gTt-VIH

  1. La noticia del día

Un estudio francés concluye que los inhibidores de la integrasa no aumentarían el riesgo de padecer diabetes

El hecho de que esta familia de fármacos se asocie a un aumento de peso hacía prever una posible relación con un aumento de la probabilidad de padecer dicha enfermedad metabólica

Un estudio francés publicado en Journal of Antimicrobial Chemotherapy ha concluido que los inhibidores de la integrasa no aumentarían el riesgo de diabetes en personas que inician el tratamiento antirretroviral por primera vez. Este hallazgo contradice la suposición de que, por asociarse a un aumento de peso (véase La Noticia del Día 27/03/2020), esta familia de antirretrovirales podría incrementar el riesgo de padecer diabetes, ya que el sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo de dicha patología endocrina.

En el presente estudio, llevado a cabo de forma retrospectiva, los investigadores compararon la influencia sobre el desarrollo de diabetes de diversos tratamientos antirretrovirales estándar de 3 fármacos en función de si estaban basados en un inhibidor de la integrasa, un inhibidor de la proteasa (IP) o un inhibidor de la transcriptasa inversa no análogo de nucleósido (ITINN). Los participantes –adultos con el VIH que iniciaron el tratamiento antirretroviral por primera vez entre los años 2009 y 2017– provenían de un estudio de cohorte francés llamado Dat’AIDS que engloba registros clínicos de 23 clínicas del VIH. Las personas con diagnóstico de diabetes previo al inicio del tratamiento fueron excluidas del estudio.

En el estudio se definió diabetes incidente como la inclusión en el historial médico del diagnóstico de dicha patología, tener un nivel de hemoglobina glucosilada (referida también bajo el acrónimo en inglés HbA1c) superior al 7,5% o comenzar a tomar tratamiento frente a la diabetes.

Un total de 19.642 personas participaron finalmente en el estudio. El 29% eran mujeres, el 70% eran hombres y el 1% eran mujeres trans.

Dentro del subgrupo de participantes con un índice de masa corporal (IMC) más alto (superior a 30 Kg/m2), el 52% de ellas comenzaron con tratamientos basados en IP, el 29% en ITINN y el 19% en inhibidores de la integrasa.

Al tener en cuenta aquellas personas con dislipemia, el 53% de ellas comenzaron con tratamientos basados en IP, el 35% en ITINN y el 12% en inhibidores de la integrasa.

La misma tendencia se observó en aquellas personas con hipertensión, ya que el 53% de ellas comenzaron con tratamientos basados en IP, el 27% en ITINN y el 20% en inhibidores de la integrasa.

La predominancia de tratamientos basados en IP en los tres subgrupos descritos resulta sorprendente, pues se trata de una familia de antirretrovirales con impacto metabólico conocido desde hace tiempo.

Al analizar los tratamientos de los 3.403 participantes con inhibidores de la integrasa, el 35% tomaban elvitegravir (en Stribild® y Genvoya®), el 30% raltegravir (Isentress®), el 35% dolutegravir (Tivicay®, en Triumeq®, Juluca® y Dovato®) y menos del 1% bictegravir (en Biktarvy®). El periodo de seguimiento promedio en el grupo fue de 572 días.

Un total de 265 casos de diabetes fueron registrados en el estudio. Estos se dieron en el 0,91% de los participantes con inhibidores de la integrasa (0,91%), en el 1,37% de aquellos con ITINN y en el 1,50% de aquellos con IP.

En un primer análisis, la incidencia de diabetes aumentó con la edad, el IMC, la presencia de hipertensión, haber tenido diagnóstico de sida, haber comenzado tratamiento antirretroviral antes, ser mujer, haber sido diagnosticado de infección por el virus de la hepatitis C (VHC), haber sido tratado fuera del continente europeo, tener origen africano o sudamericano y ser heterosexual.

De forma sorprendente, en ese mismo análisis la diabetes fue menos frecuente en personas en tabaquismo activo y con consumo de alcohol y drogas y no halló que la dislipemia condicionara el desarrollo de diabetes.

Al realizar un análisis multivariable que controló una serie de factores que podrían condicionar los resultados, no se hallaron diferencias en la incidencia de diabetes por causa de la familia de fármacos antirretrovirales seleccionada. Dicho análisis también halló que la diabetes fue más frecuente en las personas incluidas entre 2009 y 2011 que aquellas incluidas con posterioridad. Otros factores asociados por este segundo análisis a una mayor probabilidad de diabetes fueron tener un IMC superior a 30 Kg/m2 y ser mayor de 46 años.

Como se contaba con la fecha de diagnóstico de la diabetes en la mayoría de los casos, los investigadores pudieron realizar un tercer análisis que estableció que la incidencia de diabetes en el grupo de participantes del estudio fue de 4,1 casos por cada 1.000 persona-años de seguimiento. Dicho último análisis tampoco hallo relación entre la incidencia de diabetes y el tratamiento antirretroviral seleccionado; mientras que si la halló entre la incidencia de diabetes y tener más de 37 años, hipertensión o tener historial de diagnóstico de sida.

Los resultados del presente estudio parecen descartar la influencia de diversos tratamientos antirretrovirales –entre ellos los basados en los inhibidores de la integrasa, los más usados en primera línea hoy en día– sobre el desarrollo de diabetes. Sin embargo, el hecho de que alguna investigación previa sí que ha hallado cierta relación entre diabetes e inhibidores de la integrasa y que diversos estudios hayan relacionado de forma consistente el uso de inhibidores de la integrasa y un aumento de peso, hace necesario seguir investigando esta posible relación en estudios consistentes que permitan establecer de forma fehaciente si está teniendo lugar.

Fuente:Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia:
Ursenbach A et al. Incidence of diabetes in HIV-infected patients treated with first-line integrase strand transfer inhibitors: a French multicentre retrospective study. Journal of Antimicrobial Chemotherapy, online ahead of print, dkaa330, 13 August 2020. https://doi.org/10.1093/jac/dkaa330

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





¿Se puede tratar la lipodistrofia en la cara? ¿Lo cubre la Seguridad Social?

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!