gTt-VIH

  1. La noticia del día

Buenos resultados de VX-135 y daclatasvir sin interferón pegilado ni ribavirina en VHC de genotipo 1

Daclarasvir será revisado por la EMA de forma acelerada, por lo que su aprobación podría tener lugar en los próximos meses

Los primeros resultados de un estudio de fase IIa llevado a cabo con dos nuevos agentes contra el virus de la hepatitis C (VHC) en investigación resultan prometedores: la combinación del inhibidor del complejo de replicación NS5A daclatasvir y el inhibidor de la polimerasa análogo de nucleótido VX-135 obtendría tasas de respuesta virológica sostenida a las 4 semanas de finalizar el tratamiento de un 83% en personas con VHC de genotipo 1 sin experiencia en tratamientos. Además, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha concedido el estatus de “revisión acelerada” a la solicitud de aprobación de daclatasvir para el tratamiento de la infección por VHC de genotipos 1, 2, 3 o 4.

El presente estudio de fase IIa evaluó la combinación formada por VX-135 (antes conocido como ALS-2200), del cual se anunciaron buenos resultados tiempo atrás (véase La Noticia del Día 05/10/2012) y el prometedor daclatasvir, un fármaco pangenotípico, es decir, que presenta actividad frente a los cuatro principales genotipos del VHC y de elevada eficacia –especialmente junto a sofosbuvir, aunque la investigación conjunta se detuvo en la fase II por pertenecer ambos fármacos a compañías farmacéuticas diferentes (véase La Noticia del Día 16/07/2012), algo que la EMA ha intentado compensar a través de sus recomendaciones de uso compasivo (véase La Noticia del Día 04/12/2013)-.

Las dos primeras cohortes del estudio evaluaron dosis en una toma diaria de 100 o 200mg, respectivamente, de VX-135, en ambos casos junto a una toma diaria de 60mg de daclatasvir. La duración del tratamiento fue de 12 semanas y no incluyó ningún otro fármaco (se trata, pues de una combinación libre de interferón pegilado y ribavirina).

Un total de 23 personas con VHC de genotipo 1, sin experiencia en tratamientos y sin cirrosis hepática participaron en estas dos cohortes. Más del 75% de los participantes tenía VHC de subtipo 1a (con peor respuesta al tratamiento que el 1b).

La mayor parte de los eventos adversos observados en el estudio fueron leves. Los más frecuentes, observados en más del 10% de los participantes, fueron fatiga, dolor de cabeza y náuseas.

En la cohorte con 200mg de VX-135, según un análisis por intención de tratar, el 58% (7 de los 12 integrantes del grupo) de los participantes tenía carga viral indetectable del VHC a las cuatro semanas de iniciar la terapia (respuesta virológica rápida [RVR]) y el 83% (10 de los 12 integrantes) tenía indetectabilidad viral 4 semanas después de finalizar el tratamiento (RVS4). Un participante del grupo experimentó un efecto adverso de intensidad grave (náuseas), hecho que le llevó a tener que interrumpir el tratamiento y a ser uno de los dos que no alcanzaron RVS4. El otro participante que no alcanzó RVS4 experimento recidiva dentro de las cuatro semanas posteriores a la finalización del tratamiento.

En la segunda cohorte evaluada, con 100mg diarios de VX-135, tras el análisis por intención de tratar, el 73% de los integrantes (ocho de las once personas) alcanzó RVR y el mismo porcentaje obtuvo RVS4. De los tres participantes que no alcanzaron RVS4, dos experimentaron rebrote virológico durante el tratamiento y uno experimentó recidiva durante las cuatro semanas posteriores a la finalización del mismo.

Aunque obtener RVS4 no es sinónimo de curación, es un buen factor de predicción de la eficacia del tratamiento y, por lo tanto, de dicha curación. Además, el hecho de que el tratamiento evaluado no contenga ni interferón pegilado ni ribavirina –junto a su corta duración- lo convierte en una alternativa interesante para una gran mayoría de las personas con VHC de genotipo 1 –especialmente para aquellas intolerantes a interferón o inelegibles para el tratamiento con ribavirina y/o interferón-.

En otro orden de cosas, Bristol-Myers Squibb, compañía farmacéutica propietaria de daclatasvir, anunció el pasado ocho de enero que la EMA concedió al fármaco estatus de “revisión acelerada” para, en combinación con otros agentes de acción directa, el tratamiento de la infección por VHC de genotipos 1, 2, 3 o 4. Si, como es de esperar, daclatasvir es aprobado por la EMA, se abrirá la puerta a terapias libres de interferón y ribavirina con el fármaco, incluida la antes comentada combinación con sofosbuvir. No obstante, es de prever que las compañías farmacéuticas intenten favorecer combinaciones de productos propios por medio de la política de precios, de manera que la tan prometedora combinación sofosbuvir/daclatasvir sea inviable económicamente o solo asumible para casos puntuales o para personas con elevado poder adquisitivo que puedan permitirse tratarse en la sanidad privada y pagar el tratamiento de forma íntegra.

Fuente: HIVandHepatitis / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencias: Comunicado de prensa de Vertex 09/01/2014.
Comunicado de prensa de Bristol-Myers Squibb 08/01/2014.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Contactos para personas con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!