóstico tardío podría incrementar nueve veces el riesgo de desarrollar una enfermedad definitoria de sida o de morir en los 12 meses posteriores al diagnóstico.

En la actualidad, se estima que en Europa entre el 40 y el 60% de las personas con el VIH no reciben tratamiento para la infección hasta que su número de CD4 se encuentra por debajo de 350 células/mm3 o presentan alguna enfermedad definitoria de sida. Esto no solo tiene un impacto sobre la salud individual –ya que un diagnóstico tardío se asocia a una mayor morbimortalidad–, sino también sobre la salud pública –ya que el VIH no diagnosticado es el origen principal de los nuevos casos de infección–.

Para conocer la proporción de diagnósticos tardíos entre los nuevos casos notificados en Europa y el impacto del retraso diagnóstico sobre la salud en los doces meses posteriores, los investigadores analizaron los datos de un total de 39.204 personas que habían recibido su diagnóstico de VIH entre 2010 y 2016 y formaban parte de las cohortes EuroSIDA y COHERE. Entre los datos analizados se incluyeron tener un recuento de células CD4 por debajo de 350 células/mm3 y la presencia de enfermedades definitorias de sida. En dichas cohortes no se incluyen todos los pacientes diagnosticados de un país. Por ello, los investigadores estimaron el número de personas con un diagnóstico tardío del VIH en Europa occidental, central y oriental partiendo de la base de que las dos cohortes y la población general con el VIH coincidían en el porcentaje de diagnóstico tardío.

Los participantes del estudio vivían en su gran mayoría en trece países de Europa occidental (38.511 personas) mientras que solo 514 residían en los países de Europa del Este (Bielorrusia, Estonia, Rusia y Ucrania) y 179 en Europa central (solo se incluyeron pacientes de Polonia). La media del recuento de CD4 que presentaban en el momento del diagnóstico fue de 365 células/mm3. Este número se acerca mucho al umbral establecido para el diagnóstico tardío (350 células/mm3). Según este hallazgo, el 48% de las personas inscritas en las cohortes tuvieron un diagnóstico tardío.

Entre 2010 y 2016, en Europa occidental fueron diagnosticadas de VIH 211.000 personas mientras que en Europa oriental y Polonia fueron 786.000 y 32.000 personas respectivamente.

Si el porcentaje de diagnóstico tardío registrado entre los participantes de este estudio en Europa occidental, del este y central (48%, 47% y 64%, respectivamente) fuese el mismo en cada una de las tres regiones, los investigadores estimaron que el número de personas con diagnóstico tardío sería de 102.000 en Europa occidental, 370.000 en Europa del Este y 20.000 en Europa central.

Otra de las intenciones de los investigadores era averiguar el impacto de un diagnóstico tardío en la salud de la persona en el transcurso de un año tras del diagnóstico. Según el estudio, solo el 0,4% de las personas con un diagnóstico reciente, desarrollaron sida o murieron al año siguiente. Esta cifra aumentaba hasta el 5,1% en aquellas personas que tuvieron un diagnóstico tardío.

Dada la ausencia de datos importantes para Europa del Este y central, los investigadores extrapolaron los resultados de Europa occidental para estimar los números de casos de sida y muertes por millón de habitantes debidos a un diagnóstico tardío, teniendo en cuenta la densidad de población y los diagnósticos de VIH para cada país. Rusia presentaba la cifra más alta con 72 casos de sida o muertes por millón, seguida de Ucrania con 57, Estonia con 36 y Bélgica con 22 casos por millón. Entre los países con cifras por debajo de 5 casos por millón se encontraban Alemania, Suiza, Dinamarca, Polonia y Suecia.

Los investigadores indican en sus conclusiones que los diagnósticos tardíos aún son un grave problema para Europa por su morbimortalidad asociada. Enfatizan en establecer una nueva estrategia que abarque de manera integral todos los servicios del VIH –prevención, diagnóstico, tratamiento y atención especializada– con el fin de promover el diagnóstico y el tratamiento precoz de la infección.

Fuente: AIDSMAP / Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencias: The Late Presentation Working Groups in EuroSIDA and COHERE. Estimating the burden of late presentation and its attributable morbidity and mortality across Europe 2010-2016. BMC Infectious Diseases 20: 738, 2020

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Transmisión sexual del VIH - Guía para entender las pruebas de detección y el riesgo en las prácticas sexuales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!