gTt-VIH

  1. La noticia del día

EACS 2017: La tasa de coinfección por hepatitis C se reduce a la mitad en personas con el VIH españolas

Se observan problemas de acceso a los tratamientos de la hepatitis C en el sur, centro y este de Europa

Un estudio refleja que España ha logrado un importante avance en el control de la coinfección por el virus de la hepatitis C (VHC) entre personas con el VIH, reduciéndose su prevalencia a la mitad desde el año 2015, según se ha afirmado en la XVI Conferencia Europea del Sida (EACS 2017), celebrada a finales de octubre en la ciudad de Milán (Italia).

Los investigadores analizaron los datos de personas atendidas en 43 hospitales españoles, hallando una reducción importante del número de personas con VIH coinfectadas por VHC desde el año 2009 (donde representaban prácticamente un tercio del total de infecciones) hasta el 12% del total en 2016. La reducción más marcada se produjo entre finales de 2015 y finales de 2016, donde la prevalencia se redujo en un 47% (del 22% al 12%).

Desde inicios de 2016, el sistema sanitario público español proporciona antivirales de acción directa a todas aquellas personas con fibrosis significativa (estadio F2 según la escala Metavir) o estadios más avanzados de la enfermedad hepática, además de –independientemente de su grado de fibrosis- a aquellas personas con manifestaciones extrahepáticas o con elevado riesgo de transmisión del virus hepático.

El presente estudio, realizado por el Grupo de Estudio del Sida (GeSIDA), tuvo un diseño transversal con el objeto de compararlo con otros análisis transversales realizados en años previos. El total de población con VIH entre octubre y noviembre de 2016 atendida en los 43 centros era de 38.904, de la que se tomó una muestra de 1.588 participantes. El 35% eran hombres que practican sexo con hombres (HSH) y el 30% eran personas que adquirieron el VIH a través del uso de drogas intravenosas. Los resultados fueron comparados con los de otros análisis transversales realizados en los años 2002, 2009 y 2015.

Mientras que el 61% de la muestra del año 2002 tenían anticuerpos frente al VHC, el porcentaje se redujo hasta el 35% en 2016. En lo referente a infección crónica –evaluada mediante la detección de ARN del VHC en sangre- el porcentaje de participantes con resultado positivo paso del 54% en el año 2002 al 34% en el año 2009 y el 12% en 2016.

Una parte de la explicación del descenso en el porcentaje de personas con el VIH infectadas por VHC se debe al descenso del impacto del uso de drogas inyectables como vía de transmisión del VIH –que suponía el 55% de los casos en 2002 y el 30% en 2016-, ya que se trata de una vía de transmisión del VIH con elevado riesgo de transmisión del VHC (algo que no ocurre cuando el VIH ha sido transmitido por vía sexual, ya que el VHC solo se transmite por vía sexual si se siguen determinadas prácticas con riesgo de sangrado tales como el fisting).

Aun así, este cambio en la vía de transmisión del VIH no explicaría la reducción de la prevalencia de la coinfección por el VHC en personas con el VIH que se observó en el estudio, especialmente la reducción a la mitad entre 2015 y 2016, que sí se explicaría por las curaciones del virus hepático derivadas del uso a gran escala de los antivirales de acción directa frente al VHC.

Así, el porcentaje de personas que habían sido tratadas frente al VHC fue del 23% en 2002, del 48% en 2009,  del 59% en 2015 y del 75% en 2016. De las 548 personas con anticuerpos frente al VHC en 2016, el 53% habían curado ya su infección hepática. De las 186 restantes, 41 se encontraban en tratamiento en el momento del sondeo, por lo que, asumiendo una tasa de curación del 95% (algo razonable dada la alta eficacia de los nuevos DAA), la prevalencia a los pocos meses del estudio sería de un 9%.

Un segundo estudio, presentado también durante la EACS 2017, halló que solo la mitad de las personas coinfectadas por el VIH y el VHC en el sur de Europa habrían recibido tratamiento frente al VHC hasta enero de 2015. El porcentaje era aún menor (del 40%) en la Europa Central u Oriental.

El estudio, que contó con la participación de 6.985 personas de la cohorte EuroSIDA, fue diseñado para evaluar la atención de la hepatitis C de personas coinfectadas por el VIH y el VHC en las diferentes áreas geográficas europeas que habían sido diagnosticadas de ambas infecciones antes de enero de 2015.

El 79% de estas personas había realizado una prueba de detección de ARN del VHC para establecer si presentaba infección crónica por VHC (la prueba de cribado previa es de anticuerpos y no permite discernir entre quienes aún tienen la infección por VHC y quienes lograron curar la infección hepática de forma espontánea en el pasado). Ello significa que 1 de cada 5 de estas personas desconocía si su infección por VHC era activa. Al desglosar por áreas, el porcentaje de personas que realizaron la prueba de ARN del VHC en Europa Oriental era del 46%, mientras que en Europa Occidental era del 94%.

Ser inmigrante se asoció a una menor probabilidad de haber realizado pruebas de ARN del VHC, mientras que ser usuario de drogas intravenosas se relacionó con una mayor probabilidad de haberlas realizado.

Del total de la población con anticuerpos, 5.027 personas tenían un resultado positivo en la prueba de ARN del VHC (resultado indicativo de infección crónica). El 45% de las personas con resultados de pruebas de ARN del VHC habían realizado una prueba de genotipado del VHC.

El 45% de las personas con infección crónica por VHC habían realizado un ciclo de tratamiento frente al virus hepático en enero de 2015 (en la mayoría de casos formado por interferón pegilado y ribavirina). Solo el 9% habían recibido DAA.

Aunque 2.079 personas completaron un ciclo de tratamiento, solo se disponía de resultados en 1.305 casos. Solo se dieron 285 casos de curación hasta enero de 2015 (un 5% de quienes fueron diagnosticados de infección crónica por VHC).

Los datos del estudio resultan interesantes porque muestran los resultados hasta el momento en que se extendió el uso de los DAA. Lamentablemente, por motivos económicos la brecha entre las áreas europeas con más recursos y aquellas con menores ingresos que ya se apunta en el presente estudio se verá –a buen seguro- aumentada por causa del elevado precio de los DAA en futuros estudios que evalúen periodos más recientes.

Fuente: HIVandHepatitis / Elaboración propia (gTt-VIH).

Referencias: Berenguer J et al. HIV/HCV coinfection in Spain: elimination is a stone’s throw away. 16th European AIDS Conference. Milan, October 25-27, 2017. Abstract PS9/3, 2017.

Amele S et al. The hepatitis C continuum of care among HIV-infected individuals in EuroSIDA. 16th European AIDS Conference. Milan, October 25-27, 2017. Abstract PS9/1.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Glosario de términos

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30