gTt-VIH

  1. La noticia del día

IAS 2019: La curación de la hepatitis C se asocia con una disminución de la inflamación crónica en mujeres con el VIH

La mejora de la fibrosis hepática reduciría la translocación bacteriana y el riesgo de desarrollar enfermedades no asociadas a sida

La curación de la infección por el virus de la hepatitis C (VHC) a través del tratamiento antiviral podría reducir la hiperactivación inmunitaria crónica asociada a la translocación bacteriana en personas con el VIH. Este es el principal resultado de un estudio presentado durante la X Conferencia sobre la Ciencia del VIH de la Sociedad Internacional del Sida (IAS, en sus siglas en inglés), celebrada el pasado mes de julio en Ciudad de México (México).

Es bien sabido que la infección por el VIH se asocia con marcadores elevados de inflamación y activación inmunitaria. Durante las primeras seamanas tras la infección, el VIH lesiona la pared intestinal provocando el paso de las bacterias intestinales al torrente sanguíneo, un proceso conocido como translocación bacteriana. Cuando esto sucede, un componente de la membrana bacteriana conocido como lipopolisacárido (LPS) desencadena la activación de los macrófagos y otras células inmunitarias, lo que genera una hiperactivación e inflamación crónica persistentes. Esta proceso inflamatorio crónico se ha asociado a la aparición de una variedad de comorbilidades en personas con el VIH, tales como enfermedad cardiovascular y cáncer, incluso en pacientes que toman tratamiento antirretroviral y su carga viral está indetectable

La infección por el VHC también desempeña un papel importante en la inflamación crónica, lo que podría ayudar a explicar por qué este virus aumenta el riesgo de desarrollar otras afecciones distintas a la enfermedad hepática. Curar la hepatitis C no solo disminuye el riesgo de cáncer de hígado e insuficiencia hepática, sino también se asocia con una reducción de las enfermedades no relacionadas con el hígado y la mortalidad en personas coinfectadas por el VIH.

Con el fin de arrojar algo más de luz sobre esta cuestión, un grupo de investigadores de Chicago (EE UU) quiso estudiar si la curación de la hepatitis C tenía algún impacto sobre los marcadores de activación de los macrófagos (CD163 soluble) y translocación bacteriana (SD14 soluble), que están implicados en la patogénesis de enfermedades graves no asociadas a sida.

Para ello contaron con la participación de 126 mujeres coinfectadas por el VIH y el VHC que habían curado la infección por hepatitis C. Las participantes formaban parte del Estudio Interagencias sobre VIH en Mujeres (WIHS, en sus siglas en inglés), un estudio que desde hace 25 años recopila información sobre salud, aspectos conductuales y otras informaciones en mujeres en alto riesgo de contraer el VIH o que ya lo tienen de varias ciudades de EE UU.

La edad promedio de las participantes fue de 56 años. El 52% ra de origen afroamericano, 16% hispano y el 20% de otros orígenes. Algo más del 70% de las mujeres tenía la carga viral indetectable y el recuento mediano de células CD4 fue de 615 células/mm3. El 10% de las participantes tenía evidencia de cirrosis hepática según los índices de biomarcadores de fibrosis APRI y FIB-4. La mayoría de las participantes se curaron con antivirales de acción directa (DAA, en sus siglas en inglés), a excepción del 10% que fueron tratadas con éxito con terapias basadas en interferón.

Al comparar los niveles de CD163 y SD14 solubles antes y después del tratamiento de la hepatitis C, los investigadores observaron que los niveles de ambos biomarcadores disminuyeron después de la curación de la hepatitis C . El CD163 soluble disminuyó de 7,1 a 6,6 ng/mL, mientras que el SD14 soluble disminuyó de 14,6 a 14,5 pg/mL. Pese a que las disminuciones fueron pequeñas, estadísticamente fueron significativas y se mantuvieron tras ajustar los resultados por posibles factores de confusión como la edad, el origen, la etapa de la enfermedad hepática, el recuento de CD4, la carga viral del VIH y el consumo de alcohol.

Los investigadores hallaron que las puntuaciones de fibrosis APRI y FIB-4 disminuyeron significativamente después del tratamiento de la hepatitis C. Además, una mayor disminución en CD163 y SD14 solubles tras curar la hepatitis C se correlacionó con una mejora superior de los biomarcadores de fibrosis hepática.

De acuerdo con los investigadores, la asociación entre la disminución de los biomarcadores CD163 y SD14 solubles y la reducción de los biomarcadores de fibrosis sugiere que un efecto positivo de la curación de la hepatitis C es un proceso posterior que se da con la mejora de la fibrosis hepática que a su vez disminuye la translocación bacteriana . Los autores del estudio señalan que la cura del VHC se muestra como un mecanismo potencial que podría conllevar la reducción de las comorbilidades no relacionadas con el VIH. Para aclararlo, serán necesarios estudios longitudinales más amplios.

Fuente: Aidsmap/ Elaboración propia ( gTt-VIH )
Referencia: Burke K et al (French A presenting). The effect of hepatitis C (HCV) cure on markers of macrophage activation and microbial translocation among HIV seropositive women . Tenth International AIDS Society Conference on HIV Science, Mexico City, abstract TUPDA0106, 2019.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Acompañamiento e información biomédica a personas con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30