gTt-VIH

  1. La noticia del día

Incremento en la tasa de cánceres no definidores de sida en personas con VIH

Un mal control de virus potencialmente cancerígenos podría ser el responsable de este aumento

Tras la llegada de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA), las tasas de cánceres definidores de sida -como el sarcoma de Kaposi, el linfoma no de Hodgkin o el cáncer de cuello de útero- han descendido de manera drástica entre las personas con VIH. Sin embargo, a medida que aumenta la esperanza de vida, se observan preocupantes incrementos de los casos de cáncer considerados como no definidores de sida.

Para valorar el impacto actual del cáncer entre personas seropositivas, investigadores del Instituto del Cáncer de EE UU (NCI, en sus siglas en inglés) y de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE UU (CDC, en sus siglas en inglés) han llevado a cabo un estudio para evaluar la incidencia anual de cáncer en la población con VIH del país norteamericano.

Las tasas de incidencia de los diversos tipos de cáncer se consiguieron asociando los datos de 15 registros de VIH y cáncer de EE UU. Los cálculos relativos al número de personas seropositivas fueron obtenidos a partir de registros de los CDC; los recuentos de personas con VIH que no habían desarrollado sida provenían de registros de 34 estados entre los años 2004 y 2007.

Sobre la base de todos estos datos, los investigadores obtuvieron las cifras de cánceres definidores y no definidores de sida entre 1991 y 2005, multiplicando las tasas de incidencia de cáncer por los recuentos de población con VIH o sida. Los resultados fueron desglosados en función de edad, año, sexo, etnia y vías de transmisión.

El número de personas con sida de EE UU se cuadruplicó entre 1991 y 2005, pasando de 96.179 a 413.080 casos. Dicho incremento fue debido al creciente número de individuos con 40 años o más de edad en dicha población.

Entre 1991 y 2005, se dieron 79.656 casos de cáncer entre personas con sida. Al comparar los períodos 1991-1995 y 2001-2005, los casos de cánceres definidores de sida disminuyeron en más de tres veces, de 34.587 a 10.325.

Sin embargo, al contraponer los mismos períodos, los cánceres no definidores de sida se triplicaron, pasando de 3.193 a 10.059. Al desglosar los casos en función del tipo específico de cáncer, se observó que se pasó de 206 a 1.564 casos de cáncer anal, de 116 a 583 casos de cáncer hepático, de 87 a 759 casos de cáncer de próstata, de 875 a 1.882 casos de cáncer de pulmón y de 426 a 897 casos de linfoma de Hodgkin.

Los casos de cáncer anal, de pulmón y de linfoma de Hodgkin supusieron prácticamente la mitad respecto a los registrados entre 2001 y 2005.

Al tener en cuenta solo aquellas personas con VIH que no habían desarrollado sida, se calcularon un total de 2.191 casos de cánceres no definidores de este síndrome, de los cuales 454 eran de cáncer de pulmón, 166 de cáncer de mama y 154 de cáncer anal.

Los investigadores concluyeron que, a partir de los resultados del estudio, los incrementos de los casos de cánceres no definidores de sida tuvieron su origen principal en el envejecimiento de la población infectada.

Llama la atención que los tipos de cánceres no definidores de sida que más aumentaron fueron aquellos relacionados con otras infecciones virales. Así, los virus de la hepatitis B y C pueden causar cáncer de hígado, el virus de Epstein-Barr, el linfoma de Hodgkin, el virus xenotrópico relacionado con el virus de la leucemia murina (XMRV, en sus siglas en inglés) se ha vinculado con el cáncer de próstata, y determinadas cepas del virus del papiloma humano (VPH) pueden provocar tanto cáncer de cuello de útero como cáncer anal.
De hecho, incluso el cáncer de pulmón, claramente asociado con el hábito de fumar, fue considerado más frecuente en aquellas personas infectadas por algunas cepas de alto riesgo del VPH en un estudio reciente.

De este modo, a la luz de los resultados de este estudio, las personas con VIH presentarían un mayor riesgo de padecer cánceres relacionados con infecciones virales, lo que podría estar indicando que, pese a que se siga una TARGA efectiva y se cuente con niveles relativamente elevados de células CD4, el control de virus con capacidad para provocar cáncer podría ser ineficaz.

Fuente: HIVandHepatitis.
Referencia: Shiels MS, Pfeiffer RM, Gail MH, et al. Cancer Burden in the HIV-Infected Population in the United States. Journal of the National Cancer Institute. April 11, 2011 (Epub ahead of print).

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta






Contactos para personas con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!