gTt-VIH

  1. La noticia del día

Los trastornos del estado de ánimo se asocian a un mayor riesgo de comorbilidades en personas con el VIH

Una atención clínica integral de los pacientes con el VIH que incorpore, a la valoración biomédica, las valoraciones psíquica y social contribuirá a una mejor prevención, cribado y manejo de las comorbilidades

Según un estudio publicado recientemente en la revista Clinical Science, la prevención y el tratamiento de las comorbilidades podría disminuir la carga de multimorbilidad en las personas con el VIH que padecen trastornos del estado del ánimo y comorbilidades, sobre todo síndrome metabólico.

Los trastornos del estado de ánimo son trastornos de la salud mental caracterizados por la existencia de alteraciones emocionales, consistentes en periodos prolongados de tristeza excesiva (depresión), de exaltación o euforia excesivas (manía), o de ambos. La depresión y la manía representan los dos polos o extremos de los trastornos del estado de ánimo. En la población general, este tipo de trastorno se ha asociado con un aumento del riesgo de enfermedades crónicas (enfermedad renal, hepática, cardiovascular y cerebrovascular) que podría explicarse por la presencia de niveles más elevados de marcadores de inflamación sistémica y alteraciones en la inmunidad adaptativa en personas con trastorno del estado de ánimo. En el contexto de la infección por el VIH, la causa y desarrollo de las enfermedades crónicas (o comorbilidades) es mucho más complejo al implicar distintos mecanismos inflamatorios, inmunológicos, farmacológicos y conductuales.

La prevalencia de trastornos del estado de ánimo –como depresión o trastorno afectivo bipolar– es mayor en personas con el VIH que en la población general y se asocia con un mayor riesgo de mortalidad. Estudios previos realizados en personas con el VIH solo han podido sugerir una relación entre la presencia del trastorno del estado de ánimo y las comorbilidades, especialmente la enfermedad cardiovacular. Sin embargo, no es del todo conocido si los trastornos del estado de ánimo se asocian con un mayor riesgo de mortalidad en personas con el VIH y comorbilidades.

Parra arrojar más luz sobre esta cuestión, los investigadores del presente estudio trataron de examinar si el trastorno bipolar y la depresión –como trastornos del estado de ánimo más prevalentes– se asocian con la incidencia de comorbilidades y multimorbilidad en personas con el VIH. El estudio incluyó un total de 4.140 personas adultas con VIH que tuvieron más de un año de seguimiento entre 1998 y 2015 en la clínica de VIH de la Universidad de Vanderbilt (Nashville, EE UU). A los participantes se les realizó una valoración de enfermedad cardiovascular, renal, hepática, cánceres definidores de sida, síndrome metabólico (categorizado por cualquiera de estas tres afecciones: hipertensión, obesidad, diabetes o hiperlipidemia) y demencia. Solo se incluyeron los trastornos del estado de ánimo documentados durante el primer año de atención.

Los resultados muestran que, del total de pacientes incluidos en el análisis, un 24% (n=999) tenía documentado el diagnóstico de trastorno del estado de ánimo durante el primer año de seguimiento clínico. De los 999 pacientes, 649 (65%) pacientes tenían depresión y 350 (35%), trastorno afectivo bipolar. En cuanto a las distintas enfermedades crónicas, un 51% ya presentaba alguna comorbilidad en el momento basal y, durante el transcurso del período de estudio, se produjeron 2.588 nuevos diagnósticos de comorbilidades.

Los trastornos del estado de ánimo se asociaron con un aumento del riesgo de desarrollar una primera comorbilidad (cociente de subriesgos instantáneos ajustado ajustado [aSHR]: 1,29),multimorbilidad incidente (aSHR: 1,04 - 1,42) y de síndrome metabólico (aSHR: 1.29). Durante el periodo de observación, 1.255 pacientes (30%) no tuvieron comorbilidades ni prevalentes ni incidentes, entre los cuales se incluyeron un 34% de participantes sin trastorno del estado del ánimo y un 25 que sí lo tenía.

La prevalencia o multimorbilidad incidente con dos comorbilidades se produjo en un 47% (n=470) de los pacientes que tenían algún trastorno del estado de ánimo a nivel basal y en un 39% (n=1.219 pacientes) sin dicho trastorno. La afección más habitual entre todas las comorbilidades prevalentes e incidentes fue la hipertensión que afectó al 44% de los pacientes con trastornos del estado de ánimo y al 38% de aquellos que no presentaban dicho trastorno.

Las comorbilidades más habituales fueron la combinación de varias afecciones de síndrome metabólico. El trastorno del estado de ánimo prevalente se asoció con un aumento del 29% del riesgo de desarrollar síndrome metabólico. Este porcentaje solo se vio ligeramente atenuado cuando se agregó al modelo la exposición a medicamentos psiquiátricos.

Por otro lado, no se pudo llegar a una conclusión clara sobre el riesgo estimado de muerte después de la multimorbilidad dado que los intervalos de confianza fueron amplios (cociente de riesgo ajustado [aHR: 1,11; intervalos de confianza del 95% (IC95%): 0,79-1,59)]. Para los pacientes con diagnóstico de trastorno del estado de ánimo prevalente, el riesgo fue un 11% mayor que el de los pacientes que no sufrían dicho trastorno. . En un análisis multivariante, la edad avanzada, el sexo femenino y una mayor carga viral del VIH se asociaron con un mayor riesgo de muerte después de la multimorbilidad. Por el lado contrario, factores haber consumido alguna vez alcohol y un mayor recuento de células CD4 se asociaron con una disminución del riesgo de muerte.

En sus conclusiones, los autores señalan que los trastornos del estado del ánimo son una afección prevalente en personas con el VIH y que podrían contribuir al riesgo de desarrollar comorbilidades debido a la propia fisiopatología y factores de riesgo superpuestos .

Los resultados de este estudio, así como de otros similares, subrayan la necesidad de un cambio de paradigma en la atención clínica del VIH que incorpore, a la valoración biomédica, las valoraciones psíquica y social con el objetivo de proporcionar a los pacientes una atención integral acorde al carácter crónico que tiene hoy día la infección por el VIH.

Fuente: Infectious Disease Advisor / Elaboración propia ( gTt-VIH )
Referencias: Castilho JL, Rebeiro PF, Shepherd BE, et al. Mood disorders and increased risk of noncommunicable disease in adults with HIV . J Acquir Immune Defic Syndr. 2020;83:397-404.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta






Servicio de Consultas sobre Hepatitis Virales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30