gTt-VIH

  1. La noticia del día

Una intervención multidisciplinar dirigida a las personas con el VIH hospitalizadas mejora sus resultados en salud

Algunas barreras sociales –como las dificultades con el transporte, la inestabilidad de la vivienda o el uso de sustancias– pueden dificultar el seguimiento clínico lo que podría comprometer, a su vez, la salud de los pacientes

Una intervención basada en la atención médica multidisciplinar dirigida a las personas con el VIH hospitalizadas mejoraría los resultados en las diferentes fases del continuo de atención del VIH. Éste es la conclusión a la que llega un estudio publicado a finales del pasado año en la edición digital de la revista AIDS Care.

El abordaje clínico de la infección por el VIH consiste en un continuo de servicios que consta de las siguientes fases: diagnóstico, vinculación a los servicios de atención, retención en dichos servicios, provisión de tratamiento, mantener la adherencia, alcanzar la supresión viral y conseguir una buena calidad de vida relacionada con la salud. Sin embargo, muchas personas con el VIH tienen dificultades para vincularse a la atención, especialmente las personas más jóvenes y las pertenecientes a minorías étnicas.

En EE UU, por ejemplo, se calcula que menos de la mitad de las personas con el VIH reciben atención médica de manera continuada. Entre las poblaciones que tienen mayores barreras sociales para no vincularse con la atención se encuentran las personas negras, las hispanas y aquellas sin seguro médico. La hospitalización representa una oportunidad para vincular a las personas con el VIH que no reciben atención médica, así como para mejorar los resultados en salud en general y los relacionados con el VIH en particular.

Por ello, en octubre de 2014 investigadores del departamento de enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Dallas (EE UU) decidieron implementar un programa de intervención multidisciplinar dirigido a las personas con el VIH hospitalizadas. Entre septiembre de 2013 y diciembre de 2015 (un año antes y un año después de implementar la intervención) los investigadores revisaron los registros electrónicos de salud de las personas con el VIH hospitalizadas en un hospital público urbano y el hospital Parkland en Dallas (EE UU). Tanto antes de la intervención como posteriormente se examinaron las tasas de participación en la atención, la retención en la atención y las tasas de supresión virológica de los participantes.

Durante el periodo en que duró la intervención, las personas con el VIH hospitalizadas recibieron o bien una consulta médica del VIH, una consulta médica del VIH acompañada de cuidados de enfermería de transición o ninguna intervención especializada aparte de la atención coordinada con el administrador de casos del VIH.

En total se revisaron los datos de 1.056 ingresos hospitalarios, 571 de ellos anteriores a la intervención y 485 con posterioridad. La mayoría de los participantes (68%) eran hombres, el 55% eran negros, el 23% eran hispanos, el 77% estaban solteros y el 38% se encontraba en fase sida.

Los participantes que recibieron la consulta médica del VIH (n=131) y los que recibieron la consulta médica del VIH acompañada de los cuidados de enfermería de transición (n=128) tuvieron mayores aumentos en la participación en la atención (23,7% y 30,5%, respectivamente) frente al grupo que no recibió la intervención (n=225, 11,1%). Asimismo, las tasas de supresión virológica también tuvieron mayores aumentos en los grupos que recibieron tanto la consulta médica (28,3%), como la consulta médica acompañada de los cuidados de enfermería de transición (29,7%) en comparación con el grupo control (7,1%).

Además, el 85% de las personas que recibieron cuidados enfermeros reportó al menos una barrera para cumplir con el seguimiento médicos, donde las barreras más comunes fueron las problemáticas de salud mental y el uso de sustancias. Más de un tercio (39%) de las personas de este grupo informaron tener tres o más barreras.

Los resultados del presente estudio muestran que las personas con el VIH hospitalizadas de EE UU tienen bajas tasas de participación en el continuo de atención del VIH. Sin embargo, la intervención multidisciplinar mejoró la participación en la atención y en las tasas de supresión virológica. Los investigadores también resaltaron el papel crítico de los determinantes sociales de la salud, como la falta de transporte, la inestabilidad de vivienda o el uso de sustancias que puede afectar a la vinculación al continuo de atención del VIH.

Fuente: UT Southwestern/ Elaboración propia ( gTt-VIH )
Referencia: A. E. Nijhawan, M. Bhattatiry, M. Chansard, S. Zhang & E. A. Halm (2019) HIV care cascade before and after hospitalization: impact of a multidisciplinary inpatient team in the US South, AIDS Care.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Servicio de Consultas sobre Hepatitis Virales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30