gTt-VIH

  1. La noticia del día

Las personas con el VIH tendrían una respuesta al tratamiento de linfomas similar a la observada en la población general

El tratamiento antirretroviral simultáneo a la quimioterapia incrementa las probabilidades de curación del cáncer

Las personas con el VIH tratadas frente a formas agresivas de linfoma no Hodgkin o linfoma de Burkitt no tendrían mayor riesgo de recurrencia de dichas patologías que las personas sin el VIH. Estas son las conclusiones de un estudio alemán publicado en Haematologica.

El linfoma no Hodgkin y el linfoma de Burkitt son cánceres definitorios de sida que ocurren con mucha mayor frecuencia entre personas con el VIH que en la población general (véase La Noticia del Día 20/05/10 ) . El linfoma no Hodgkin es un cáncer que afecta a los linfocitos y se desarrolla en los nódulos linfáticos. Su versión más agresiva es el linfoma difuso de células B grandes (DLBCL, en sus siglas en inglés). Otra variante agresiva del linfoma no Hodgkin es el linfoma de Burkitt, que, como el DLBCL, también afecta a los linfocitos B.

Los diversos tipos de linfoma de Hodgkin son tratables y su remisión completa es posible con quimioterapia en la mayoría de personas que los padecen (véase La Noticia del Día 13/01/12 ) . La recurrencia tras el tratamiento ocurre en un 10% de los casos en la población general. El equipo de investigadores diseñó el presente estudio para observar la respuesta en personas con el VIH.

Para ello contaron con la participación de 387 personas con el VIH y DLBCL, linfoma de Burkitt, linfoma plasmablástico o linfoma de células B no clasificable que habían sido diagnosticadas a partir del año 2005.

Un total de 254 de las 387 personas participantes (el 63%) alcanzaron la remisión completa de la patología (sin evidencias visibles de linfoma a los 3 meses de finalizar el tratamiento) tras el primer ciclo de tratamiento quimioterápico. Veintiuna la alcanzaron tras, como mínimo, un segundo ciclo de quimioterapia, veintidós alcanzaron remisión parcial (reducción de, al menos, el 50% del tumor y no diseminación del cáncer) y quince seguían en quimioterapia en el momento del análisis (con el tipo de respuesta aún sin clasificar).

Entre quienes no habían experimentado mejora de su patología, 23 fallecieron mientras aún estaban recibiendo quimioterapia, 45 tenían enfermedad progresiva y 7 no habían recibido tratamiento.

El objetivo principal del estudio fue la supervivencia libre de recidiva a los 5 años, definiéndose recidiva como un crecimiento de un 50% en un nódulo tras la remisión completa de la patología.

Los participantes acumularon una mediana de 4,6 años tras la remisión completa. Durante el seguimiento, el 11,4% de los participantes experimentaron recidiva. Este resultado sería equiparable al observado en personas sin el VIH , entre las que las tasas de recidiva se mueven entre el 6 y el 10% en el caso del DLBCL y del 12% en lo que respecta al linfoma de Burkitt.

La supervivencia libre de recidiva a 5 años fue del 88,4% en el caso del DLBCL, del 88,9% en el del linfoma de Burkitt y del 88,6% en el caso del linfoma plasmablástico. La supervivencia fue muy inferior en casos de linfomas no clasificables (57,1%), que incluirían linfomas atípicos particularmente agresivos.

Entre los factores que se relacionaron significativamente con la recidiva se encontraron tener un linfoma diseminado - - en estadios III o IV- - (cociente de riesgos instantáneos [HR]: 4,85; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 1,44-16,34), no tomar terapia antirretroviral durante la quimioterapia (HR: 4,28; IC95%: 1,19-15,39), tomar como terapia antitumoral la pauta R-CHOP (rituximab, ciclofosfamida, doxorrubicina, vincristina y prednisona) (HR: 7,59; IC95%: 1,87-30,81) y tener un linfoma no clasificable (HR: 5,08; IC95%: 1,13-22,08).

Las reducciones de dosis o número de ciclos que el 63% de los participantes precisaron no afectaron a la efectividad de las terapias antitumorales . Ello es una buena noticia porque en muchos casos es necesario reducir dosis o duración de la quimioterapia por las interacciones con antirretrovirales.

En conclusión, los resultados del estudio muestran que las terapias frente al linfoma no Hodgkin funcionan, en general, tan bien en personas con el VIH como en aquellas no infectadas, con un importante porcentaje de personas -más de la mitad- - que lograrían la remisión completa de la enfermedad tras el primer ciclo de tratamiento.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia ( gTt ).

Referencia: Schommers P et al. Incidence and risk factors for relapses in HIV-associated non-Hodgkin lymphoma as observed in the German HIV-related lymphoma cohort study. Haematologica, published online in advance of print, 8 February 2018. http://doi:10.3324/haematol.2017.180893.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Consultas sobre tratamientos del VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30