gTt-VIH

  1. La noticia del día

La metanfetamina es el principal factor de riesgo entre los hombres gais y otros HSH que adquieren el VIH en EE UU

Los resultados de un nuevo estudio subrayan la necesidad de implementar programas basados en la gestión del placer y el riesgo –que incluyan la promoción de la PrEP– entre las personas que utilizan drogas en sus relaciones sexuales

El uso persistente de metanfetamina constituye el principal factor de riesgo de VIH entre los hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (GBHSH). De acuerdo con un estudio estadounidense, cuyos resultados han sido publicados en la revista Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes, un 14% de los participantes que tenían un consumo continuado de metanfetamina adquirieron el VIH en comparación con el 2,5% de la población general del estudi. Además, una tercera parte de los participantes del estudio que adquirieron el VIH eran consumidores habituales de esta sustancia.

La metanfetamina (también conocida como tina, meta, meth, crystal meth, ice, etc.)  es una droga estimulante muy potente y adictiva. Esta droga exacerba el riesgo del VIH al aumentar el deseo y la desinhibición sexual. En las dos últimas décadas se ha registrado un aumento de prevalencia de uso en muchos países entre los hombres GBHSH con el VIH y, especialmente, entre aquellos sin el VIH. Asimismo, se ha acumulado a lo largo de muchos años evidencia que muestra que los hombres GBHSH que usan metanfetamina son un grupo en situación de elevado riesgo de infección por el VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS).

Aunque el uso de metanfetamina ha disminuido en la población general estadounidense, no ocurre lo mismo entre los hombres GBHSH. De hecho, según los expertos, el uso de esta sustancia está provocando actualmente una crisis de la que todavía no se está hablando.

Para arrojar algo más de luz sobre esta cuestión, un equipo de investigadores de la Universidad de la ciudad de Nueva York (EE UU) quiso determinar las tasas de uso de metanfetaminas y su asociación con la seroconversión al VIH entre hombres GBHSH. Para ello, examinaron la información reunida en el estudio Together 5000, una cohorte nacional que incluye a hombres GBHSH y hombres y mujeres trans que inscribe a sus participantes a través de internet. La selección de los participantes para este estudio tuvo lugar entre 2017 y 2018 a través de aplicaciones de citas gais.

En el estudio se inscribió a personas sin el VIH que tenían factores de riesgo asociados a esta infección, pero que no estaban tomando PrEP de entre 16 y 49 años de edad. Aunque la participación estaba abierta a personas trans y no binarias que tenían sexo con hombres, la gran mayoría (98%) de los 4.786 participantes eran hombres cis. Poco más de la mitad de los participantes (54%) eran blancos y el 41% tenían educación universitaria.

Al ser inscritos al estudio, los participantes se sometieron a un autotest oral del VIH y se les preguntó sobre su consumo de metanfetamina. Estas evaluaciones se repitieron después de 12 meses.

Las tasas de consumo continuado de metanfetamina –es decir, de los participantes que comunicaron haber consumido dicha sustancia antes de inscribirse al estudio y durante el seguimiento- fueron más elevadas en los estados del oeste (12%), seguidos del sudeste (9%), el medio oeste (7%) y el noreste (5%) de EE UU.

El uso continuado de metanfetamina fue más elevado (16%) entre los participantes de entre 36 y 45 años. Los hombres cis tuvieron más probabilidades de ser consumidores habituales que el resto de participantes de la encuesta (9% frente al 4%).

Durante el seguimiento se diagnosticaron 115 nuevas infecciones por el VIH, lo que supone una tasa de incidencia del 2,5%. Más de un tercio (36%) de las personas que recibieron el diagnóstico del VIH eran consumidores habituales de metanfetamina.

Existen, por lo tanto, pruebas sólidas de que el consumo de metanfetamina se asocia con mayores probabilidades de infección por el VIH. En comparación con las personas que no informaron de haber consumido metanfetamina, los participantes que sí lo hicieron en el curso del estudio tuvieron un aumento cuatro veces mayor de probabilidades de seroconversión al VIH (cociente de probabilidades ajustado [CPa]= 3,95; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 1,64-9,47). Las probabilidades fueron aún mayores para los consumidores habituales de metanfetamina (CPa= 7,11; IC95%: 4,53-11,7).

El estudio muestra que el consumo continuado de metanfetamina fue el principal factor de riesgo de infección por el VIH. Los otros factores fueron ser de raza negra (CPa= 2,88; IC95%: 1,68-4,93) y haber recibido un diagnóstico de sífilis durante el seguimiento (CPa= 2.47; IC95%: 1,48-4,11).

En conjunto, el equipo de investigadores señala la necesidad de investigar nuevos modelos para el abordaje del uso de drogas basados en la evidencia y que sean escalables  y que permitan optimizar la prevención del VIH entre los consumidores de metanfetamina.

Los investigadores concluyen señalando la necesidad de implementar medidas urgentes, en particular la evaluación del uso de metanfetamina entre hombres GBHSH con el objetivo de reducir su consumo, dada la importante conexión observada con la incidencia del VIH. Así, los centros sanitarios o los centros comunitarios de detección del VIH e ITS deberían evaluar simultáneamente el consumo de metanfetamina entre los hombres GBHSH que acuden de forma regular a realizarse cribados de salud sexual.

Se deberían ofrecer, al mismo tiempo, recomendaciones para la gestión del placer y el riesgo a los hombres GBHSH que consumen sustancias en sus relaciones sexuales. En este sentido, la PrEP puede reducir en gran medida el riesgo de adquirir VIH; sin embargo, se necesitan más datos para comprender si el consumo de metanfetamina puede representar una barrera para que las personas que la consumen decidan iniciar la PrEP y mantener una buena adherencia a la toma de esta profilaxis y a las citas médicas de seguimiento.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: Grov C et al. The crisis we are not talking about: one-in-three annual HIV seroconversions among sexual and gender minorities were persistent methamphetamine users. Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes, published online ahead of print, 22 July 2020 (open access). doi: 10.1097/QAI.0000000000002461

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





¿Se puede tratar la lipodistrofia en la cara? ¿Lo cubre la Seguridad Social?

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!