gTt-VIH

  1. La noticia del día

El uso de Truvada® como profilaxis preexposición no está asociado a un aumento neto de la masa grasa corporal

Estos resultados son similares a los observados en personas con el VIH que tomaban tenofovir TDF

Un equipo de investigadores de EE UU ha realizado un estudio que revela que el uso de Truvada® (tenofovir disoproxil fumarato [TDF] y emtricitabina) tiene un efecto metabólico favorable en personas sin el VIH que toman el fármaco como profilaxis preexposición (PrEP) frente al VIH. Este efecto sería similar al observado en pacientes seropositivos que han recibido un régimen antirretroviral que contiene tenofovir TDF y emtricitabina. Las conclusiones del ensayo han sido publicadas en la revista Clinical Infectious Diseases.

Estudios previos realizados en personas con el VIH han mostrado una asociación entre distintos regímenes antirretrovirales y el aumento de grasa corporal en pacientes con el VIH (véase La Noticia del Día 13/07/2017) y se han descrito aumentos en el índice de masa corporal (IMC), la circunferencia de la cintura y obesidad –entre otros problemas– en pacientes que reciben tratamiento antirretroviral

Sin embargo, en el caso del tratamiento con tenofovir TDF, se ha comprobado que tiene un perfil metabólico más favorable que otros medicamentos de su familia, los inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido (ITIN).

Hace ya unos años se aprobó en EE UU el uso de Truvada® como profilaxis preexposición para prevenir la infección por el VIH (véase La Noticia del Día 19/07/2012). Sin embargo, no existen muchos datos sobre el efecto de este fármaco sobre el metabolismo de la grasa en personas no infectadas por el VIH. Por este motivo, se invitó a los participantes de un ensayo sobre PrEP (denominado iPrEx, en el que participaron hombres gais, bisexuales, otros hombres que practican sexo con hombres –HSH– y mujeres transexuales, véase La Noticia del Día 22/03/2011) a someterse a varias pruebas, incluida la denominada absorciometría dual de rayos X (DXA, en sus siglas en inglés), para detectar posibles aumentos en la masa grasa corporal.

Para completar los análisis se emplearon muestras de suero de los participantes tomadas en ayunas para medir sus concentraciones de lípidos. Por otro lado, también se determinaron los niveles de fármacos (tanto de tenofovir TDF como de emtricitabina) en el plasma de los participantes para tener en cuenta un posible nivel de adherencia por debajo del óptimo al régimen de PrEP.

El subestudio contó con la participación de 498 personas sin el VIH, de las cuales 247 recibieron tenofovir y emtricitabina, mientras que las 251 personas restantes constituyeron el grupo de control, que recibió un placebo.

Se observó que, aunque el aumento de peso se produjo tanto en el brazo de Truvada® como en el de placebo, esta ganancia fue menor entre los participantes que tomaban Truvada®. En comparación con el grupo de control, el peso promedio del grupo de intervención varió entre un -0,9% y a -1,6% a la semana 72 de seguimiento y en las visitas clínicas en las que se detectó en plasma la presencia de los medicamentos de la PrEP.

El equipo de investigadores afirmó que, en conjunto, los aumentos en la masa corporal podían atribuirse a incrementos de la proporción de grasa y estos fueron menos habituales en el grupo que recibió Truvada®. Se registró un claro aumento de peso relacionado con un incremento de la masa grasa en el grupo de placebo, mientras que las personas sin VIH que utilizaron Truvada® parecieron experimentar una disminución a corto plazo en el peso y su masa grasa. Los participantes en el grupo de control aumentaron de forma constante su masa grasa, registrándose a la semana 72 un aumento promedio del 6,4% respecto a los niveles iniciales.

Los valores medios de la masa total, la masa magra y la masa grasa de los participantes en el grupo de Truvada® fueron -0,8%, + 0,3% y -3,8%, de forma respectiva, en comparación con los valores del grupo de control. Aunque los resultados apuntaban a una reducción de la masa grasa asociada al uso de Truvada®, el equipo de investigadores afirmó que dicha reducción no se mantuvo a largo plazo.

El equipo de investigadores afirma que, tomados en conjunto, los resultados registrados procedentes de una población sana sin el VIH concuerdan con los datos de estudios de distribución aleatoria sobre el inicio o cambio de la terapia antirretroviral, que sugieren que el uso de tenofovir TDF no tiene un efecto selectivo sobre la distribución de grasa por zonas y puede conllevar unos leves descensos en los niveles de lípidos. (véase La Noticia del Día 13/01/2006).

No obstante, el equipo de investigadores señaló que en su estudio no pudieron tenerse en cuenta todos los factores que pueden afectar a los cambios de masa grasa. En este sentido, los autores apuntaron que los datos procedentes de los escáneres DXA no permitían una evaluación más sutil de los cambios en la distribución de la grasa, como por ejemplo las modificaciones en la grasa facial o la comparación entre grasa abdominal subcutánea frente a la grasa visceral.

Fuente: Healio / Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia: Glidden DV, Mulligan K, McMahan V, et al. Metabolic Effects of Pre-Exposure Prophylaxis with Co-Formulated Tenofovir Disoproxal Fumarate and Emtricitabine. Clin Infect Dis. 2018;doi:10.1093/cid/ciy083.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Tú, gTt y facebook

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30