gTt-VIH

  1. La noticia del día

EASL 2020: El VIH no conllevaría un mayor riesgo de complicaciones hepáticas tras curar la hepatitis C

Tampoco se observaría una mayor mortalidad por causas hepáticas

Un estudio francés presentado en el Congreso Internacional del Hígado (EASL 2020), celebrado de forma remota a finales de agosto por causa de la presente pandemia por la COVID-19 (acrónimo en inglés de enfermedad por coronavirus), ha hallado que las personas con el VIH que logran curar la infección por el virus de la hepatitis C (VHC) mediante el uso de antivirales de acción directa (DAA, en sus siglas en inglés) no presentarían un mayor riesgo de complicaciones hepáticas ni de mortalidad por causas hepáticas que las personas sin el VIH en idéntica situación. Los datos para la realización del presente estudio provienen de la cohorte francesa HEPAVIH.

Cuando la infección por el VHC no ha sido tratada, diversos estudios han evidenciado que la progresión hepática es mayor en personas con el VIH que en aquellas seronegativas (véase La Noticia del Día 18/10/2017). La llegada de los antivirales de acción directa ha conllevado tratamientos cortos y bien tolerados con tasas de curación superiores al 90%, lo que ha provocado un auténtico cambio de paradigma en el ámbito de la hepatitis C. Sin embargo, esta curación masiva de buena parte de la población coinfectada por el VIH y el VHC acaecida en algunos países de ingresos altos ha tenido lugar recientemente, por lo que son pocos los datos a medio plazo sobre las consecuencias de dicha curación a nivel hepático.

Para arrojar un poco más de luz sobre este asunto, investigadores de la Universidad de Burdeos (Francia) realizaron un análisis comparativo del riesgo de desarrollar eventos hepáticos (incluyendo muerte por causas hepáticas) en personas que habían logrado curar la hepatitis C con DAA en función de si tenían o no el VIH. En el estudio se definió evento hepático como descompensación hepática, cáncer hepático o trasplante hepático y se definió muerte por causas hepáticas a todo aquel fallecimiento causado por descompensación hepática, cáncer hepático o trasplante hepático.

En su estudio, los investigadores compararon datos de cuatro personas monoinfectadas por VHC pertenecientes a la cohorte HEPATHER con los de cada una de las personas coinfectadas por VIH y VHC perteneciente a la cohorte HEPAVIH. El emparejamiento de casos y controles se realizó teniendo en cuenta edad y sexo. Todos los participantes fueron tratados con DAA entre 2014 y 2017 y se excluyó a aquellas personas que habían padecido eventos hepáticos antes del tratamiento.

Un total de 2.049 personas monoinfectadas por el VHC y 592 coinfectadas por el VIH y el VHC fueron incluidas en el estudio. El 73% eran hombres y la mediana de la edad era de 53 años. Las personas con el VIH llevaban más tiempo viviendo con el VHC que las monoinfectadas (18 y 14,5 años; respectivamente), aunque el desarrollo de cirrosis hepática fue menos frecuente entre los coinfectados (28% y 41% de cada uno de los grupos, respectivamente).

El 93% de las personas con el VIH y el 94,6% de aquellas seronegativas lograron curar la infección por el VHC mediante el uso de DAA. Los principales regímenes utilizados fueron sofosbuvir/ledipasvir (Harvoni®) y la combinación de sofosbuvir (Sovaldi®) con daclatasvir (Daklinza®).

El consumo de alcohol fue más frecuente en personas con el VIH (53% y 2% de las personas con o sin el VIH, respectivamente), como también lo fue el consumo de tabaco (60% y 48% de las personas con o sin el VIH, respectivamente).

El seguimiento de los participantes fue de una mediana de 2,8 años tras la finalización del tratamiento. No se observaron diferencias significativas en la incidencia de eventos hepáticos entre las personas monoinfectadas por el VHC y aquellas coinfectadas por el VIH y el VHC. Así, se dieron 17 eventos en el grupo de coinfectados y 66 en el de monoinfectados, lo que supone una tasa de incidencia de 12,4 eventos por cada 1.000 persona-años de seguimiento en el grupo de coinfectados y de 13,4 eventos por cada 1.000 persona-años de seguimiento en el grupo de monoinfectados (diferencia no significativa, p= 0,78).

En la misma línea, no se observaron diferencias significativas en términos de mortalidad hepática entre las personas monoinfectadas y aquellas coinfectadas. Así, se registraron 8 fallecimientos por causas hepáticas en el grupo de coinfectados (5,6 muertes por cada 1.000 persona-años de seguimiento) y 28 en el grupo de monoinfectados (4,9 muertes por cada 1.000 persona-años de seguimiento). La diferencia, de nuevo, no fue estadísticamente significativa (p= 0,76).

Donde sí se observó una diferencia significativa (p <0,01) fue en las muertes por causa no hepática, que fueron más frecuentes en personas coinfectadas por VHC y VIH (18 fallecimientos por causa no hepática; tasa de incidencia de 12,5 muertes por cada 1.000 persona-años de seguimiento; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 7,9-19,8) que en aquellas monoinfectadas por el VHC (28 fallecimientos por causa no hepática; tasa de incidencia de 4,9 muertes por cada 1.000 persona-años de seguimiento; IC95%: 3,4-7,1).

Al comparar las tasas de respuesta virológica sostenida a las 12 semanas de finalizar el tratamiento (RVS12, sinónimo de curación) en quienes habían fallecido, estas fueron del 88% en personas coinfectadas y del 82% en aquellas monoinfectadas.

Los resultados del presente estudio muestran el buen pronóstico que las personas coinfectadas por el VIH y el VHC presentarían tras el tratamiento con DAA, con unas tasas de eventos hepáticos y de mortalidad por causas hepáticas similares a los de las personas monoinfectadas por el VHC. La diferencia en la mortalidad por causas no hepáticas podría ser atribuible a consecuencias de la infección crónica por el VIH tales como mayores niveles de inflamación e inmunodeficiencia, aunque también podría deberse a los mayores niveles de consumo de alcohol y tabaco observados entre los coinfectados del estudio.

Fuente:Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH).

Referencia:Chalouni M et al. HIV co-infection and risk of morbidity and mortality in HCV patients treated by DAA. Journal of Hepatology, supplement 1 [International Liver Congress], S105, AS153, 2020.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Transmisión sexual del VIH - Guía para entender las pruebas de detección y el riesgo en las prácticas sexuales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!