gTt-VIH

  1. La noticia del día

La vacuna contra el VPH podría reducir la recurrencia de lesiones anales precancerosas en HSH

La disminución del riesgo fue de más del 50% durante los dos primeros años tras la vacunación

La vacuna tetravalente contra el virus del papiloma humano (VPH), comercializada bajo el nombre de Gardasil®, podría reducir de forma sustancial el riesgo de recurrencia de las lesiones precancerosas en hombres que practican sexo con hombres (HSH) sin VIH. Esta es la conclusión principal a la que ha llegado un equipo de investigadores estadounidense en un artículo publicado en la edición digital de Clinical Infectious Diseases

Los subtipos del VPH de riesgo elevado son la causa principal tanto del cáncer de cuello de útero como del cáncer anal. La vacuna tetravalente Gardasil® ha probado su eficacia en la prevención de la infección por dichos subtipos, pero la práctica totalidad de los estudios llevados a cabo con HSH se habían realizado con la participación de jóvenes sin historial de infección por el papilomavirus.

Para explorar la potencial utilidad de la vacuna en hombres que ya habían padecido dicha infección, los autores del presente estudio incluyeron a 202 HSH de mediana edad, sin VIH, que tenían historial de tratamiento de lesiones precancerosas por VPH.

El 44% de los participantes fueron vacunados con Gardasil®, mientras que el resto de hombres no recibió la vacuna. Los investigadores compararon las tasas de recurrencia de lesiones precancerosas en ambos grupos uno, dos y tres años después de la vacunación. El estudio tuvo lugar entre 2007 y 2010.

Una diferencia a tener en cuenta entre ambos grupos fue cierta discrepancia en la mediana de edad de los dos grupos (37 y 42 en los grupos con y sin vacuna, respectivamente; p= 0,02).

Un total de 12 hombres vacunados y 35 no vacunados experimentaron recurrencia de las lesiones precancerosas durante el ensayo. Este hecho se correspondió con unas tasas de 10,2 y 15,7 casos por cada 100 persona-años en los grupos con y sin vacuna, de forma respectiva.

Al analizar los datos a los dos años de la vacunación, los autores hallaron una reducción significativa (p= 0,05) de las tasas de recurrencia debido al uso de Gardasil®.

Tras un análisis multivariable, se observó que la infección por subtipos de alto riesgo del VPH constituyó un factor de confusión significativo en los tres intervalos evaluados.

El efecto protector de la vacuna en el mismo análisis solo se mostró significativo tras uno (p= 0,01) o dos años (p= 0,05), pero no a los tres años de recibir la vacuna (p= 0,06).

Al restringir el análisis a los participantes que tenían subtipos del VPH de riesgo elevado, se apreció que, en este subgrupo, el 45% de los hombres fueron vacunados.

En el subgrupo de varones infectados por subtipos del VPH de alto riesgo, la tasa de recurrencia en los vacunados fue de 15,4 casos por cada 100 persona-años, mientras que en los hombres no vacunados fue de 28,3 casos por cada 100 persona-años.

La reducción del riesgo proporcionada por la vacuna que se observó en este subgrupo fue del 60% al año de la vacunación (cociente de riesgo [CR]: 0,40; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 0,19 - 0,86; p= 0,02), del 53% al segundo año (CR: 0,47; IC95%: 0,22 - 1,00; p= 0,05) y del 52% al tercer año (CR: 0,48; IC95%: 0,22 - 1,04), aunque en este último caso no se alcanzaron valores significativos (p= 0,06).

Los investigadores concluyeron que, aunque Gardasil® redujo el riesgo de recurrencia, dicha reducción no parece tener el mismo impacto sobre los diversos tipos de recurrencia, hecho que podría ser debido a recurrencias causadas por subtipos del VPH que no son de alto riesgo o por la integración del genoma viral en las células huésped, momento tras el cual la vacuna perdería efectividad.

De todos modos, si estos resultados son confirmados por medio de un ensayo clínico de distribución aleatoria controlado con placebo, podrían conllevar una extensión de la indicación de la vacuna anti-VPH y permitir su empleo como terapia complementaria al tratamiento estándar actual de las lesiones anales precancerosas en hombres que practican sexo con otros hombres.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia.
Referencia: Swedish KA, et al. Prevention of recurrent high-grade anal neoplasia with quadrivalent human papillomavirus vaccination of men who have sex with men: a nonconcurrent cohort study. Clin Infect Dis, online edition. DOI: 10.1093/cid/cir1036, 2012 (click here for the free abstract).

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





¿Se puede tratar la lipodistrofia en la cara? ¿Lo cubre la Seguridad Social?

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30