gTt-VIH

  1. La noticia del día

La obesidad sería el principal factor de riesgo de desarrollo de diabetes en personas con el VIH

El uso de inhibidores de la integrasa también tendría un impacto notable a ese nivel

Un estudio pendiente de revisión por pares elaborado por investigadores de la Universidad de Alabama (EE UU) ha concluido que la obesidad sería el principal factor de riesgo de desarrollo de diabetes en personas con el VIH. El impacto de la obesidad sobre el riesgo de diabetes sería superior al derivado del uso de inhibidores de la integrasa, aunque este último también sería notable (del 48%) y también se habría observado en un segundo estudio, publicado en Clinical Infectious Diseases.

La diabetes de tipo 2 es una comorbilidad frecuente en personas con el VIH y frecuentemente infradiagnosticada e infratratada (véase La Noticia del Día 10/06/2021). Entre los principales factores de riesgo se encuentran los ya conocidos para la población general (obesidad, edad más avanzada, determinadas características genéticas, etc.) y otros específicos de la infección por el VIH, como, por ejemplo, el uso de determinados antirretrovirales con un mayor impacto a nivel metabólico.

Para arrojar un poco más de luz sobre este asunto, un equipo de investigadores estadounidenses de Birmingham (Alabama, EE UU) realizaron un análisis retrospectivo de los registros de las personas con el VIH atendidas en la clínica especializada en VIH asociada a su universidad durante la década comprendida entre los años 2008 y 2018.

Un total de 4.113 personas con el VIH sin diagnóstico inicial de diabetes fueron incluidas en el estudio. El 62% de los participantes eran de etnia negra y el 77% de ellos eran hombres. El 82% de las personas incluidas eran menores de 50 años (la mediana de la edad en el momento de la inclusión era de 38 años). El 29% de los participantes tenían sobrepeso (índice de masa corporal [IMC] entre 25,00 Kg/m y 29,99 Kg/m2) y el 20% tenían obesidad (IMC a partir de 30 Kg/m2).

El 64% de los participantes llevaban menos de 5 años diagnosticados al entrar en el estudio. En ese momento, el 47% de los participantes tenía un recuento de CD4 inferior a 350 células/mm3.

El 44% de los participantes tenían hipertensión arterial, el 23% tomaban antidepresivos, el 31% tenían dislipemia y el 8% tomaban fármacos para disminuir los niveles de lípidos.

En el estudio se consideró nuevo caso de diabetes si los niveles de hemoglobina glicosilada A1c superaban el 6,5% o si dos mediciones de los niveles de glucosa separadas por un mínimo de 30 días superaban los 200mg/dL.

Durante el seguimiento, 252 personas desarrollaron diabetes tipo 2, con una mediana de la edad de 51 años. La incidencia de diabetes se incrementó durante el estudio desde los 1,04 casos por cada 1.000 persona-años de seguimiento en 2008 hasta los 1,55 casos por cada 1.000 persona-años de seguimiento en 2018. Durante dicha década, la prevalencia de diabetes tipo 2 pasó del 8% al 14%.

En un análisis multivariable, se observó que la diabetes mellitus de tipo 2 estaba fuertemente asociada a tener obesidad mórbida (IMC >40 Kg/m2) (cociente de riesgos instantáneos ajustado [aHR, en sus siglas en inglés]: 10,5), obesidad (IMC: 30 Kg/m– 39,99 Kg/m2) (aHR: 3,9) y también a tener un peso anómalamente bajo (IMC: <18,5Kg/m2) (aHR: 2,8).

El desarrollo de diabetes de tipo 2 también se asoció a padecer cirrosis o enfermedad hepática terminal (aHR: 1,9), dislipemia (aHR: 1,6), exposición a fármacos para controlar los niveles de lípidos distintos a las estatinas (aHR: 1,54) y uso de glucocorticoides (aHR: 1,46).

Respecto a los factores de riesgo de desarrollo de diabetes tipo 2 vinculados al VIH destacaron llevar más de 10 años viviendo con el VIH (aHR: 1,6), tener un recuento de CD4 entre 200 y 350 células/mm3 (aHR: 1,55) y tomar inhibidores de la integrasa (aHR: 1,48).

El segundo estudio, también realizado en EE UU, examinó la relación entre el tratamiento antirretroviral y el desarrollo de diabetes o hiperglicemia durante los 6 meses posteriores al inicio del tratamiento antirretroviral.

Los autores del estudio analizaron la incidencia de diabetes tras el inicio del tratamiento antirretroviral (dentro de los primeros 6 meses, antes de que pudiera desarrollarse un aumento de peso que podría actuar como factor de confusión) en 42.382 personas con el VIH entre 2007 y 2018. El 74% de la población del estudio eran hombres y la edad promedio era de 38 años.

El 53% de los participantes tomaban tratamientos basados en un inhibidor de la integrasa, el 28% los tomaban basados en un inhibidor de la transcriptasa inversa no análogo de nucleósido (ITINN) y el 19% seguían tratamientos basados en un inhibidor de la proteasa.

El principal inhibidor de la integrasa prescrito era raltegravir (especialidad farmacéutica genérica [EFG], Isentress®) (39% de los casos), seguido por elvitegravir (en Stribild® y Genvoya®) (28%), dolutegravir (Tivicay®, en Triumeq®, Dovato® y Juluca®) (26%) y bictegravir (en Biktarvy®) (5%).

El 2,1% de los participantes desarrollaron hiperglicemia o diabetes tipo 2 durante los 6 primeros meses de tratamiento antirretroviral. Dicho porcentaje alcanzó el 2,3% entre quienes tomaban inhibidores de la integrasa y el 1,8% entre quienes tomaban otros fármacos.

El riesgo de desarrollar hiperglicemia o diabetes tipo 2 fue un 31% superior en aquellas personas con tratamientos basados en inhibidores de la integrasa al observado en personas en otros regímenes de antirretrovirales. Al ahondar en los inhibidores de la integrasa, aquellos más vinculados al desarrollo de hiperglicemia o diabetes fueron elvitegravir y dolutegravir.

Cabe destacar que el estudio –al contrario de lo hallado por otros- no halló ningún impacto del uso de tenofovir alafenamida (TAF, en Descovy®, Symtuza®, Genvoya®, Odefsey® y Biktarvy®) no afectó al riesgo de desarrollar diabetes mellitus de tipo 2 entre quienes tomaban inhibidores de la integrasa.

Los investigadores concluyeron que su estudio aumenta las evidencias respecto al impacto de los inhibidores de la integrasa sobre el control de la glucemia, algo muy a tener en cuenta en un contexto de envejecimiento de la población con el VIH a nivel global, donde los factores de riesgo de desarrollo de diabetes mellitus de tipo 2 se van a ir acumulando.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH).

Referencias:Spieler G et al. Trends in diabetes incidence and associated risk factors in people living with HIV in the current treatment era, 2008-2018. MedRxiv pre-publication, 1 May 2022. DOI: https://doi.org/10.1101/2022.04.29.22274506

O’ Halloran J et al. Integrase strand transfer inhibitors are associated with incident diabetes mellitus in people with HIV. Clinical Infectious Diseases, published online, 6 May 2022. DOI: https://doi.org/10.1093/cid/ciac355

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Glosario de términos

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!