gTt-VIH

  1. La noticia del día

Una investigación sugiere que una respuesta lenta al tratamiento no implica, necesariamente, un peor pronóstico a largo plazo

El tener que conseguir cuanto antes una carga viral indetectable puede añadir ansiedad al inicio de la terapia

El comienzo del tratamiento antirretroviral es un momento muy importante para las personas que viven con VIH. A la preocupación sobre la nueva rutina en las tomas de fármacos, la tolerancia al tratamiento y los posibles efectos secundarios, se une a veces la ansiedad por lograr que la carga viral alcance la indetectabilidad lo antes posible.

Esto es así porque predomina la idea de que, cuanto antes consigamos que la carga viral se sitúe por debajo de las 50 copias/mL, mejor será la eficacia del tratamiento a largo plazo. Pues bien, ahora, un equipo de investigadores británicos viene a desmentir esta hipótesis con datos procedentes del análisis de varios estudios recientes. El trabajo ha sido publicado en la edición del 19 de junio de la revista AIDS.

En general, se dice que una respuesta rápida consiste en una reducción del ARN del VIH (carga viral) hasta niveles indetectables en un período máximo de tiempo de 12 semanas tras el inicio del tratamiento antirretroviral; y que se da una respuesta lenta cuando dicha indetectabilidad se ha alcanzado entre las semanas 12 y 24.

En teoría, algunos investigadores piensan que una respuesta rápida al tratamiento confiere más beneficios que una respuesta lenta, como una mayor probabilidad de mantener una carga viral indetectable durante un período largo de tiempo. Sin embargo, este extremo no habría sido del todo probado.

Ahora, un equipo del Hospital Chelsea and Westminster [Londres, Reino Unido], liderado por Graeme Moyle, ha analizado datos de dos estudios recientes: ARTEMIS y TITAN. Ambos ensayos incluyeron a personas sin experiencia previa en el uso de antirretrovirales y compararon darunavir (DRV, Prezista®) potenciado con ritonavir (Norvir®) con lopinavir/ritonavir (LPV/r, Kaletra®) [véanse La Noticia del Día 31/10/2008 y 18/11/2008].

Moyle y su equipo de colaboradores encontraron que las personas que mostraban respuestas virológicas más lentas no tenían menos probabilidades de presentar carga viral indetectable al cabo de 96 semanas de tratamiento que aquéllas que obtuvieron una respuesta más rápida. En cambio, sí hallaron una relación entre la carga viral basal (en el momento del inicio del tratamiento) y la eficacia de la terapia a largo plazo.

Aquellos pacientes con cargas virales muy altas tenían más probabilidades de experimentar un rebote de la replicación viral que los que tenían cargas virales basales más bajas. Aunque no dan cifras, habitualmente se considera carga viral alta un valor igual o superior a 100.000 copias/mL.

En el estudio ARTEMIS, aquellas personas que tomaron LPV/r también tuvieron más probabilidades de haber experimentado rebotes virales a la semana 96 que las personas que tomaron DRV/r.

Los autores hallaron que los resultados de los estudios TITAN y ARTEMIS eran coherentes con los de otros estudios. En el ACTG 5142, los participantes que tomaron combinaciones con efavirenz (EFV, Sustiva®) obtuvieron descensos de carga viral más rápidos que aquéllos que recibieron LPV/r. Sin embargo, tras 96 semanas de tratamiento, los fracasos atribuibles a LPV/r se asociaron, en menor medida, con la aparición de resistencias que los relacionados con EFV.

De manera similar, un estudio que comparaba raltegravir (RAL, Isentress®) con EFV encontró proporciones parecidas de personas con carga viral indetectable en ambos grupos, a pesar de que las que tomaron RAL vieron como sus cargas virales descendían más rápidamente durante las primeras semanas de tratamiento.

También parece que se repite el mismo patrón entre pacientes con experiencia previa en el uso de antirretrovirales. En el estudio DUET, que comparó etravirina (ETV, Intelence®) con placebo [en ambos casos junto a una terapia de base optimizada que incluía DRV/r], un descenso más rápido de la carga viral no predijo el éxito del tratamiento a largo plazo (véase La Noticia del Día 23/01/2009).

Es importante que este tipo de análisis se incorpore a los estudios en curso para arrojar más luz sobre si las caídas más rápidas de carga viral aportan o no algún beneficio a medio y largo plazo.

Fuente: Aidsmeds.
Referencia: Moyle G, DeMasi R, Hill A, et al. Does earlier HIV RNA suppression provide long-term benefits? AIDS. 2010 June 19; 24(10): 1.591-1.593.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Acompañamiento e información biomédica a personas con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30