gTt-VIH

  1. La noticia del día

Se logra trasplantar con éxito células madre sanguíneas genéticamente modificadas para ser resistentes al VIH

La persona receptora no logró curarse de la infección por el VIH tras el trasplante, aunque sí de la leucemia

Un equipo de investigadores chinos ha publicado en The New England Journal of Medicine un estudio de caso en el cual, por medio de la técnica de edición genética conocida como CRISPR Cas 9, ha logrado modificar células madre de la médula ósea procedentes de un donante para volverlas resistentes al VIH antes de trasplantarlas a una persona de 27 años con el VIH y leucemia linfoblástica aguda.

El trasplante de células madre sanguíneas es una de las posibles estrategias de curación de la leucemia linfoblástica aguda, pero añadir el paso de CRISPR Cas 9 para modificar genéticamente las células inmunitarias y volverlas resistentes al VIH tuvo el objeto de imitar la estrategia que logró la curación del paciente de Berlín (véase La Noticia del Día 02/09/2016 ) y que podría haber curado al paciente de Londres (véase La Noticia del Día 05/03/2019 ).

La estrategia parece haber curado la leucemia. Por otro lado, aunque no ha logrado la curación de la infección por el VIH, sí que se ha observado que cierto porcentaje de las células inmunitarias de esta persona contienen la mutación genética que las haría resistentes a una buena parte de las cepas de VIH (todas aquellas con tropismo CCR5).

Cas9 (siglas en inglés de proteína 9 asociada a CRISPR [repetición palindrómica corta interespaciada regularmente, en sus siglas en inglés]) es una proteína que en trabajo conjunto con CRISPR (lo que se conoce como sistema CRISPR-Cas9) puede detectar y cortar secuencias de ADN concretas en el núcleo celular. Si se corta en varios puntos de la secuencia de un gen o región genómica, lo que se consigue con esta técnica es que ese gen o región se escinda. Esta técnica ya obtuvo buenos resultados previamente en la eliminación de reservorios del VIH en ratones con células humanas trasplantadas (véase La Noticia del Día 10/05/2017 ).

El participante en el estudio era un hombre de 27 años que había sido diagnosticado de forma casi simultánea de infección por el VIH y leucemia linfoblástica aguda. Tras dichos diagnósticos, el paciente comenzó a tomar la terapia antirretroviral (que le permitió obtener carga viral indetectable después de un año de tratamiento) y trató su leucemia con 6 ciclos de quimioterapia, que lograron la remisión de la leucemia con enfermedad residual indetectable (un buen factor pronóstico de cara al riesgo de recurrencia de la leucemia). En ese momento, los investigadores hallaron un donante de células madre hematopoyéticas, cuyo gen del correceptor CCR5 procedieron a modificar con el sistema CRISPR Cas 9, ya que habían establecido que el VIH del paciente tenía tropismo CCR5. Antes del injerto, el paciente recibió un tratamiento mieloablativo (para eliminar células madre de la sangre del paciente) con quimio y radioterapia.

Debido a limitaciones técnicas, una parte de las células madre trasplantadas no presentaban la modificación en el correceptor CCR5 . Ello conllevó que, pese a que el injertó arraigó adecuadamente, no fue posible evitar el rebote virológico tras la interrupción del tratamiento antirretroviral una vez había transcurrido un tiempo de seguridad tras el trasplante de 7 meses, momento en el cual los niveles de CD4 habían vuelto a la normalidad y la carga viral era indetectable.

Así, la carga viral rebotó tras cuatro semanas de interrupción, momento en el que se reinstauró el tratamiento antirretroviral. La prueba de tropismo mostró que en ese momento el VIH seguía teniendo tropismo CCR5, por lo que seguiría siendo incapaz de infectar a las células CD4 modificadas. Ello fue coherente con el porcentaje de células CD4 modificadas genéticamente del paciente, que aumentó durante la fase de rebote virológico a medida que disminuían los niveles de CD4 (ya que el virus solo se replicaba en las células no modificadas, que iba destruyendo). Dicho porcentaje pasó del 2,96% al 4,39%.

En lo relativo a la leucemia, tras 19 meses de seguimiento la enfermedad sigue indetectable y el riesgo de recurrencia se considera bajo .

Los resultados del presente estudio son prometedores y, aunque faltan muchos aspectos técnicos por depurar y volver más eficientes, muestran que la modificación de células madre para que generen células CD4 resistentes al VIH con tropismo CCR5 es factible y se ha confirmado su arraigo en una persona con el VIH.

Aunque esta técnica no será –una vez depurada– una opción para la grandísima mayoría de personas con el VIH por los riesgos que conlleva un trasplante de células madre sanguíneas (especialmente el tratamiento quimioterápico previo necesario para que se pueda llevar a cabo), cabe destacar que aporta notables conocimientos sobre la persistencia de la infección por el VIH y que quizás variantes de esta técnica podrían en un futuro formar parte de estrategias de curación aplicables a un mayor número de personas con el VIH.

Fuente: POZ / Elaboración propia (gTt-VIH ).

Referencia: Xu L, Wang J, Liu Y, et al. CRISPR-Edited Stem Cells in a Patient with HIV and Acute Lymphocytic Leukemia. N Engl J Med. 2019 Sep 11. doi: 10.1056/NEJMoa1817426. [Epub ahead of print]

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Servicio de Consultas sobre Hepatitis Virales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30