gTt-VIH

  1. La noticia del día

CROI 2017: La virulencia del VIH-2 podría ser mayor de lo que se había estimado hasta ahora

Según un nuevo estudio, hasta el 70% de personas con VIH-2 progresaría a sida pasados los 20 años de infección sin tratamiento

Habitualmente, se ha considerado que el VIH-2 es menos virulento y patogénico que el VIH-1, pero esto podría haber sido una subestimación según los autores de un estudio de la Universidad de Oxford que presentaron sus resultados en la pasada edición de la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI 2017), celebrada recientemente en Seattle (EE UU). Según dichos investigadores, los datos sobre la supervivencia a largo plazo de los individuos con VIH-2 son escasos y esta podría ser la razón por la que sus efectos se han visto minimizados.

A diferencia del VIH-1, que pasó a humanos a través de chimpancés y gorilas, el VIH-2 pasó a humanos a través de los monos Mangabey tiznado o Mangabey gris (Cercocebus atys), unos pequeños primates que habitan en África Occidental. Parece ser que su entrada en humanos fue antes que la del VIH tipo 1 y, por sus diferentes subtipos, se cree que podría haberse dado esta transmisión hasta un total de ocho veces distintas.

Aunque los dos virus siguen las mismas vías de transmisión (sexual, sangre y vertical), lo cierto es que el VIH-2 se cree que es más difícil de transmitir ya que éste no se ha convertido en una pandemia, sino que la infección por este tipo de VIH se encuentra restringida a la zona del África Occidental. La carga viral de las personas con VIH-2 suele ser de una o dos órdenes de magnitud menos que la de las personas con VIH-1, sobre unas 2.500 copias/mL. Además, la progresión de la infección por VIH-2 es más lenta y por eso la velocidad de transmisión también es menor. Esto ha hecho que el VIH tipo 2 se haya visto sobrepasado por el VIH tipo 1.

Los dos virus, aunque actúan de forma similar, son genéticamente muy distintos. Los retrovirus tienen genes de tres tipos: pol, gag y env. Los genes pol y gag del VIH-2 tienen una similitud del 60% con los mismos genes del VIH-1, mientras que los genes env tienen solamente una similitud del 30-40%. Estas diferencias genéticas podrían explicar las diferencias en la patología y virulencia de los dos tipos de VIH.

Joakim Esbjörsson, el autor principal de este estudio de la Universidad de Oxford, explicó en su
ponencia que, según otros autores del campo, solamente el 15-25% de personas con el VIH tipo 2 progresan a sida, y la mayoría de ellos después de los 10 años de infección. Sin embargo, el investigador apuntó a que estos datos son erróneos debido a una subestimación de la progresión a sida y muerte de las personas con el VIH-2.

En su estudio, se siguió un total de 312 personas con el VIH-1 o VIH-2 en una cohorte de policías de Guinea-Bissau que no seguían un tratamiento antirretroviral. En esta cohorte, la media de progresión a sida fue de 6,2 años en el caso de las infecciones por el VIH-1, mientras que fue de 14,3 años para las infecciones por el VIH-2. Esto supone una progresión un 53% más lenta de la enfermedad en personas con el VIH tipo 2.

Por otra parte, la progresión a muerte fue de 8,2 en el caso del VIH-1 y de 15,6 en infecciones por el VIH-2, lo que supone una progresión a muerte de 3,85 veces superior en las personas con el VIH-1.

Aun así, al seguir a estas personas durante el curso de su enfermedad, los autores vieron que a los 20 años de infección el 90% de personas con el VIH-1 se encontraban en fase de sida, mientras que el 70% de las personas con el VIH-2 se encontraban en esa fase. Además, pasados los 25 años de infección, la tasa de mortalidad era de prácticamente el 90% en las personas con el VIH-2. Unos resultados muy superiores a los descritos anteriormente y que contradicen la creencia de que la infección por el VIH-2 raramente progresa a sida y causa la muerte de las personas afectadas.

Este trabajo también estudió la dinámica de las células-T CD4 (las células diana de ambos tipos de VIH). Se observó que el recuento de CD4 era superior en las personas con el VIH-2 tras la infección y que, además, este recuento disminuía más lentamente en comparación a las personas con el VIH-1 (12,8 células/mm3 por año en VIH-2 vs. 22,5 células/mm3 por año en VIH-1).  También se observó que el recuento de CD4 en la fase clínica de sida era superior en las personas con VIH-2, con una media de 237 células/mm3 en el momento del diagnóstico, mientras que en personas con VIH-1 esta media era de 137 células/mm3.

Por tanto, este estudio pone de manifiesto que la infección por VIH-2, aunque tenga una progresión más lenta y una menor transmisión, sigue el mismo patrón de enfermedad que la infección por el VIH-1 y que, por tanto, puede derivar en sida y/o muerte. Los autores indican que estos resultados sugieren que la terapia antirretroviral también sería muy beneficiosa para las personas con infección por el VIH de tipo 2.

Fuente: Aidsmap/ Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia: Esbjörnsson J et al. High rate of disease progression in untreated HIV-2 infection. Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections (CROI 2017), Seattle, abstract 37, 2017. 

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Servicio de Consultas sobre Hepatitis Virales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30