gTt-VIH

  1. La noticia del día

La hepatitis B podría aumentar el riesgo de cáncer no hepático en personas con el VIH

Es probable que sea necesario un cribado adicional de algunos cánceres frecuentes en las personas coinfectadas por ambos virus

Un gran estudio europeo, cuyos resultados se han publicado en la revista HIV Medicine, ha revelado que las personas coinfectadas por el VIH y el virus de la hepatitis B (VHB) registran una tasa más elevada de cánceres no hepáticos que las personas que solo tienen el VIH. Es posible que las personas coinfectadas por el VIH y el VHB necesiten un cribado adicional para algunos cánceres frecuentes.

Es bien sabido que las hepatitis víricas aumentan el riesgo de carcinoma hepatocelular. Los estudios realizados en personas monoinfectadas por hepatitis B también muestran que estas experimentan un riesgo elevado de padecer algunos cánceres no hepáticos. Sin embargo, en el caso de las personas coinfectadas por el VHB y el VIH, se desconoce si también están en riesgo elevado de desarrollar cánceres no relacionados con el hígado.

Para ofrecer más evidencia sobre esta cuestión, un equipo de investigadores del University College de Londres (Reino Unido) y de la cohorte EuroSIDA realizó un análisis para determinar si la hepatitis B aumenta el riesgo de cánceres no hepáticos en personas coinfectadas por el VIH. Para ello, examinaron a las personas con el VIH inscritas en dicha cohorte que se sabía que estaban coinfectadas por el VHB.

El estudio incluyó a 17.485 personas a las que se había realizado la prueba del antígeno de superficie de la hepatitis B (HbsAg) –un marcador de infección crónica por el VHB– así como el recuento de células CD4 y la determinación de la carga viral del VIH de inicio. La cohorte estaba formada de modo predominante por hombres (73%), de raza blanca (85%) y el 39% estaban coinfectados por el virus de hepatitis C (VHC). El 84% de las personas de la cohorte estaban tomando terapia antirretroviral, con un recuento mediano de células CD4 de 440 células/mm3.

Un poco más del 7% de los participantes de la cohorte (1.269 personas) tenían hepatitis B crónica y 931 de ellos tenían al menos una determinación de ADN del VHB positiva durante un periodo de seguimiento medio de 7,4 años. Un resultado positivo en la prueba de ADN del VHB indica que el virus de la hepatitis B se está replicando.

Con el paso del tiempo, se utilizaron con más frecuencia los regímenes antirretrovirales que contenían fármacos con actividad frente al VHB –lamivudina, emtricitabina, tenofovir disoproxil fumarato o tenofovir alafenamida–. Al inicio del periodo de seguimiento en 2002, aproximadamente el 65% de las personas de la cohorte con hepatitis B tomaban como mínimo un fármaco con actividad frente al VHB. En 2019, dicho porcentaje se situó en alrededor del 90% y cerca del 70% tomaban tenofovir disoproxil fumarato o tenofovir alafenamida más lamivudina o emtricitabina.

Entre 2001 y 2019, un total de 1.298 personas de la muestra desarrollaron 1.360 neoplasias no hepáticas, lo que supone una incidencia de 8,55 casos por cada 1.000 persona-años de seguimiento. La incidencia fue mayor en las personas con hepatitis B (10,54 frente a 8,42 por 1.000 persona-años de seguimiento). El análisis multivariable ajustado por factores demográficos y relacionados con el VIH, el tabaquismo y la fibrosis hepática mostró que las personas coinfectadas por hepatitis B y el VIH tenían una incidencia de neoplasias no hepáticas un 23% más elevada que las personas que solo tenían VIH (cociente de tasas de incidencia [CTI]= 1,23).

En comparación con las personas con hepatitis B que dieron negativo en la prueba de ADN del VHB (que permite conocer el estado de replicación del virus), las personas que dieron positivo a dicha prueba tuvieron una tasa un 37% mayor de cánceres no hepáticos. Las personas coinfectadas por el VIH y hepatitis B que tuvieron alguna exposición a antirretrovirales con actividad frente al VHB no experimentaron un riesgo elevado de cánceres no hepáticos en comparación con las personas sin hepatitis B. Sin embargo, cuando no habían estado expuestas a los fármacos con actividad frente al VHB, la tasa de cánceres no hepáticos era un 45% mayor en las personas coinfectadas por el VIH y el VHB en comparación con las que solamente tenían el VIH.

Los cánceres más frecuentes fueron el cáncer anal (188 casos), el cáncer de pulmón (147 casos) y el linfoma no Hodgkin (131 casos). Los investigadores hallaron una tendencia no significativa hacia una mayor tasa de cáncer anal en personas con hepatitis B y VIH y una tasa significativamente mayor de linfoma no Hodgkin en personas que daban positivo en la prueba de ADN del VHB (CTI= 2,57). Sin embargo, en ambos casos el número absoluto de casos en personas con hepatitis B fue pequeño.

Como conclusión, los investigadores afirman que no está claro por qué la hepatitis B podría dar lugar a una mayor tasa de algunos cánceres y recomiendan seguir investigando dicha asociación en otras cohortes, incluyendo la cuestión relativa a si los niveles más elevados de ADN del VHB se asocian con tasas más altas de cualquier cáncer no hepático. Si se confirma dicha relación, podría ser apropiado aumentar el cribado del cáncer en personas coinfectadas por el VIH y hepatitis B.

Fuente:Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH).

Referencia:Mocroft A et al. The association between hepatitis B virus infection and nonliver malignancies in persons living with HIV: results from the EuroSIDA study. HIV Medicine, published online 9 December 2021. DOI: 10.1111/hiv.13210

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Acompañamiento e información biomédica a personas con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!