gTt-VIH

  1. La noticia del día

La hepatitis C no aumentaría el riesgo de muerte por COVID-19

No obstante, las personas con cirrosis hepática avanzada tendrían más probabilidades de ser hospitalizadas e ingresadas en cuidados intensivos debido a la infección por el SARS-CoV-2

Las personas con hepatitis C tienen más probabilidades de ingresar en un centro hospitalario como consecuencia de la COVID-19 –pero no de morir– que las personas de características similares sin el VHC. Este es el principal hallazgo de un estudio estadounidense cuyos resultados se han publicado en la revista Liver International.

La infección por el SARS-CoV-2 afecta principalmente al sistema respiratorio, sin embargo, se ha evidenciado que sus efectos a corto y largo plazo también pueden afectar a otras zonas del organismo, como el sistema cardiovascular, renal, gastrointestinal, hepático, endocrino y neurológico. Estudios previos sobre el impacto de la COVID-19 en personas con enfermedades hepáticas han demostrado que las personas con cirrosis avanzada tienen un mayor riesgo de muerte debido al SARS-CoV-2 (véase La Noticia de Día 25/11/20), pero no han logrado establecer ninguna relación entre hepatitis C y COVID-19 grave, definida como el ingreso en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), el uso de ventilación mecánica, tanto invasiva como no invasiva, o muerte.

Con el objetivo de investigar si las personas con infección crónica por el VHC tienen un mayor riesgo de sufrir COVID-19 grave, un equipo de investigadores del Departamento de Asuntos de Veteranos de EE UU utilizó la cohorte ERCHIVES (acrónimo en inglés de Cohorte de Veteranos Infectados por el VHC Establecida Electrónicamente), que incluía 237.679 personas con hepatitis C crónica, para determinar el impacto de la infección por el VHC en las tasas de hospitalización en cuidados intensivos graves, ingresos de larga duración en una UCI y mortalidad por cualquier causa.

Se realizó una búsqueda de casos de infección por el SARS-CoV-2, diagnosticados mediante pruebas PCR, en personas con infección crónica por el VHC confirmada a través de pruebas de detección de ARN del VHC. Se excluyó a las personas coinfectadas por el VIH (3.937) o por el virus de la hepatitis B  (2.917). Entre las 230.825 personas restantes, 17.518 (7,6%) se sometieron a pruebas de detección del SARS-CoV-2 de las cuales 1.095 –6,2% de las personas sometidas a pruebas– tuvieron al menos un resultado positivo.

Se identificaron 975 casos con hepatitis C que fueron emparejados con controles sin el VHC que recibían atención médica en el Departamento de Asuntos de Veteranos, teniendo en cuenta la edad, el sexo, la raza, el índice de masa corporal (IMC), la distribución de las comorbilidades asociadas a una mayor mortalidad por COVID-19, la puntuación FIB-4 y estar recibiendo tratamiento basado en remdesivir (véase La Noticia del Día 04-05-20) y/o corticoides sistémicos frente al SARS-CoV-2.

La media del índice de masa corporal (IMC) fue similar en ambos grupos (28,5 en casos frente a 28,7 en el grupo de control; p= 0,4), aunque una mayor proporción de personas con el VHC tenía un IMC de 25 o inferior (28,1% frente a 22,5%; p= 0,01).

Las personas con hepatitis C tenían más probabilidades de ser fumadoras o exfumadoras. El grado de fibrosis hepática se determinó mediante la escala FIB-4 y fue significativamente mayor en los pacientes con el VHC (1,9 ± 2,1 en el grupo de casos frente a 1,2 ± 0,9 en el grupo control; p <0,0001). La fibrosis avanzada o cirrosis (puntuación superior 3,25 en la escala FIB-4) pese a ser poco frecuente en esta cohorte fue significativamente mayor en las personas con el VHC (8,1% en el grupo de casos frente a 1,4% en el grupo control; p <0,0001).

Las personas con hepatitis C tuvieron una probabilidad significativamente mayor de ingresar en el hospital en los 14 días siguientes a una prueba PCR positiva para el SARS-CoV-2 (24% frente a 18,3%, p=0,002); sin embargo, no tuvieron más probabilidades de entrar en una UCI (13% frente a 12,5%). Por otra parte, las personas con el VHCno experimentaron un mayor riesgo de muerte tras el ingreso en el hospital (6,6% frente a 6,5%, p= 0,9).

El análisis por subgrupos teniendo en cuenta edad, raza, sexo, grado de fibrosis hepática y número de comorbilidades no reveló diferencias en cuanto al número de hospitalizaciones o ingresos en la UCI entre personas con y sin el VHC Los pacientes con fibrosis avanzada o cirrosis registraron tasas de hospitalizaciones e ingresos en la UCI significativamente mayores. El análisis de subgrupos tampoco evidenció diferencias respecto a la tasa de mortalidad por COVID-19 en personas con y sin el VHC. Sin embargo, el número de eventos en cada subgrupo fue relativamente pequeño para hacer comparaciones significativas.

En resumen, se observó que una mayor proporción de personas con el VHC requirió hospitalización debido a la COVID-19, pero no se evidenciaron diferencias en la tasa de personas que requirieron ingreso o traslado a la UCI. Tampoco se determinaron diferencias en la tasa de mortalidad por cualquier causa entre personas con y sin el VHC teniendo en cuenta la edad, género, puntuación FIB-4, número de comorbilidades y tratamiento con remdesivir y/o corticoides sistémicos.

Está bien documentado que la prevalencia de diversos problemas médicos, mentales y de consumo de drogas y/o sustancias es mayor en personas con hepatitis C que. en la población sin el VHC y que dichas comorbilidades se asociarían con peores resultados de la COVID-19. La aparente falta de diferencias entre personas con y sin el VHC respecto al nivel de gravedad de la enfermedad (medida por la necesidad de cuidados en la UCI) y de mortalidad por la COVID-19 indicaría que cualquier posible diferencia en los resultados se podría explicar, al menos en parte, por la prevalencia diferencial de estas comorbilidades.

Como conclusión, los investigadores afirman que no está claro el motivo por el que las personas con infección crónica por el VHC con fibrosis avanzada o cirrosis corren un mayor riesgo que las personas sin hepatitis C de ser hospitalizadas debido a la COVID-19. Se necesita más investigación para identificar si los factores virales o del huésped aumentarían el riesgo de un cuadro de mayor gravedad de la infección por el SARS-CoV-2.

Fuente:Infohep / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia:Butt A, et al. Mortality is not increased in SARS-CoV-2-infected persons with hepatitis C virus infection. Liver International, published online, 3 February 2021.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Transmisión sexual del VIH - Guía para entender las pruebas de detección y el riesgo en las prácticas sexuales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!