gTt-VIH

  1. La noticia del día

Los hombres gais y bisexuales con y sin el VIH comparten las mismas redes de transmisión de la hepatitis C en Inglaterra

Las estrategias de reducción de riesgos y daños asociados al chemsex son fundamentales para conseguir la microeliminación de la hepatitis C en esta población

Según un estudio publicado en la revista Journal of Viral Hepatitis, los hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (GBHSH) sin el VIH que están tomando profilaxis preexposición (PrEP) en Londres comparten las mismas redes sexuales y tienen los mismos factores de riesgo de hepatitis C que los hombres con el VIH.

En los últimos años, los brotes de infección aguda por el virus de la hepatitis C (VHC) solían darse entre hombres GBHSH con el VIH en el contexto del chemsex con conductas de riesgo asociadas tanto al sexo (sexo vigoroso sin protección, uso de juguetes sexuales, fisting, etc.) como al consumo de drogas (por ejemplo, compartir materiales o instrumentos para la inyección de drogas) [véase La Noticia del Día 02/06/2014 ]. Hasta el año 2015 se observó un claro aumento de los casos de infección aguda por VHC entre hombres GBHSH con el VIH, mientras que en aquellos sin el VIH los casos se mantuvieron estables. Se llegó a formular la hipótesis de que el VIH era un factor prácticamente imprescindible para la transmisión sexual del VHC.

Nada más lejos de la realidad. La extensión en el uso de la PrEP ha cambiado la gestión del riesgo en las prácticas sexuales de algunos hombres gais, bisexuales y otros HSH sin el VIH, lo que ha conllevado un aumento de su presencia entre los nuevos casos de infección aguda por el VHC (véase La Noticia del Día 15/01/2019 ) y ha permitido descartar al VIH como “condición necesaria” para adquirir el VHC a través de prácticas sexuales.

En el estudio PROUD, que evaluó el uso de la PrEP en Inglaterra entre 2012 y 2014 (véase Actualización en Tratamientos del 25/02/2015 ), se halló una incidencia de VHC de 2 casos por cada 100 persona-años de seguimiento. Además, durante el periodo de seguimiento posterior al estudio (2014-2016), la incidencia pareció aumentar aún más.

Por otro lado, un estudio de cohorte retrospectivo ha revelado que, en Reino Unido, la tasa de infección aguda por VHC en hombres GBHSH con el VIH ha ido disminuyendo de forma significativa alcanzando su punto máximo en 2015 con 1,45 casos por cada 100 persona-años de seguimiento hasta reducirse a 0,6 casos por 100 persona-años en 2018, lo que supone una disminución de un 68%. Entre los motivos de este descenso, se incluye el acceso más generalizado al tratamiento antiviral de acción directa frente al VHC y las elevadas tasas de curación registradas y que han permitido reducir la carga viral del VHC en esta población.

En este contexto, se puede reconocer que la tasa de incidencia de hepatitis C aguda en hombres GBHSH sin el VIH fue elevada en el estudio PROUD. Este aumento de la incidencia de la hepatitis C aguda entre hombres GBHSH sin el VIH indica que la infección se está convirtiendo en un problema de salud pública .

Con el fin de arrojar algo más de luz sobre esta cuestión, un grupo de investigadores del Departamento de Salud Pública de Inglaterra diseñaron un estudio que tenía como objetivo examinar los factores de riesgo y las redes de transmisión del VHC en hombres GBHSH. El estudio evaluó todos los casos de infección aguda por VHC diagnosticada en hombres GBHSH que habían sido atendidos en 5 clínicas especializadas en hepatitis entre enero y agosto de 2017.

Se registró un total de 40 casos de hepatitis C adquirida recientemente: un 40% (n=24) en hombres sin el VIH y un 60% (n=16) en hombres sin el VIH. Se definió hepatitis C adquirida recientemente como un diagnóstico de hepatitis C aguda o un diagnostico de hepatitis C en un plazo inferior a los 12 meses desde la infección.

Los hombres con el VIH tuvieron una media de edad de 44 años y tenían la infección por el VIH bien controlada (91% tenían la carga viral indetectable). Los hombres sin el VIH fueron más jóvenes (una media de 34 años). Un 81% de ellos informó del uso de PrEP durante el año anterior. El 29% de todos los hombres reclutados tenían una ITS en el momento del diagnóstico de hepatitis C, aunque la tasa fue mayor en el grupo de hombres con el VIH.

Al ser preguntados por su relación con las drogas inyectables, un tercio de los hombres informó haber hecho uso de ellas en el año anterior, aunque ninguno compartió material de inyección. La metanfetamina fue la droga más usada por el 52% de ellos y para el 94% fue el último material inyectado. El 77% hizo un uso por vía nasal de las drogas mientras que el 42% informó el uso rectal. Al comparar los patrones de uso de drogas entre los hombres que tenían VIH y los que no, solo encontraron que el 75% del primer grupo hacía más uso de GHB frente al 37% del segundo grupo.

De la misma manera, las historias sexuales eran similares independientemente del estado serológico al VIH: el 62% había realizado fisting; el 79% había practicado sexo en grupo; el 92% no acostumbraba a utilizar preservativos en sus prácticas sexuales anales y el 37% tenía antecedentes de sangrado anal. Fue muy habitual el intercambio de lubricantes (67%) y juguetes sexuales (50%) y, en menor medida,

el compartir el mango de la ducha para el lavado anal (30%). Solo se observó una diferencia en el número de parejas con las que habían mantenido sexo en el año anterior, el grupo de hombres sin el VIH informó de un número mayor que aquellos que no tenían el VIH (36 frente a 16).

Fue poco habitual conocer el estado serológico frente al VHC de las parejas sexuales: solo el 25% de los hombres GBHSH sin el VIH y el 12,5% de aquellos con el VIH refirieron que algunas, muchas o todas sus parejas sexuales tenían hepatitis C. Este hecho apunta a que el 75% de los hombres sin el VIH y el 87,5% de aquellos con el VIH, aun habiendo adquirido el VHC, no eran conscientes de que alguna o algunas de sus parejas sexuales del año anterior tenían el VHC. Ello podría deberse a que, dado que no existe una PrEP frente al VHC, la probabilidad de que una persona revele su estado serológico al VHC sería menor por miedo a ser rechazado en las relaciones sexuales. También podría deberse a que el VHC está mucho más infradiagnosticado que el VIH.

Los análisis filogenéticos revelaron que los hombres GBHSH que usan PrEP y los hombres GBHSH con el VIH comparten las mismas redes sexuales de transmisión del VHC . El 25% se infectó con el genotipo 4 del VHC mientras que dos tercios adquirieron el genotipo 1a. Además, el análisis genético de las muestras de virus de genotipo 1a mostró que el 90% estaban muy relacionadas entre sí, formando cuatro grupos genéticos y varios pares. Este punto muestra la existencia de redes sexuales de transmisión en las que están implicadas hombre GBHSH con y sin el VIH.

En sus conclusiones, los investigadores señalan la necesidad de sensibilizar e informar a los hombres GBHSH sobre el riesgo de transmisión del VHC y las vías de transmisión del VHC en contextos sexuales a través de una amplia variedad de canales como las apps de geolocalización de búsqueda de contactos sexuales, los centros de atención y dispensación de la PrEP o los locales de sexo . Además, los programas de PrEP y sus visitas periódicas de cribado y seguimiento brindan la oportunidad para detectar y tratar la hepatitis C de manera precoz lo que supone un beneficio tanto para la salud individual como la salud poblacional de este colectivo.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia ( gTt-VIH )
Referencias: Desai M et al. High incidence of hepatitis C virus infection observed in the PROUD study of HIV pre-exposure prophylaxis. Journal of Viral Hepatitis, advance online publication, April 2020.

Garvey LJ et al. Decline in hepatitis C virus (HCV) incidence in men who have sex with men living with human immunodeficiency virus: progress to HCV microelimination in the United Kingdom? Clinical Infectious Disease, advance online publication, March 2020.

Bradshaw D et al. Transmission of hepatitis C virus in HIV-positive and PrEP-using MSM in England. Journal of Viral Hepatitis, advance online publication, March 2020.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





¿Se puede tratar la lipodistrofia en la cara? ¿Lo cubre la Seguridad Social?

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!