gTt-VIH

  1. La noticia del día

Glasgow 2016: Los genéricos permitirían una gran reducción en el precio del tratamiento antirretroviral

Según se afirmó en la conferencia el precio de los tratamientos contra el VIH, las hepatitis virales y la tuberculosis podría reducirse a unos 90 dólares anuales

Actualmente, el coste que supone la producción de los fármacos frente a las hepatitis virales, el VIH y la tuberculosis es tan bajo que cada una de estas infecciones podría tratarse por menos de 90 dólares (anuales en el caso del VIH o la hepatitis B; por tratamiento completo en el caso de infecciones curables), según ha afirmado el doctor Andrew Hill en la sesión plenaria inaugural del Congreso Internacional sobre Terapia Farmacológica del VIH que se está celebrando en la ciudad escocesa de Glasgow (Reino Unido).

En su intervención, el doctor recordó que el coste de los fármacos genéricos para curar la tuberculosis ya se encuentra por debajo de los 90 dólares para un tratamiento de seis meses y determinados regímenes antirretrovirales suponen menos de 90 dólares anuales en los países con pocos recursos. El precio de los tratamientos genéricos contra las hepatitis B y C también están descendiendo y existe margen para que lo haga aún más.

Para finales de 2017 podría ser posible tratar el VIH en Sudáfrica y Europa por el mismo precio, pero el tratamiento de la hepatitis seguirá siendo muy caro en los países de rentas más elevadas a menos que las empresas farmacéuticas acepten aplicar una reducción de precios a cambio de acuerdos para tratar a un mayor número de personas, como ha sucedido en Australia .

El gran descenso que han experimentado las materias primas para fabricar los medicamentos contra la hepatitis C sofosbuvir y daclatasvir debido a la aplicación de las economías de escala han hecho que el precio de fabricación (teniendo en cuenta los beneficios) de un tratamiento de doce semanas con estos fármacos sea de 72 dólares (96 en el caso de sofosbuvir/ledipasvir). Sin embargo, en Alemania, el precio únicamente de sofosbuvir asciende a unos 50.426 Euros.

En su presentación en la conferencia de Glasgow, el doctor hizo un cálculo del precio mínimo que podría aplicar un fabricante de genéricos por un fármaco teniendo en cuenta el coste de envío de los ingredientes farmacéuticos activos (API, en sus siglas en inglés) y la cantidad de API necesaria para un ciclo de tratamiento, a lo que se añadieron 4 céntimos por comprimido, 35 céntimos por el coste de formulación y, por último, se añadió un 10-50% de margen de beneficio.

El precio del API de sofosbuvir ha descendido de 9.000 a 1.000 dólares el kilogramo entre enero de 2015 y agosto de 2016.

En cuanto a la hepatitis B, el tratamiento con entecavir (cuya patente expira en 2017) podría tener un coste anual de apenas unos 36 dólares y tenofovir/lamivudina podría tener un coste de fabricación anual de 67 dólares, lo que supone que el tratamiento de esta hepatitis viral podría quedar también por debajo de los 90 dólares anuales.

En lo referente al VIH, el doctor Hill puso de relieve la oportunidad que existe para reducir el coste de la terapia antirretroviral en los países más desarrollados a lo largo de los próximos años, ya que expirará la patente de muchos de los antirretrovirales prescritos con mayor frecuencia.

Efavirenz y lamivudina son dos fármacos ya disponibles como genéricos, mientras que abacavir/lamivudina y lopinavir/ritonavir estarán disponibles como genéricos a finales de este mismo año 2016.

Por su parte, en 2017 estarán disponibles las versiones genéricas de emtricitabina, tenofovir, atazanavir/ritonavir y darunavir/ritonavir. En la mayor parte de los casos estos productos ya se encuentran a la venta con la precalificación de la Organización Mundial de la Salud o la Agencia para la Alimentación y el Medicamento de EE UU (FDA, en sus siglas en inglés) para su compra por el Fondo Global para la Lucha contra el Sida o el Plan de Emergencia del Presidente de EE UU para Paliar el Sida (PEPFAR) y han superado unas restrictivas pruebas reguladoras, lo que garantizaría en el futuro su rápida aprobación en los mercados de los países desarrollados.

Sin embargo, el doctor Hill señaló que muy pocos de los organismos públicos responsables de la elaboración de políticas o de las compras de fármacos antirretrovirales en Europa son conscientes de lo barato que pueden fabricarse estos medicamentos.

También destacó que ese problema se ve acrecentado en algunos países como EE UU donde las compañías de seguros médicos se ven obligadas a pagar hasta cuatro veces más que el Sistema Nacional de Salud británico (el NHS, en sus siglas en inglés) por productos antirretrovirales de marca. Por ejemplo, en 2016, en EE UU, el precio de un año de prescripción de Truvada® fue de 21.120 dólares, frente a los 5.553 dólares que supuso en Reino Unido. Por comparación, actualmente, en los países de ingresos bajos y medios, está disponible una versión genérica de tenofovir/emtricitabina por unos 67,00 dólares al año.

Para acabar con estas flagrantes diferencias, es necesaria una mayor implicación a este nivel de todos los sistemas sanitarios (de países con ingresos altos, medios o bajos) -del mismo modo que una mayor transparencia respecto a las políticas de negociación de los precios de los medicamentos-, ya que pagar un precio desproporcionado por un producto (incluso teniendo en cuenta costes de investigación, una parte importante de la cual se ha realizado con recursos públicos) acaba repercutiendo en dificultar el acceso de las personas a medicamentos esenciales. Cambiar la manera de aproximarse a este asunto podría tener un efecto en cascada sobre otras áreas terapéuticas, como podrían ser los medicamentos contra el cáncer.

El doctor Hill también mencionó el impacto que podría tener la llegada de los genéricos sobre la capacidad de las compañías que fabrican los fármacos de marca para negociar precios más elevados en los productos innovadores. Aunque estas empresas podrían argumentar que el valor añadido de un producto en términos de calidad de vida, superioridad biológica o conveniencia bastaría para justificar un plus económico respecto a otros productos existentes , especialmente formulaciones anteriores del mismo fármaco, estas compañías podrían encontrar más difícil de justificar los precios elevados al compararlos con los productos genéricos de coste reducido.

Para el ponente, la erradicación de una enfermedad -sea el VIH, las hepatitis virales o la tuberculosis- solo es posible si existen fármacos disponibles a precios reducidos, dentro de los presupuestos nacionales de salud. Los actuales objetivos mundiales de la eliminación de estas enfermedades no se alcanzarán sin reducir los precios y la disponibilidad de un creciente abanico de fármacos genéricos para tratar el VIH pondrá en tela de juicio el elevado precio de los productos de marca.

Fuente: Aidsmap/Elaboración propia ( gTt-VIH )
Referencia: Hill A, Treatment for cancer, HIV and viral hepatitis in Europe using low cost generic drugs: what could be done? Congreso Internacional sobre Terapia Farmacológica en la Infección por VIH, Glasgow (Reino Unido). Keynote Lecture Sunday 23 October.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Transmisión sexual del VIH - Guía para entender las pruebas de detección y el riesgo en las prácticas sexuales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30