gTt-VIH

  1. La noticia del día

Glasgow 2016: Las nuevas formulaciones basadas en tenofovir-TAF mejoran el perfil renal y óseo de las de tenofovir-TDF

La eficacia de ambas formulaciones frente al VIH sería similar

En el marco del Congreso Internacional sobre Terapia Farmacológica en la Infección por VIH, que se está celebrando esta semana en Glasgow (Escocia, Reino Unido), se han presentado los resultados a 96 semanas de un estudio de fase III que comparó el cambio de tenofovir-TDF y emtricitabina (Truvada®) por tenofovir-TAF y emtricitabina (Descovy®) en personas en tratamiento efectivo estable. De forma paralela, también se han presentado los resultados a la semana 48 de dos estudios de fase IIIb con un enfoque similar.

El denominado Estudio 1089 (véase La Noticia del Día 01/03/2016) contó con la participación de un total de 663 participantes infectados por el VIH que tenían una carga viral indetectable en el momento de entrada al estudio. Aproximadamente un 85% eran hombres, un 75% blancos y un 20% negros, con una mediana de edad de 49 años y un recuento mediano basal de CD4 de aproximadamente 650 células/mm3. A nivel basal, los participantes tenían una función renal casi normal con una tasa de filtración glomerular estimada (TFGe) de, como mínimo, 50 mL/min y una mediana de 100 mL/min.

Los participantes fueron distribuidos de forma aleatoria para cambiar a tenofovir-TAF/emtricitabina o continuar tomando tenofovir-TDF/emtricitabina, administrados ambos una vez al día, manteniendo el tercer fármaco que estaban tomando en su combinación. Algo menos de la mitad de los pacientes estaban tomando, como tercer fármaco, un inhibidor de la proteasa potenciado mientras que el resto tomaba un fármaco de la familia de los no análogos de nucleósido o un inhibidor de la integrasa. La dosis de TAF fue de 10mg al día si el paciente estaba tomando un inhibidor de la proteasa potenciado o 25mg diarios si estaba tomando un medicamento perteneciente a otras familias. La dosis de TDF fue de 300mg al día.

El criterio de valoración principal fue mantener la indetectabilidad viral hasta las 48 semanas (<50 copias/mL) aunque el estudio continuó el seguimiento de los participantes hasta las 96 semanas.

A la semana 96, el 89% de los participantes de ambos grupos tenía una carga viral inferior a 50 copias/mL (con una pequeña diferencia no significativa del 0,5%).

La aparición de efectos adversos graves fue muy poco frecuente en ambos grupos (0% en el grupo con tenofovir-TAF y 0,3% en el grupo con tenofovir-TDF). La interrupción del tratamiento por efectos adversos fue del 2,4% en el grupo con tenofovir-TAF y del 1,2% en el grupo con tenofovir-TDF. Los efectos adversos más comunes fueron infección de las vías respiratorias superiores, diarrea y nasofaringitis.

En lo relativo a la densidad mineral ósea (DMO), a las 96 semanas se observaron diferencias estadísticamente significativas entre quienes tomaban tenofovir-TAF y quienes tomaban tenofovir-TDF. Así, mientras que las personas que recibieron tenofovir-TAF experimentaron un aumento de la DMO (del 2,15% en la columna vertebral y del 1,85% en la cadera), en aquellas que tomaban tenofovir-TDF se observó una disminución del 0,17% en la DMO de la columna vertebral y una disminución del 0,33% de la DMO de la cadera.

El 40% de quienes tomaban tenofovir-TAF experimentaron aumentos de la DMO de la columna vertebral superiores al 3% (solo el 18% de los que tomaban tenofovir-TDF lo lograron) y el 29% de aquellas personas tratadas con tenofovir-TAF experimentaron aumentos de la DMO superiores al 3% (frente a únicamente el 11% de quienes tomaban tenofovir-TDF). Las diferencias fueron significativas en ambos casos (p <0,05).

 

También se observaron diferencias favorables a tenofovir-TAF en numerosos tests de función renal. Así, la tasa de filtración glomerular estimada (TFGe) aumentó en 10mL/min con tenofovir-TAF y en 4mL/min con tenofovir-TDF (p <0,05). El coeficiente proteína/creatinina disminuyó un 26,0% con tenofovir-TAF y aumentó un 2,7% con tenofovir-TDF (p <0,05). El cociente albúmina/creatinina aumentó un 3,4% con tenofovir-TAF y un 27,0% con tenofovir-TDF (p <0,05). El cociente proteína de unión a retinol/creatinina disminuyó un 4,1% con tenofovir-TAF y aumentó un 42,6% con tenofovir-TDF (p <0,05). El coeficiente microglobulina β2/creatinina disminuyó en un 29,7% con tenofovir-TAF y aumentó en un 46,8% con tenofovir-TDF (p <0,05). No se dio ningún caso de anemia de Fanconi y únicamente una persona (del grupo con tenofovir-TDF) experimentó tubulopatía proximal renal.

En el estudio de fase IIIb 1216, un total de 630 personas con VIH y supresión virológica obtenida por medio del tratamiento tenofovir-TDF/emtricitabina/rilpivirina (Eviplera®) fueron distribuidas aleatoriamente a continuar con dicho tratamiento o pasar a tenofovir-TAF/emtricitabina/rilpivirina (Odefsey®).

A las 48 semanas del inicio del estudio, el 94% de los participantes de ambos grupos tenían una carga viral inferior a 50 copias/mL (diferencia no significativa). La incidencia de efectos adversos y las tasas de interrupción del tratamiento por efectos adversos (del 0,1 en ambos casos) fueron muy bajas en los dos grupos. Los efectos adversos más frecuentes fueron, como en el estudio anterior, infección de las vías respiratorias altas, diarrea y nasofaringitis.

Después de un año de tratamiento se observaron diferencias significativas (p <0,05) en la DMO favorables a tenofovir-TAF tanto en la columna vertebral (aumento del 1,61% frente a aumento del 0,08% con tenofovir-TDF) como en la cadera (aumento del 1,04% frente a disminución del 0,25% con tenofovir-TDF).

En cuanto a la función renal, la TFGe aumentó en 4,5mL/min con tenofovir-TAF y en 0,7mL/min con tenofovir-TDF (p= 0,002). El coeficiente proteína/creatinina disminuyó un 18,0% con tenofovir-TAF y aumentó un 21,5% con tenofovir-TDF (p <0,001). El cociente albúmina/creatinina disminuyó un 7,8% con tenofovir-TAF y un 16,8% con tenofovir-TDF (p <0,001). El cociente proteína de unión a retinol/creatinina disminuyó un 18,8% con tenofovir-TAF y aumentó un 7,3% con tenofovir-TDF (p <0,001). El coeficiente microglobulina β2/creatinina disminuyó en un 29,0% con tenofovir-TAF y aumentó en un 12,0% con tenofovir-TDF (p <0,001). No se dio ningún caso de anemia de Fanconi y ni de tubulopatía proximal renal.

En el segundo estudio de fase IIIb, 1160, un total de 875 personas con VIH y supresión virológica obtenida por medio del tratamiento tenofovir-TDF/emtricitabina/efavirenz (Atripla®) fueron distribuidas aleatoriamente a continuar con dicho tratamiento o pasar a Odefsey®.

A las 48 semanas del inicio del estudio, el 90% de los participantes con Odefsey® y el 92% de aquellos con Atripla® tenían una carga viral inferior a 50 copias/mL (diferencia no significativa). La incidencia de efectos adversos y las tasas de interrupción del tratamiento por efectos adversos fueron muy bajas en los dos grupos. Los efectos adversos más frecuentes fueron infección de las vías respiratorias altas, nasofaringitis y tos.

Después de doce meses de tratamiento se observaron diferencias significativas (p <0,05) en la DMO favorables a Odefsey® tanto en la columna vertebral (aumento del 1,65% frente a aumento del 0,05% con Atripla®) como en la cadera (aumento del 1,28% frente a disminución del 0,13% con Atripla®).

En cuanto a la función renal, la TFGe aumentó en 4,5mL/min con Odefsey® y en 0,7mL/min con Atripla® (p <0,001). El coeficiente proteína/creatinina disminuyó un 30,0% con Odefsey® y un 2,0% con Atripla® (p <0,001). El cociente albúmina/creatinina disminuyó un 13,5% con Odefsey® y aumentó un 12,2% con Atripla® (p <0,001). El cociente proteína de unión a retinol/creatinina disminuyó un 27,6% con Odefsey® y aumentó un 29,1% con Atripla® (p <0,001). El coeficiente microglobulina β2/creatinina disminuyó en un 41,0% con Odefsey® y aumentó en un 17,1% con Atripla® (p <0,001). No se dio ningún caso de anemia de Fanconi y ni de tubulopatía proximal renal.

Los resultados de las presentaciones muestran que las formulaciones basadas en tenofovir-TAF presentarían una eficacia similar a las basadas en tenofovir-TDF, pero con un mejor perfil renal y óseo. La acumulación de datos comienza a dotar de consistencia a estas conclusiones, aunque será el uso en la práctica clínica habitual el encargado de confirmarlas.

Fuente: NATAP / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: Raffi F. Long-term (96-week) efficacy and safety after switching from tenofovir disoproxil fumarate (TDF) to tenofovir alafenamide (TAF) in HIV-infected, virologically suppressed adults. Congreso Internacional sobre Terapia Farmacológica en la Infección por VIH, Glasgow (Reino Unido). Abstract O125.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







AIDS Action Europe: una respuesta europea al VIH/sida

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30