gTt-VIH

  1. La noticia del día

La terapia de sustitución con opioides favorecería el control del VIH en personas usuarias de drogas intravenosas

Las personas con el VIH que reciben dicha terapia tendrían una mayor probabilidad de estar en tratamiento antirretroviral y de tener carga viral indetectable

Un estudio publicado en AIDS ha concluido que las terapia de sustitución con opioides favorecería que las personas con el VIH en deshabituación del uso de drogas intravenosas presentaran mayores tasas de tratamiento antirretroviral y de carga viral indetectable.

El VIH se transmite fácilmente a través del uso compartido de materiales para la inyección de drogas. Esta es la razón que subyace al hecho de que un alto porcentaje de las personas usuarias de drogas intravenosas vivan con el VIH. Este grupo poblacional afronta importantes barreras para el mantenimiento de un control de la infección por el VIH tales como el tener unas rutinas poco definidas, no tener residencia fija, padecer estigma, no tener ingresos suficientes y –en algunos casos– padecer privación de libertad.

La terapia de sustitución con opioides se basa en fármacos tales como metadona o buprenorfina para prevenir el síndrome de abstinencia y reducir el riesgo de recaída en el consumo de drogas intravenosas. Por tanto, se trata de una terapia que facilita que los usuarios de drogas intravenosas dejen de consumirlas y, de este modo, vuelvan a retomar el control de su vida y de su salud.

Para evaluar el impacto de esta terapia sobre el control de la infección por el VIH, investigadores canadienses evaluaron cómo la terapia de sustitución con opioides afectaba a la cascada de atención de las personas usuarias de drogas opioides intravenosas de la ciudad de Vancouver (Canadá). Cabe destacar que un estudio realizado hace algún tiempo  por los mismos investigadores en mujeres ya evidenció (véase La Noticia del Día 19/09/2019) que dicha terapia favorecía el control virológico del VIH.

Alrededor del 40% de los usuarios de drogas intravenosas de la Columbia Británica (provincia canadiense a la que pertenece Vancouver) viven con el VIH. El programa de terapia de sustitución con opioides se vehicula a través de clínicas comunitarias especializadas. Hasta 2010 solo proporcionaba metadona, a partir de ese año se incluyó buprenorfina/naloxona y a partir de 2017 se incluyó la posibilidad de administrar morfina por vía oral y diacetilmorfina (heroína medicinal) e hidromorfona por vía intravenosa.

Un total de 639 personas con el VIH con consumo diario de drogas opioides intravenosas fueron incluidas en el estudio entre 2005 y 2017. El 59% eran hombres, el 56% de etnia blanca y la mediana de la edad era de 42 años. Más del 90% de los participantes estaba infectado por el virus de la hepatitis C (VHC), un tercio de ellos no tenía residencia fija, el 16% había sido privado de libertad y el 16% manifestó haber ejercido el trabajo sexual. El 70% de los participantes se encontraba en terapia de sustitución con opioides, mayoritariamente con metadona.

Los investigadores hallaron que el porcentaje de personas en terapia de sustitución con opioides que se encontraba en seguimiento médico adecuado era superior al observado en personas que no seguían dicha terapia (96% y 93%, respectivamente, diferencia no significativa).

El porcentaje de personas en terapia de sustitución con opioides que tomaban terapia antirretroviral fue significativamente superior al observado entre aquellas que no seguían dicha terapia de sustitución (77% y 54%, respectivamente, p <0,05). El mismo fenómeno se observó con relación al porcentaje de personas con carga viral indetectable (63% y 42%, respectivamente p <0,05).

Tras ajustar los resultados en función de diversos potenciales factores de confusión, las personas en terapia de sustitución con opioides presentaron una probabilidad de estar en tratamiento antirretroviral que cuadruplicaba la de las personas que no usaban dicha terapia, una probabilidad de tener una buena adherencia al tratamiento antirretroviral que triplicaba la de las personas que no usaban terapia de sustitución con opioides y una probabilidad de tener carga viral indetectable que duplicaba la de las personas que no usaban dicha terapia.

Los resultados del presente estudio evidencian que la terapia de sustitución con opioides favorece el control del VIH en personas usuarias o con historial de uso de drogas intravenosas, por lo que es importante mantener un buen sistema de atención a estas personas que incluya la prescripción y dispensación de dicha terapia con el objeto de mejorar la salud individual de dichas personas y, en consecuencia, la salud pública.

Fuente: POZ / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: Juwono S, Milloy MJ, Choi J, Fairbairn N, Nolan S, Socías ME. Opioid agonist treatment improves progression through the HIV cascade of care among people living with HIV who use unregulated opioids. AIDS. 2022;36(10):1429-1436. doi:10.1097/QAD.0000000000003247

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





¿Se puede tratar la lipodistrofia en la cara? ¿Lo cubre la Seguridad Social?

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!