gTt-VIH

  1. La noticia del día

Ser mujer y sufrir violencia de género se asocia a una menor adherencia a la profilaxis preexposición al VIH

El tipo de violencia asociada a una menor adherencia a la PrEP fue la verbal

Según un estudio publicado en la edición digital de Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes y llevado a cabo en África Subsahariana, las mujeres con parejas con el VIH que sufren algún tipo de violencia por parte de sus compañeros tienen un mayor riesgo de tener una baja adherencia a la profilaxis preexposición (PrEP).

Se ha visto que la PrEP reduce el riesgo de infección por el VIH en una amplia variedad de poblaciones incluyendo a hombres gais, hombres heterosexuales, mujeres y usuarios de drogas inyectables. La efectividad de la PrEP está relacionada con la adherencia y la Organización Mundial de la Salud (OMS) así como otras agencias gubernamentales y sociedades científicas recomiendan el uso de PrEP como parte de los programas de prevención integral del VIH dirigido a poblaciones en situación de alto riesgo.

La violencia de género se ha asociado con una mayor incidencia de VIH, con la reducción en el uso del preservativo y con una adherencia subóptima a la terapia antirretroviral. Dado que es posible que esta violencia pudiese afectar también a la adherencia a la PrEP,  se diseñó un estudio con el objetivo de arrojar más luz sobre esta cuestión.  Para ello, los investigadores del estudio Partners PrEP (véase La Noticia del Día 19/07/2011) analizaron los datos obtenidos de 1.785 mujeres sin el VIH que tenían una pareja serodiscordante y estaban inscritas en el estudio. Las participantes tenían una media de edad de 33 años, el 70% había tenido ingresos en los tres meses anteriores, la gran mayoría (el 99%) estaban casadas, la media de duración de las relaciones fue de 13 años y con un tiempo medio de 1,4 años de relación serodiscordante conocida por ambos miembros de la pareja.

Una vez al mes a las participantes del estudio se les preguntaba si habían experimentado violencia por parte de su compañero ya fuera de tipo verbal, físico o económico. También se evaluó la relación entre el maltrato y niveles subóptimos de adherencia a la PrEP donde la adherencia se midió a través del recuento de pastillas (menos del 80% de la dosis se considera baja adherencia) y a través de las concentraciones en sangre de tenofovir (niveles por debajo de 40 ng/ml se consideran baja adherencia). También se llevaron a cabo entrevistas en profundidad con un subgrupo de 7 mujeres que proporcionaron información cualitativa sobre cómo la violencia de género afecta a la adherencia y sobre qué estrategias a nivel individual se utilizan para mantener la adherencia a la PrEP en el contexto de relaciones donde hay presencia de violencia.

Durante los 35 meses de seguimiento, 288 mujeres (16%) informaron de haber sido objeto de violencia en 437 visitas del estudio (lo que representa un 0.7% del total de visitas). Entre estas mujeres, el 69% comunicó violencia en una visita, el 20% en dos visitas, el 7% en tres visitas y el 5% en cuatro visitas o más. El tipo de violencia más común por parte del compañero fue la verbal, seguida de la física y la económica.

En comparación con las mujeres que no habían sido maltratadas, las que comunicaron haber sido objeto de violencia en el mes anterior tuvieron menos probabilidades de haber mantenido relaciones sexuales con su pareja (69% frente a 81%); sin embargo, tuvieron más probabilidades de mantener relaciones sexuales sin preservativo (22% frente 13%) y de que sus compañeros tuvieran relaciones sexuales fuera de la pareja ( 20% vs. 15%)

El nivel de adherencia –evaluado a través del recuento de comprimidos– fue alto (95%) entre la mayoría de mujeres a pesar de que algunas reportaron violencia. En el 7% de las visitas se halló una adherencia subóptima en relación con el recuento de comprimidos y el 32% de los análisis de las concentraciones de tenofovir en plasma se sitúo por debajo de una adherencia subóptima.

En general, el 50 % de las mujeres que refirieron haber sufrido algún episodio de violencia en los 3 meses anteriores tenían más probabilidades de tener niveles subóptimos de adherencia a la PrEP, siendo estos resultados consistentes tanto si la adherencia fue medida por el recuento de pastillas o por la concentración de tenofovir en plasma. Sin embargo, pasados tres meses la relación entre violencia y adherencia dejó de ser significativa.

Cuando se consideraron por separado los diferentes tipos de violencia, los investigadores hallaron una relación significativa entre adherencia subóptima y violencia tanto verbal como económica. La relación entre baja adherencia y violencia física no fue significativa; sin embargo, cuanto mayor fue la frecuencia de maltrato físico la adherencia al tratamiento resulto más baja.

Entre las participantes del estudio se produjeron un total de 48 nuevas infecciones, no obstante, el haber sufrido violencia no incrementó de manera significativa el riesgo de seroconversión.

Algunas de las razones que las participantes del estudio verbalizaron durante las entrevistas en profundidad para tener una baja adherencia al tratamiento fueron el estrés, el olvido, escaparse de casa dejándose la medicación y que el compañero tirase la medicación. Entre las estrategias que utilizaron las mujeres para superar estos retos y así poder mantener una alta adherencia, se incluyeron enviar a los hijos/as a recuperar las pastillas que habían sido tiradas a la basura o explicarle los hechos al personal sanitario para que así pudieran ofrecerles terapia de reemplazo.

Los datos del presente estudio ponen de manifiesto la importancia de considerar que las mujeres que son objeto de violencia de géneros podría ver comprometida su adherencia a la PrEP. Por ello, resulta importante considerar este aspecto a la hora desarrollar programas de la PrEP en colectivos en situación de alto riesgo de infección por el VIH. Los ejemplos de estrategias utilizadas por las participantes para mantener una buena adherencia podrían ayudar a desarrollar intervenciones eficaces.

Fuente:  Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia: Roberts ST, Haberer J, Celum C, et al. Intimate partner violence and adherence to pre-exposure prophylaxis (PrEP) in African women in HIV serodiscordant relationships: a prospective cohort study. J Acquir Immune Defic Synr, online edition. DOI: 10.1097/QAI.0000000000001093, 2016.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Consultas sobre tratamientos del VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30