gTt-VIH

  1. La noticia del día

El uso de cocaína se asociaría a una peor adherencia a la profilaxis preexposición frente al VIH

También alejaría a las personas de las visitas de seguimiento

Según los resultados de un estudio publicado en Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes, las personas que toman profilaxis preexposición frente al VIH (PrEP, en sus siglas en inglés) y consumen cocaína tendrían una peor adherencia a dicha herramienta preventiva y una menor vinculación a las visitas de seguimiento médico de los programas de la PrEP.

Los servicios que dispensan y realizan las visitas de seguimiento a quienes toman PrEP han indicado que las pérdidas durante el seguimiento de sus usuarios son frecuentes. Poco se ha publicado respecto al impacto del uso de drogas recreativas tales como la cocaína sobre la adherencia a la PrEP y al seguimiento médico asociado a su uso. Esta falta de información es importante, ya que en un estudio se observó que más de una cuarta parte de los hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (HSH) de San Francisco (EE UU) manifestaban haber consumido cocaína en los tres meses previos.

Para arrojar más luz sobre este asunto, los autores del presente estudio analizaron los datos de 400 hombres gais, bisexuales y otros HSH y mujeres trans que tomaban PrEP en el estudio iPrEx OLE (la extensión del estudio iPrEx; véase La Noticia del Día 23/03/2011 ).

El uso de cocaína se midió en muestras de pelo de los participantes tomadas durante la primera visita del estudio. Dicho análisis indica el uso de cocaína en los tres meses previos a la toma de la muestra. El análisis permite, además, saber si el uso de cocaína fue bajo, moderado o elevado.

Las concentraciones de tenofovir fueron medidas en los tres meses tras el inicio de la PrEP. Ello sirvió para medir la adherencia a la PrEP y se consideró que en aquellas personas en las que las concentraciones de fármaco se situasen por debajo del límite de cuantificación la efectividad estimada de la PrEP sería inferior al 90%.

La población del estudio estaba formada por 358 hombres gais, bisexuales y otros HSH y por 42 mujeres trans (10%). Tres cuartas partes de los participantes eran latinoamericanos y la mediana de la edad al inicio de la PrEP era de 29 años.

El 21% de los participantes obtuvo resultados positivos en el test de consumo reciente de cocaína. La mediana de la concentración era de 2.513 pg/mg (lo que implicaría consumo bajo, ya que se consideraría consumo bajo una concentración inferior a 3.000pg/mg). De hecho, entre las personas en las que se detectó uso de cocaína, en el 52% se consideró consumo bajo y en el 48% consumo moderado o alto.

Una cuarta parte de los participantes tenían concentraciones sanguíneas de tenofovir por debajo del límite de detección durante los primeros tres meses de terapia. Tras tener en cuenta factores de confusión, las personas con bajo uso de cocaína (cociente de probabilidades ajustado (CPa: 2,10; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 1,07-4,14) y aquellas con consumo moderado o alto (CPa: 2,32; IC95%: 1,08-5,00) presentaron una mayor probabilidad de tener niveles por debajo del límite de cuantificación de tenofovir y, por tanto, problemas de adherencia a la PrEP.

El 15% de los participantes presentaron problemas de seguimiento (tuvieron un periodo de, como mínimo, 4 meses sin seguimiento). Las personas con uso moderado o alto de cocaína presentaron una probabilidad de presentar problemas para acudir a las visitas de seguimiento que prácticamente triplicó la de aquellas personas que no consumían cocaína (cociente de riesgos instantáneos ajustado [aHR, en sus siglas en inglés]: 2,90; IC95%: 1,48-5,66).

Dado que el uso de cocaína se ha relacionado con el daño renal en determinados grupos poblacionales (véase La Noticia del Día 13/04/2018 ), y que un efecto adverso conocido de tenofovir es precisamente el deterioro de la función renal , en el presente estudio se analizó si el uso de cocaína condicionaba la tasa de filtración glomerular (TFG) y no se observó dicha relación .

Los resultados del presente estudio muestran cómo el uso de cocaína puede condicionar la adherencia a la PrEP y a las visitas de control. Teniendo en cuenta que unos de los potenciales usuarios de PrEP son los hombres gais, bisexuales y otros HSH que practican chemsex, parece importante reforzar aquellas intervenciones de promoción de la adherencia a la PrEP y a las visitas de seguimiento dentro de los programas de PrEP. Ello será algo a tener en cuenta cuando finalmente se implemente la PrEP en España, algo en lo que lleva ya un importante retraso respecto a otros países europeos.

En el Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH hemos desarrollado Infodrogas-VIH, un proyecto que cuenta con un servicio específico de consultas sobre uso conjunto de drogas y fármacos para prevenir o tratar la infección por el VIH, además de un buscador de interacciones.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia ( gTt-VIH ).
Referencia: Hojilla JA et al. Cocaine use and pre-exposure prophylaxis: adherence, care engagement, and kidney function. J Acquir Immune Defic Syndr, online edition, doi: 10.1097/QAI.0000000000001972 (2019).

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Transmisión sexual del VIH - Guía para entender las pruebas de detección y el riesgo en las prácticas sexuales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30