gTt-VIH

  1. La noticia del día

El daño renal asociado al uso de metadona en personas con VIH sería mayor en mujeres que en hombres

Tener una mayor edad y carga viral detectable favorecerían el deterioro renal

Según un estudio presentado en el encuentro ASM Microbe 2017, que tuvo lugar recientemente en Nueva Orleans (EEUU), entre personas con el VIH que se encuentran en tratamiento de mantenimiento con metadona, las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de desarrollar deterioro de la función renal.

La insuficiencia renal es una alteración de la función de los riñones. Se produce cuando éstos son incapaces de excretar las sustancias tóxicas del organismo de forma adecuada. Diferentes estudios realizados en personas con el VIH muestran que hasta un 30% de ellas pueden desarrollar algún tipo de enfermedad renal y que estas personas tienen un mayor riesgo de insuficiencia renal que las personas sin el VIH (Véase La Noticia del Día 02/09/2009 ). Un amplio ensayo internacional llevado a cabo hace algunos años ya mostró que las mujeres con el VIH tienen mayor riesgo que los hombres con el VIH de desarrollar una enfermedad renal, justamente lo contrario que se observa en la población general.

Con el fin de arrojar más luz sobre las diferencias entre sexos en la manera en que las personas con el VIH manejan el tratamiento de mantenimiento con metadona y su respuesta al tratamiento antirretroviral, investigadores de la Universidad de Varsovia (Polonia) llevaron a cabo un estudio retrospectivo. En este estudio se examinaron los datos de 267 pacientes inscritos en un programa de metadona entre los años 1994 y 2015.

Del total, 83 eran mujeres (31,1%) y 184 hombres (69,1%). Más de la mitad de la muestra fue registrada en el programa con anterioridad a 1999 y la media de la edad al inicio del programa fue de 28 años para las mujeres y de 31 para los hombres (p= 0,018). Setenta y siete mujeres (el 92,8%) y 174 hombres (el 94,6%) se encontraban en tratamiento antirretroviral y 72 mujeres (el 86,7%) y 164 hombres (89,1%) tenían la carga viral indetectable (definida en el estudio como presentar valores inferiores a 50 copias/ml) tras iniciar el tratamiento antirretroviral.

La función renal fue evaluada a través de la tasa de filtración glomerular (TFG), un cálculo que permite conocer la cantidad de sangre que se filtra por minuto. Los valores obtenidos en este cálculo se clasifican en diferentes estadios donde valores inferiores a 60ml/min/1.73m2 indican daño renal.

Los resultados del estudio mostraron que un porcentaje de mujeres mayor al observado en hombres obtuvo valores inferiores a 60ml/min/1.73m2 en la TFG (16,9% frente 5,4%, p= 0,005). Además, los investigadores también observaron que las mujeres con valores detectables de la carga viral tenían más del doble de posibilidades de tener la función renal deteriorada (cociente de probabilidades, [CP]: 2,42; intervalo de confianza del 95% [IC95%]. 0.73-8.04; p= 0,148), aunque la diferencia no alcanzó valores estadísticamente significativos. Aquellas mujeres que tenían mayor edad en el momento del registro en el programa también presentaron una mayor probabilidad de desarrollar deterioro renal (CP: 1,46; IC95%: 1,02-2,08; p= 0,037).

Por otro lado, no se observaron diferencias significativas entre sexos en relación a los valores de la carga viral tras iniciar el tratamiento antirretroviral.

Los resultados del presente estudio ponen de manifiesto que las mujeres con el VIH que se encuentran en un programa de metadona tienen mayores probabilidades que los hombres de desarrollar deterioro de la función renal, lo que parece estar relacionado con presentar valores detectables en la carga viral. El hecho de ser mujer y realizar un uso inyectado de drogas son variables que se asocian a una menor adherencia, lo que afecta a los valores de la carga viral y, por tanto, a las posibilidades de desarrollar problemas en la función renal.

El grupo de expertos espera que los resultados de este estudio tengan un impacto en la atención de las mujeres que viven con VIH, de manera que se tengan en cuenta las diferencias de sexo.

Fuente: MedPage Today/ Elaboración propia ( gTt-VIH)

Referencia: Kowalska JD, Pietraszkiewicz E., Matłosz B., et al. HIV-positive women in methadone program are more likely to have impaired renal function than men. ASM Microbe 2017; Abstract 230.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Consultas sobre tratamientos del VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30