gTt-VIH

  1. La noticia del día

La presencia de síntomas depresivos en personas mayores con el VIH aumentaría su mortalidad

Urge una mejor comprensión de las barreras que dificultan una detección efectiva de la depresión en estas personas

De acuerdo con los resultados de un estudio publicado recientemente en la versión digital de la revista HIV Medicine, la presencia de síntomas depresivos entre las personas que llevan largo tiempo viviendo con el VIH se asocia a un mayor riesgo de mortalidad.

Es conocido que la incidencia de depresión es más elevada entre las personas con el VIH. De hecho, es la patología de salud mental más frecuente entre las personas con el virus. Se estima que entre el 20 y el 40% de las personas con el VIH padece este trastorno.

La presencia de trastornos depresivos se ha asociado con un aumento de la mortalidad en personas con enfermedades crónicas como patologías cardiacas, enfermedad renal en etapa terminal y diabetes. Diferentes estudios han descrito asociaciones similares en el contexto de la infección por el VIH. En un estudio reciente, por ejemplo, se halló que vivir un mayor tiempo con depresión aumenta el riesgo de muerte en las mujeres con el VIH (véase La Noticia del Día 23-04-2018 ). No obstante, existen datos contradictorios respecto a este tema.

Con el fin de arrojar un poco más de luz a esta cuestión, un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston (EE UU) llevaron a cabo un estudio. Para ello contaron con los datos de 129.140 participantes de la cohorte prospectiva americana VACS (Estudio de Cohorte sobre Envejecimiento de Veteranos, por sus siglas en inglés).

La edad promedio de los participantes de la cohorte era de 50 años, más del 90% eran hombres y el 50% eran de etnia negra. El seguimiento de los participantes se llevó a cabo entre abril de 2003 y septiembre de 2015. La mediana de tiempo de seguimiento fue de 10,7 años.

En el estudio la depresión se definió como haber sido diagnosticado por un psiquiatra u obtener al menos una puntuación de 10 en el cuestionario de salud del paciente en una escala de 9 ítems que evalúa los síntomas depresivos (PHQ-9 en sus siglas en inglés).

El 16% de los participantes tenían un diagnóstico previo de depresión mayor en el momento de inscribirse en la cohorte. Entre las personas con depresión mayor, el 32% tenía el VIH. Por otro lado, el 30% de aquellos que obtuvieron puntuaciones de depresión según la escala PHQ-9 tenían el virus.

Al finalizar la fase se seguimiento, el 24% de los participantes de la cohorte había muerto, lo que supuso una tasa de mortalidad de 25 muertes por cada 1.000 persona-años . Entre los participantes sin el VIH la tasa de mortalidad fue de 20,2 muertes por cada 1.000 persona-años entre los que no tenían depresión y de 22,7 muertes por cada 1.000 persona-años entre los que sí la padecían.

Entre los integrantes de la cohorte con el VIH, la tasa de mortalidad fue de 36,9 y 39,4 muertes por cada 1.000 persona-años entre aquellos con y sin diagnóstico de depresión , respectivamente.

Tras ajustar los datos para el estado del VIH de los miembros de la cohorte se halló que e l diagnóstico por depresión se asoció con un aumento del 9% en la tasa de mortalidad . Esta asociación persistió -aunque de forma estadísticamente no significativa- tras ajustar factores demográficos y otras condiciones de salud; sin embargo, el aumento de la mortalidad por causa del VIH se quedó finalmente en el 4% .

Entre las personas sin el VIH tener un diagnóstico de depresión se asoció con un aumento del 6% en la tasa de mortalidad .

Al comparar aquellos con puntuaciones inferiores a 10 en la escala PHQ-9 con aquellos con puntuaciones superiores a 10 se observó que estos últimos tenían una mortalidad superior en un 17%.

En un análisis estratificado por el estado serológico al VIH, puntuaciones a la escala PHQ-9 de 10 o más no se asoció con un mayor riesgo de mortalidad entre las personas sin el virus. Sin embargo, entre los participantes con el VIH, una puntuación de PHQ-9 de 10 o más, en comparación con una puntuación inferior a 10, se asoció con un aumento de la mortalidad del 24% .

Según los investigadores, los resultados del presente estudio subrayan la necesidad de evaluar y tratar los síntomas depresivos, así como el trastorno depresivo mayor tanto en personas con y sin el VIH a fin de reducir el riesgo de mortalidad. Además, señalan que pese a que las pautas clínicas recomiendan el cribado rutinario de la sintomatología depresiva, su implementación no se ha hecho extensiva. Por ello, se necesita una mejor comprensión de las barreras y facilitadores de la detección eficaz de la depresión y la integración efectiva del tratamiento de la depresión en la atención del VIH.

Fuente: POZ/ ScienceDaily/ Elaboración propia ( gTt-VIH )

Referencia: K So‐Armah, SK Gupta, S Kundu, et al. Depression and all‐cause mortality risk in HIV‐infected and HIV‐uninfected US veterans: a cohort study . HIV Medicine, 2019.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Suscripción a los servicios informativos de gTt

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30